Los antiácidos comunes elevan la acidez estomacal [28-10-15]

by herbalife on 28/10/2015

in Farmacos - Medicamentos

 

Los antiácidos comunes elevan la acidez estomacal

La acidez estomacal es muy común en nuestra población. Mucho se le adjudica a la alimentación tan condimentada, grasosa, picosa o incluso, cuantiosa. Sin embargo, es un síntoma que puede presentar cualquier persona sana, hasta una vez al mes, y por ello no se le da tanta importancia y se le trata con antiácidos que sólo eliminan el malestar de manera fugaz, pero que provocan que cuando regrese, se intensifique el problema, por ello es de vital importancia tener un diagnóstico y tratamiento correcto.

Los malestares estomacales suelen percibirse de manera muy superficial por toda la población. “Cuando nos sentimos mal del estómago por cualquier causa, disminuimos –si bien nos va- la ingesta de alimentos grasosos  o pesados y nos tomamos una solución rápida”, comentó el Dr. Adolfo Sáez, Cirujano General. Sin embargo, no se elimina el mal, ni se protege al estómago. Tal es el caso de la acidez estomacal.

La acidez es una especie de quemazón o ardor en el estómago que sube hasta la laringe. No es en si misma una enfermedad, pero si se repite de manera frecuenta es posible que provoca serios trastornos.

Esta acidez se presenta cuando se está comiendo copiosamente o mientras se está acostado. La sensación puede durar unos pocos minutos o unas pocas horas. Y sucede cuando la comida pasa a través de una apertura entre el esófago y el estómago. Cuando este orificio no se cierra una vez que ha pasado la comida, el ácido que está en su estómago puede atravesar la apertura y llegar hasta su esófago. Esto se llama reflujo. El ácido del estómago puede irritar el esófago y causar acidez estomacal.

“Cuando se percibe esto, suele recurrirse a los antiácidos que eliminan el malestar en el momento, sin embargo, es muy importante que si le sucede a menudo, acuda mejor con un médico especialista a que le haga un diagnóstico correcto y le ofrezca el tratamiento adecuado”, agregó el Dr. Sáez. Ya que los que eliminan el malestar por lo general los medicamentos que eliminan el ácido de manera inmediata, provocan que regrese más fuerte. Sin embargo, hay otros más específicos para ese problema en particular como es el caso de Riopan, que regresan el equilibrio al estómago, ofreciendo un efecto de larga duración para ayudar a restaurar la barrera mucosa del estómago. Además tiene un efecto de amortiguamiento, debido a que equilibra el PH gástrico a la normalidad, lo que significa que regresa el equilibrio al  estómago y evita que en los siguientes eventos de acidez, ésta se presente de manera exacerbada.

Otros síntomas que acompañan al reflujo son la disfagia o dificultad para tragar, que puede producir cierto dolor. Esta alteración puede producirse en los casos más graves o incluso podría ocasionar daños más severos en la mucosa, incluyendo cáncer. Junto con la disfagia puede producirse un dolor en el pecho, a la altura del esternón; es importante no confundirlo con una angina de pecho o un infarto.

Las recomendaciones para disminuir la acidez estomacal van dirigidas hacia el consumo de alimentos, por ejemplo:

  • Comer de manera lenta y los bocados en pocas cantidades. Incluso, lo idea es hacer 6 comidas al día en pequeñas raciones.
  • Evitar los alimentos muy calientes o frías suelen ser muy irritantes para la mucosa gástrica
  • Si come carne roja, evite la que esté muy tostada pues es más irritante. Prefiera aquellas hervidas, y mucho mejor, las carnes blancas, ya que se digieren más
  • De las grasas, las menos
  • Disminuya productos irritantes como café, fibras crudas, condimentos fuertes, alcohol, tabaco, etc.
  • Lo primordial, al primer síntoma, acuda con su médico y evite los remedios que ofrecen soluciones inmediatas y milagrosas

También el uso continuado de analgésicos perturba la defensa y reparación de la mucosa estomacal, haciéndola más susceptible al ataque ácido.

Sin embargo, más allá de las causas, se dan habitualmente conductas y hábitos que predisponen a padecer estos trastornos. Estos hábitos pueden ser cambiados teniendo la suficiente información.

 

Comments on this entry are closed.

Previous post:

Next post:


Estadisticas