Los adolescentes que son víctimas de acoso escolar pueden sufrir traumas prolongados [29-08-15]

by herbalife on 29/08/2015

in Familia,Psicologia,Salud

 

Los adolescentes que son víctimas de acoso escolar pueden sufrir traumas prolongados

Los investigadores hallaron síntomas del trastorno por estrés postraumático

Los adolescentes que sufren acoso escolar pueden desarrollar los síntomas del trastorno por estrés postraumático, según un estudio reciente.

Los hallazgos sugieren que las víctimas de acoso escolar pueden necesitar ayuda a largo plazo, afirmaron los investigadores de la Universidad de Stavanger, en Noruega.

Observaron a casi 1,000 adolescentes, de 14 y 15 años, y hallaron que un tercio de los que afirmaron haber sido víctimas de acoso escolar tenían los síntomas del trastorno por estrés postraumático (TEPT), como recuerdos recurrentes del acontecimiento y una conducta evitativa.

Los que mostraban los síntomas más acusados eran las víctimas de acoso escolar que a su vez habían acosado a otros. Los investigadores hallaron que las chicas tenían más probabilidades de tener los síntomas del TEPT que los chicos.

El estudio aparece en una edición reciente de la revista Journal of Abnormal Child Psychology.

Los hallazgos son “dignos de tenerse en cuenta, y sorprendentes”, señaló en un comunicado de prensa de la universidad el autor del estudio, el psicólogo Thormod Idsoe.

“El acoso escolar se define como la violencia física o mental llevada a cabo durante un largo periodo de tiempo por parte de un individuo o un grupo”, explicó. “Se dirige a una persona que no puede defenderse en ese momento. Sabemos que tales experiencias pueden dejar huella en la víctima”.

Los síntomas del TEPT pueden crear problemas importantes a los estudiantes.

“Es evidente que los estudiantes que constantemente evocan imágenes o pensamientos de experiencias dolorosas (y que consumen mucha energía eliminándolos) tendrán una menor capacidad para concentrarse en el trabajo escolar”, aseguró Idsoe. “Y normalmente esto no es fácil de observar, porque a menudo sufren en silencio”.

Idsoe y colegas confían en que su estudio contribuya a una mayor concienciación sobre el hecho de que los niños víctimas de acoso escolar pueden necesitar ayuda incluso cuando ya ha dejado de producirse.

“En tales circunstancias, la responsabilidad de los adultos no se limita a acabar con el acoso escolar”, afirmó. “También requiere del seguimiento posterior a las víctimas”.

 

Comments on this entry are closed.

Previous post:

Next post:


Estadisticas