Las razones para usar terapia de reemplazo hormonal tras la menopausia

by herbalife on 04/08/2015

in Femenina,Menopausia,Salud

Las razones para usar terapia de reemplazo hormonal tras la menopausia

Gracias a cambios en las dosis y el tipo de hormona, hoy este tratamiento puede tomarse de por vida para evitar bochornos, proteger los huesos, mejorar el ánimo e, incluso, prevenir el cáncer de mama.

economiaynegocios.cl

En promedio, las chilenas viven su menopausia a los 49,5 años. Eso significa que pasarán la mitad de su vida lidiando con los efectos de los cambios hormonales que acompañan al climaterio y al final de su etapa reproductiva.

“En Chile, la expectativa de vida para las mujeres hoy llega a los 82,2 años. Esto implica que muchas van a superar esa barrera y que cada vez habrá más mujeres en esta etapa”, sentencia el doctor Óscar González, jefe de la Unidad de Ginecoendocrinología del Climaterio, del Hospital Clínico Universidad de Chile.

Bochornos, sudoración, cambios de ánimo son algunos síntomas clásicos, que también pueden ir acompañados de problemas a nivel óseo, en el aparato respiratorio, el plano sexual y a nivel emocional, entre otros.

Aunque la intensidad de estos efectos varía de una mujer a otra, y el abordaje es multidisciplinario, la terapia de reemplazo hormonal (TRH) sigue siendo una opción útil para muchos casos.

“En 2011, la Sociedad Internacional de Menopausia publicó una actualización de normas y en ellas se estableció que la terapia no debe suspenderse a los 65 años, como se decía hasta entonces, sino que, considerando la mayor longevidad femenina, se puede utilizar para toda la vida, salvo que haya complicaciones”, precisa el especialista.

Gran parte de la última década, la TRH estuvo en entredicho luego de la publicación en 2002 del estudio WHI -Women’s Health Initiative-, una extensa investigación que cuestionó la seguridad de este tratamiento y que lo asoció a mayor riesgo de cáncer pulmonar, de mama, infarto y accidente vascular, por ejemplo.

La noticia generó temor y el abandono del reemplazo hormonal en gran número de mujeres: solo en Chile su uso bajó en casi 60%.

Pero, poco a poco, diversos estudios fueron aclarando los hechos. La Sociedad Chilena de Climaterio ha enfatizado que “los resultados del WHI se refieren exclusivamente a una combinación de hormonas específicas usadas en mujeres ancianas. Sus conclusiones no pueden ser extrapoladas a to

das las hormonas y mujeres”.

Incluso, “el mismo doctor que dirigió el estudio se ha retractado”, agrega González.

Beneficios inmediatos

Recientemente, una investigación realizada por ocho médicos nacionales -y publicada en la revista de la Sociedad Estadounidense de Menopausia-, concluyó que la metodología utilizada en el estudio WHI no era la correcta.

Con esto “se cambia la visión y se abren nuevos desafíos para los médicos e investigadores en la manera de expresar riesgos y beneficios. Hoy, las mujeres viven más y requieren el apoyo de terapia hormonal. De hecho, el Ministerio de Salud la está incorporando en la atención primaria”, comenta el doctor Sócrates Aedo, del Departamento de Ginecología y Obstetricia de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, y uno de los autores del estudio, en el cual también participaron expertos de las universidades Católica y Finis Terrae.

Precisamente, para aunar criterios y precisar sus indicaciones de uso, el 13 y 14 de agosto se realizará el curso “Nuevos horizontes en reposición hormonal para la mujer actual” (más información en www.medichi.cl ), que dirige en el doctor González.

“La idea es analizar con precisión los riesgos y beneficios de la terapia hormonal a largo plazo, para prescribirla sin riesgo y prevenir las patologías asociadas a la menopausia”.

Si antes se daban para evitar varias enfermedades, hoy la indicación fundamental es controlar síntomas vasomotores, proteger los huesos y mejorar el ánimo. Además, gracias a cambios en las dosis y el tipo de hormona, actualmente “la mujer que toma estrógeno a largo plazo disminuye su riesgo de cáncer de mama en 25%, comparado con aquella que no toma ninguna hormona”, dice González.

Como precisan los especialistas, se ha vuelto a la terapia por los beneficios inmediatos que genera. Por ello, “mujeres añosas, hipertensas o diabéticas, por ejemplo, pueden recibir terapia con tranquilidad”, agrega el doctor Aedo.

Sin embargo, hay que tener presente que no todas las mujeres necesitan una terapia de reemplazo hormonal, sino que pueden recibir fármacos específicos para los huesos, el corazón o la piel. Además, aunque su eficacia no genera consenso, existen diversas terapias de medicina complementaria, las que deben ser consultadas con el médico para evitar interacciones.

Comments on this entry are closed.

Previous post:

Next post:


Estadisticas