Procurar no ser obeso nada tiene que ver con estética

by herbalife on 24/10/2015

in Obesidad - adelgazar,Salud

 

Procurar no ser obeso nada tiene que ver con estética

¿Se puede regular el sobrepeso?, el 71 por ciento de las personas desconoce los verdaderos efectos que tiene el sobrepeso en el cuerpo.

vanguardia.com.mx.-Diana Caballero.

Comer en exceso puede volverte gordo, la mayoría de las personas conocen esta norma pero quizás no toman en cuenta que el sobrepeso abarca un área mucho mas amplia en el cuerpo humano, que una simple cuestión estética.

Cuando la grasa se acumula en el cuerpo se adhiere debajo de los músculos, entre los órganos recubre los huesos y, si esta excede los requerimientos básicos, se mantiene como tejido adiposo que impide el correcto funcionamiento de todos estos.

La grasa en el cuerpo genera enfermedades porque detiene el movimiento natural del mismo e inflige daño a todos los órganos. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el sobrepeso y la obesidad cobran más vidas que la insuficiencia ponderal. En el 2014 existían 1900 millones de adultos con sobrepeso y 600 millones eran obesos.

Consumers International (CI) dió a conocer con una encuesta que más del 80 por ciento de la población no es consciente del gran impcacto que la mala alimentación tiene para la salud pública general. Esta investigación fue realizada en Brasil, Estados Unidos, China, Países Bajos, Egipto y la India, y buscaba identificar las creencias populares que las personas tienen en relación a la comida y su ingesta descontrolada.

La alimentación no saludable contribuye a más muertes que la guerra, el tabaquismo, la malaria o el SIDA, de acuerdo con CI, solo un 18 por ciento de los encuestados conocía estos datos. Este proyecto forma parte de uno de los tantos trabajos que están siendo puestos en marcha, para ayudar a los consumidores a responsabilizarse de su alimentacion.

La Asamblea Mundial de la Salud, celebrada del 18 al 26 de mayo por la OMS, tiene la difícil tarea de buscar soluciones al pesado problema de salud que deviene de la modernidad. Hasta el momento, se ha trabajado por reducir los niveles de grasa, azúcar y sal en los alimentos cotidianos desde fábrica, la comercialización de ciertos alimentos se ha regulado para el consumo infantil y se ha manejado un plan de intervención a primer nivel que informa sobre las consecuencias que puede acarrear el sobrepeso y la obesidad.

Aun cuando los resultados indican que para el 71 por ciento de las personas, una alimentación saludable es “muy importante”, las cifras acotan que la prevalencia mundial de la obesidad se ha multiplicado por más de dos entre 1980 y 2014 generando un total de 42 millones de niños menores de cinco años de edad con sobrepeso.

Amanda Long, directora general de Consumers International, comentó que su “estudio sugiere que pocas personas entienden la magnitud de la crisis de salud que enfrentamos”.

La alimentación poco saludable contribuye a once millones de muertes al año y su rango está por sobre el tabaco como la principal causa mundial de enfermedades no transmisibles prevenibles -le siguen corazón y cáncer-.

En aras de proteger y promover la alimentación saludable, se busca que la OMS apruebe un conjunto de políticas, similares a la Convención Marco para el Control de Tabaco, con los productos alimenticios que peor impactan a la salud; éstas normas incluirían:

Restricciones a la comercialización de alimentos poco saludables a los niños

Mejor etiquetado nutricional

Reformulación de los alimentos procesados para reducir la grasa, azúcar y sal

Uso de herramientas fiscales para apoyar el consumo de alimentos saludables

De acuerdo a CI, urge contar con el respaldo de un instrumento internacional que permita luchar contra la no regulación de etiquetados, publicidad, alimentos y bebidas en las escuelas y promueva impuestos para aquellos productos chatarra.

Las grandes corporaciones se oponen a este tipo de regulación bajo el argumento de que éstas representan barreras para el comercio; lo cierto es que tratar con las consecuencias que la obesidad acarrea al sector salud le cuesta a la economía mundial 2 mil millones de dólares al año, cantidad que no alcanza a compararse con los ‘ingresos’ que este comercio proporciona.

 

Comments on this entry are closed.

Previous post:

Next post:


Estadisticas