La relación entre cancer de mama y embarazo .

by herbalife on 24/11/2014

in Cancer,Embarazo,Familia,Infantil - pediatria,Salud

.

La relación entre cancer de mama y embarazo

En uno de cada 3.000 embarazos se presenta el cáncer de mama, y es el cáncer más común durante esta etapa en la vida de la mujer. Pero puede ser difícil de detectarlo al comienzo del embarazo o en quienes acaban de dar a luz, porque las mujeres presentan normalmente las mamas sensibles e inflamadas durante esta etapa.

Eso dificultaría el diagnóstico de la enfermedad. Si la detección se demora, estas mujeres pueden llegar a tener menos posibilidades de supervivencia, debido a que el tumor va a estar más avanzado cuando se descubra.

Por este motivo es que el examen de mamas debe formar parte de la atención prenatal de rutina. Además, tanto las mujeres embarazadas como las lactantes deben realizarse el autoexamen de mamas en forma periódica.

La maternidad tiene un doble efecto en el riesgo de cáncer mamario. La probabilidad de que aparezca un tumor estando embarazada aumenta levemente una vez que el bebé ha nacido para luego disminuir en forma paulatina. Y a largo plazo, el embarazo protege a la mamá frente a la posibilidad de padecer cáncer de mama en el futuro, en comparación con las mujeres que no han tenido hijos. Aquellas que tuvieron al menos un embarazo a término tienen en promedio un 25% menos de probabilidad de cáncer de mama.

Por otro lado, para iniciar un embarazo desde el momento en que se terminó el tratamiento con quimioterapia se debe esperar un tiempo prudencial: al menos dos años son necesarios para poder descartar la reincidencia de la enfermedad y encarar un embarazo sin nuevas complicaciones.

¿Se puede realizar quimioterapia durante el embarazo? A pesar de que aún queda mucho por investigar en este sentido, diferentes estudios afirman que es posible que las pacientes realicen un tratamiento estándar, siempre con la recomendación de no comenzarlo antes de la 12ª semana de gestación cuando ya no hay riesgos para el feto. De todas maneras, todos los casos son particulares y deben ser analizados con el profesional a cargo. Las células cancerosas de la madre no parecen transmitirse al feto, por lo que el bebé no sufrirá consecuencias si la madre ha padecido anteriormente la enfermedad.

¿Se puede amamantar con cáncer de mama?

En diferentes países, sobre todo en los desarrollados, se ha detectado una disminución del riesgo de padecer la enfermedad en relación directa con la lactancia materna. Cuanto mayor es el tiempo de la lactancia, mayor será la protección contra el cáncer de mama que la mujer obtendrá a largo plazo.

La lactancia materna es beneficiosa en muchos sentidos: no sólo representa una gran fuente de alimento para el bebé sino que trae aparejado beneficios para la salud de la mamá, actuando como una herramienta de prevención. Pero en los casos en que la mamá debe realizar un tratamiento con quimioterapia durante la lactancia, ésta debe ser suspendida, ya que muchos medicamentos pueden presentarse en niveles altos en la leche materna y perjudicar al bebé directamente. (Fuente: Hospital Universitario Austral)

 

 .

Comments on this entry are closed.

Previous post:

Next post:


Estadisticas