La piel en la menopausia [7-10-15]

by herbalife on 07/10/2015

in Menopausia - Climaterio,Mujer,Salud

 

La piel en la menopausia

El envejecimiento, es debido principalmente por la disminución del colágeno y el ácido hialurónico y una menor vascularización

La menopausia forma parte del ciclo biológico de todas nosotras y aparece entre los 45 – 55 años de edad. Aunque también podemos tener una menopausia prematura o precoz (aparece antes de los 45), artificial o inducida (por algún tratamiento o intervención quirúrgica) o tardía (después de los 55).

Hay tres fases: La premenopausia, Perimenopausia (hasta el primer año después de la menopausia) y la Postmenopausia (1 a 6 años después de la menopausia). En la menopausia hay una disminución de la síntesis de hormonas (mayoritariamente el estradiol, pero también el estriol y la estrona) por parte de nuestro organismo. La disminución de hormonas afecta a diferentes partes de nuestro organismo como ya sabéis;  en la reproducción, en el sistema nervioso, a nivel caridiovascular, en los huesos y en la Piel.

El envejecimiento de la piel puede ser debido por causas intrínsecas y extrínsecas.  La disminución de estrógenos afecta tanto al envejecimiento intrínseco como al extrínseco. Además afecta a diferentes áreas de nuestra piel.

Efectos de la menopausia en nuestra piel:

Los efectos del envejecimiento se evidencian en el primer año de menopausia. El envejecimiento, es debido principalmente por la disminución del colágeno y  el ácido hialurónico (o los glucosaminoglicanos en general) y una menor vascularización. Como consecuencia la piel tendrá menor espesor, disminuirá su elasticidad y se formaran más arrugas.

Estudios indican que hay una disminución del  2,1% de colágeno y 1.13% del espesor de la piel por año postmenopáusico en los primeros 15 años tras la menopausia.

Una perdida de lípidos en la piel dará lugar a una disminución de la hidratación y elasticidad.  Principalmente las ceramidas (lípidos de la piel), las cuales harán que la piel se deshidrate con mayor facilidad y disminuye  su función barrera frente a las agresiones externas.

La pigmentación de la piel, es decir, aparición de manchas en la piel debido a la menopausia pero también puede ser debido a factores genéticos o por fotoenvejecimiento.

El cabello, este se vuelve más fino y débil, se cae con mayor facilidad dando lugar a alopecia y pierde también pigmentación por lo que aparecen las canas.

La grasa corporal se redistribuye debido a la disminución de estrógenos, dando lugar a una mayor acumulación de grasa en la zona abdominal. Además de un mayor riesgo de padecer enfermedades relacionadas con el corazón y el azúcar.

Para combatir estos síntomas a nivel cutáneo tendremos que atacar por todos los frentes. Hidrataremos nuestra piel, evitaremos la formación o aumento de las arrugas y la disminución de la elasticidad, le daremos luminosidad y nos protegeremos frente a la exposición al sol.

En productos cosméticos, para evitar todos estos síntomas unos de los activos más utilizados son los fitoestrógenos, de estructura química similar a los estrógenos. El cual uno de los más conocidos es el Extracto de soja.

Encontramos Productos con colágeno, ácido hialurónico o que estimulan su síntesis. Es importante una administración oral y tópica, de esta manera a parte de los mutiles beneficios del colágeno y el hialurónico aumentaremos el espesor de la piel.

En el mercado hay una multitud de productos con estas características y se publicitan como, reafirmantes, estimuladores de colágeno, redensificantes… A tener en cuenta, que la dieta también es importante en la menopausia, ya que tenemos más posibilidad de coger unos quilitos de más y que nos serán más difíciles de eliminar. Por eso, empieza por una dieta sana, con vitaminas, minerales y proteínas, sin olvidarnos del aporte de Calcio y soja.

 

Comments on this entry are closed.

Previous post:

Next post:


Estadisticas