Muchos adultos mayores con pérdida auditiva sufren depresión [24-8-15]

by herbalife on 24/08/2015

in Adulto mayor,Salud

[23-8-15]

Muchos adultos mayores con pérdida auditiva sufren depresión

Las personas mayores de 65 años pueden sufrir la disminución de la audición por un compromiso del sistema nervioso.

terra.cl

Cerca del 100% de adultos mayores que sufren de pérdida auditiva tienden a sufrir de algún grado de depresión, que es normalmente provocada por el aislamiento del núcleo familiar.

Las personas mayores de 65 años pueden sufrir la disminución de la audición por un compromiso del sistema nervioso o por su propio estilo de vida, según el trabajo y la actividad que hayan realizado.

Además, hay afecciones que impactan la pérdida de audición, como la Enfermedad de Ménieré, la hipertensión, trastornos de metabolismo como la diabetes, entre otros males crónicos o degenerativos.

A su vez, toda enfermedad que afecte al sistema microcirculatorio compromete al oído, como la artritisreumatoidea, que desarrolla un proceso inflamatorio llamado vasculitis.

“Durante los primeros años de la edad madura, la pérdida auditiva afecta en mayor proporción a las mujeres, mientras que a partir de los 80 años, la proporción se vuelve equitativa entre ambos géneros”, señaló el Dr. Mario Sáenz Muñante, Médico otorrinolaringólogo.

Pero es importante destacar que, sumada a la pérdida de la audición, se produce de forma casi paralela una disminución de la capacidad de comprensión de la palabra, agravando la situación del adulto mayor.

“Ambos factores perjudican la comunicación y son los que favorecen el desarrollo de trastornos depresivos, producidos porla frustración de no escuchar y no entender lo que dicen los demás”, indicó el Dr. Mario Sáenz Muñante.

De acuerdo al Dr. Sáenz Muñante, en una situación de pérdida auditiva, quienes acuden primero a la cita médica son los familiares del adulto mayor, mostrando su preocupación debido a la pérdida de la capacidad de escuchar.

Esto debido a que, en muchos casos, la familia está interesada en que el adulto mayor siga relacionándose en el ámbito familiar con normalidad. Una persona que no interactúa con la familia, se aísla y se convierte en dependiente.

Por ello, para evitar que la disminución auditiva avance agresivamente y pueda provocar la sordera total, se debe realizar una logoaudiometría, prueba de carácter complementario que permite medir la capacidad de audición y de comprensióndel lenguaje oral.

“En muchos casos, la prueba dará como resultado la necesidad de que el adulto mayor empiece a utilizar un par de audífonos que mejoren sus niveles de audición y que permitan a la vez la reintegración al círculo familiar y social”, destacó el Dr. Sáenz Muñante.

El Dr. Sáenz Muñante recordó que la audición es binaural y, además de favorecer la identificación de la procedencia de los sonidos, suma positivamente en la discriminación de las palabras.

Para los adultos mayores, el especialista sugiere el uso de un audífono con una prótesis hecha a la medida del paciente, de preferencia en modelo retroarticular, ya que es más fácil de manejar y, al ser más grande, hace más difícil que el adulto mayor lo pierda de vista.

“Es importante que, frente a cualquier signo que pueda evidenciar un grado progresivo o súbito de  pérdida auditiva en el adulto mayor, como el incremento en el volumen del televisor o de la voz al hablar, se acuda rápidamente al especialista, de modo que se minimice el impacto en su estado de ánimo y socialización”, puntualizó el Médico Otorrinolaringólogo.

Comments on this entry are closed.

Previous post:

Next post:


Estadisticas