PREGUNTA DEL MILLÓN: CADA CUANTO LAVAR LAS TOALLAS

by herbalife on 04/11/2016

in Hogar,Tips y trucos

PREGUNTA DEL MILLÓN: CADA CUANTO LAVAR LAS TOALLAS

Esta es la típica pregunta que siempre nos realizamos, ¿cuando lavar las toallas y la ropa de cama? Sigue leyendo para saber cada cuanto hay que cambiar este tipo de ropa.

¿Cada cuánto hay que lavar las sabanas y toallas? ¿Cada dos semanas? ¿Un mes? ¿Todos los días?

Antes de responder a la pregunta acerca de la frecuencia con que hay que lavar las sábanas y toallas, es necesario que sepas qué los microorganismos se pueden acumular en la ropa de cama o en el baño.

Entre los tejidos es posible acumular:

  • Ácaros
  • Bacterias
  • Piel muerta
  • Suciedad
  • Polvo
  • Secreciones secas (como la saliva y el sudor)
  • Diminutos insectos
  • Restos de maquillaje
  • Polen
  • Hongos
  • Caspa
  • Partículas de plantas y animales

La revista “Salud de la Mujer” llevó a cabo una encuesta donde preguntaba a las mujeres cada cuanto cambiaban o limpiaban ciertas partes de la casa.

La mayoría de las mujeres respondieron que cambiaban las sabanas y toallas una vez a la semana y un tercio de las encuestadas nunca cambiaban las almohadas de la cama. También respondieron que los edredones y mantas las lavaban una vez al año durante los cambios estacionales de invierno, cuando las mantas y la ropa se almacenan en el comienzo del verano.

Algo diferente ocurre, por ejemplo, con los cojines del sofá o el forro del sofá, ¿Por qué?

Sobre este tema, el director de microbiología clínica del Centro Médico Langone, en Nueva York, indicó que como mínimo, habría que lavar estos enseres una vez por semana.

Esta frecuencia de lavado podría ser mayor en el caso de que un miembro de la familia estuviese enfermo, durmiese desnudo o si las temperaturas fueran demasiado altas.

No sólo son las sábanas y las toallas el centro de los virus y las bacterias. Otros objetos que usamos a diario pueden transmitir enfermedades.

Paños de cocina

Terminamos de lavar los platos y los secamos con un paño, el mismo que usamos para limpiar la encimera o mesa de cocina. Esto es algo bastante común, pero no es correcto. ¿Sabes cuántos gérmenes se pueden quedar en tu cubertería si utilizamos el mismo trato para limpiar o secar varias partes de nuestra cocina?

Los paños de cocina son los objetos que están más expuestos a los microorganismos.

Según dicen los expertos, los trapos de cocina deben lavarse después de cada uso con una solución desinfectante. Deben limpiarse en la lavadora una vez a la semana con bicarbonato de sodio en lugar de detergente.

Alfombra de baño

Al salir de la ducha, por lo general caminamos sobre una alfombra para no mojar el suelo. Lo que normalmente hacemos es dejar secar la alfombra para usarla la siguiente vez.

Esto está mal hecho, se recomienda lavar la alfombra una vez a la semana o cada 15 días. Si el baño es demasiado húmedo, es necesario lavar la alfombra dos veces a la semana.

Toalla de baño

Las toallas de baño son muy gruesas y con ellas nos secamos todo el cuerpo, es por eso que a menudo tienen ese olor característico a humedad.

Además de lavarlas una vez a la semana o cada tres usos, es aconsejable hacerlo con vinagre en lugar de jabón, puesto que el detergente reduce la capacidad de absorción de la toalla. Es también buena idea dejarlas secar al sol.

Cortinas

Las cortinas acumulan polvo y están en contacto con los microorganismos que se mueven a través del aire en interiores y exteriores. Si dispones de un conjunto de cortinas para el invierno y otro para el verano, lo mejor es lavarlas cada final de temporada.

Comments on this entry are closed.

Previous post:

Next post:


Estadisticas