Los mejores alimentos para un corazón sano [23-8-15]

by herbalife on 23/08/2015

in Salud,Vascular

 [23-8-15]

Los mejores alimentos para un corazón sano

muyinteresante.es

Las nueces

Las nueces son uno de los mejores alimentos para nuestro corazón. Una dieta rica en nueces y cacahuetes está asociada a una menor mortalidad y, en concreto, a un menor riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular, según un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Vanderbilt en Nashville (EE..UU.) y publicado en la revista JAMA Internal Medicine. Sus efectos positivos son gracias a sus altos niveles de ácidos grasos Omega-3, que protegen el corazón.}

El brócoli

Aparte de ser un alimento estupendo para combatir el cáncer también lo es para nuestro corazón. Y es que tanto las frutas como las verduras nos proporcionan vitaminas, minerales, fibras, antioxidantes, polifenoles, fitoesteroles, agua, enzimas… todo ello nos previene de enfermedades cardiovasculares entre otras cosas. Gracias al ácido fólico, al zinc, al hierro, al calcio, a la vitamina K y a los antioxidantes que contiene, el brócoli es un alimento que ayuda a reducir el riesgo de accidentes vasculares.

El chocolate negro

Los beneficios del sabroso chocolate negro, en dosis moderadas, tampoco dejan de aparecer. Uno de ellos, según un estudio publicado en la revista The FASEB Journal. es que ayuda a restaurar la flexibilidad de las arterias y también evita que los leucocitos se peguen a las paredes de los vasos sanguíneos. Ambas circunstancias son determinantes en la ateroesclerosis (la forma más común de arteriosclerosis).  Los flavonoides del cacao contienen metabolitos que promueven una circulación sanguínea saludable y polifenoles que reducen la inflamación y el riesgo de arterosclerosis. Lo mejor, chocolate con al menos 70% de cacao.

Las fresas

Para reducir el riesgo de un ataque al corazón nada mejor que las fresas (y también los arándanos). Un estudio de la American Heart Association publicado en la revista Circulation, concluyó que comer tres o más porciones de arándanos y fresas a la semana puede ayudar a las mujeres a reducir hasta un tercio el riesgo de sufrir un ataque al corazón. Y es que las fresas contienen flavonoides, que contribuyen a dilatar las arterias, protegen el endotelio (la capa interior de los vasos sanguíneos) y controlan la tensión arterial.

El curry

Aparte de beber 2 litros de agua al día y reducir la ingesta de azúcares, el curry puede ser otro buen aliado de la salud de nuestro corazón. Este condimento, ayuda a reducir la inflamación del  corazón y las probabilidades de sufrir insuficiencia cardíaca e hipertensión. La presencia de elementos antioxidantes (curcumina) son los responsables de que esta especia típica de la cocina hindú sea tan beneficiosa para nuestra salud cardiovascular.

El té verde

El té verde estimula nuestro cerebro y nos ayuda a combatir el sobrepeso. Por si esto fuera poco, esta bebida llena de antioxidantes combate el cáncer (tanto el de piel, mama, pulmón, colon, esófago y vejiga) y reduce el riesgo de enfermedades cardíacas. Lo ideal, según la Fundación Española del Corazón, es tomar una o dos tazas de té al día, ya que contribuye a disminuir los niveles altos de grasa en la sangre.

El aceite de oliva es bueno

Según la Fundación Española del Corazón la ingesta diaria de aceite de oliva ayuda a proteger la salud cardiovascular gracias a su composición en ácidos grasos y por sus antioxidantes. Y es que el aceite de oliva contiene grasas monoinsaturadas,  esto es, cardiosaludables. Si utilizamos aceite de oliva virgen extra además añadiremos vitamina E y polifenoles (antioxidantes) que mejoran la hipertensión, bajan el colesterol LDL (o colesterol malo) y suben los niveles del colesterol bueno.

El salmón

El pescado es un alimento proteico con un alto valor biológico, ya que tiene pocas calorías y poca grasa. Según un estudio publicado en la revista Journal of the American College of Cardiology comer habitualmente pescado es la clave para mantener un corazón sano, ya que ayuda a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos e incrementa la fluidez de la sangre. Lo recomendable, entre 2 y 3 veces por semana.

El vino tinto

En cantidades moderadas el vino tinto es un auténtico estandarte de la buena salud. Tomar una copa de vino en las comidas es cardiosaludable, ya que sus antioxidantes le dan un efecto antiinflamatorio y vaso dilatador que previene el daño vascular, según explica la Fundación Española del Corazón.

Las legumbres

Estudios recientes han demostrado que aquellas personas que consumen legumbres diariamente tienen un 22% de menos riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas que aquellos que las consumen muy de vez en cuando. Lo cierto es que sus proteínas de gran calidad y su poca grasa favorecen unos niveles de colesterol en sangre muy saludables.

Las naranjas

Para mantener un corazón sano, zumo de naranja natural. Gracias a su zumo aporta al organismo flavanonas que reducen factores de riesgo cardiovascular. Tanto la naranja como el zumo de naranja natural recién exprimido aportan antioxidantes y fibra que favorecen la salud cardiovascular.

El ajo

Es quizá uno de los alimentos más conocidos que relacionamos con la salud del corazón. Según una investigación de la Escuela de Medicina de la Universidad Emory (EE.UU.) el trisulfuro de dialilo, un compuesto del aceite de ajo, ayuda a proteger el corazón durante la cirugía cardíaca y también tras  un ataque al corazón. El ajo (y también la cebolla) reducen la tensión y la placa arterial, protegiendo nuestro corazón y equilibrando el colesterol. Aunque no sea de lo más apetecible, lo más recomendable es comerlo crudo.

 

Comments on this entry are closed.

Previous post:

Next post:


Estadisticas