La leche materna tiene ventajas nutricionales y sicológicas 03-10-2014

by herbalife on 03/10/2014

in Bebe,Familia,Salud

.

La leche materna tiene ventajas nutricionales y sicológicas
 
Si bien se recomienda la lactancia exclusiva hasta los seis meses, la madre puede continuar amamantando a hasta el tiempo que lo desee.

lasegunda.com

Si bien se recomienda la lactancia exclusiva hasta los seis meses, la madre puede continuar amamantando a hasta el tiempo que lo desee, pero introduciendo gradualmente el resto de los alimentos a partir de esta edad.

Antes de los seis meses no es necesario adicionar ningún tipo de alimento, ni agua, ni jugos de fruta ya que la leche materna contiene la cantidad de agua necesaria dentro de sus componentes para saciar la sed que pueda sentir la guagua, y además porque se podrían estar introduciendo algunas fuentes de infecciones y disminuir la cantidad de nutrientes ingeridos. Al darle agua al lactante  este dejará de tomar leche, ya que se sentirá saciado.

A los 6 meses se comienza a dar los primeros alimentos (papilla, que consiste en carne o pechuga de pollo mezclada con verduras pasada por la juguera. Se comienza con la hora de almuerzo, al medio día, junto con una porción de fruta molida, que generalmente es manzana, pera o plátano; para luego ir introduciendo estos mismos alimentos a la hora de la cena. Con ello, la frecuencia de las tomas de lehe disminuye, lo que favorece la prolongación de la lactancia materna.

Según aclara Valerie Engler, Bioquímica y Magister en Nutrición de ILSI Sur-Andino,  la lactancia materna genera múltiples ventajas tanto para el bebé, la madre y también para  la sociedad en general.

Tiene ventajas nutricionales y además psicológicas. Respecto de las ventajas generales señala que a diferencia de leche de vaca o artificiales, siempre está a punto y a la temperatura adecuada.  No existen los errores en la dosificación ni preparación de las mamaderas como ocurre en algunos casos, y en el que se le ocasiona al bebe una subida de peso mayor a la que necesita e inclusive el sobrepeso. Además no se contamina porque no existe manipulación.

Al respecto, la especialista recomienda si es que no se puede amantar al bebe con leche materna, buscar una fórmula láctea especialmente diseñada para cada etapa del crecimiento del bebe, esto porque la leche de vaca a diferencia de la materna contiene una mayor cantidad de proteínas las que son de difícil asimilación para el organismo de la guagua y en algunos casos puede provocar problemas de salud.

Ventajas para el bebé

De acuerdo a la especialista una de las grandes ventajas de la leche materna es que tiene la composición ideal para el bebé y se adapta, variando la proporción de nutrientes, a medida que el niño crece.

“También cambia la proporción de nutrientes durante el día y es distinta al principio y al final de la toma, incluso hay algunos estudios que demuestran que en la noche contene componentes que relajan a las guaguas, por lo que los ayudaría a dormir”, aclara.

Asimismo la especialista destaca como ventajas la buena digestión, ya que los bebés que toman pecho padecen menos estreñimiento; protege al niño de infecciones (bronquitis, gastroenteritis, otitis,) porque la leche materna es rica en inmunoglobulinas (defensas que la madre traspasa al bebé); protege de la muerte súbita del lactante; protege de enfermedades futuras como: asma, alergia, obesidad, diabetes, colitis ulcerosa, mal de Crohn, arterioesclerosis e infarto de miocardio; favorece el desarrollo intelectual y de la visión ya que la leche materna es rica en ácidos grasos y finalmente que los bebés alimentados al pecho tienen menos caries y deformaciones dentales. Además posee ventajas psicológicas, favoreciendo la relación de apego entre madres e hijos.

Para que se secrete la leche materna es necesario que exista la succión por parte del lactante, esto hace que se secrete la hormona prolactina y oxcitocina que son fundamentales para mantener la lactancia. En los casos en que la madre no pueda estar presente en todas las horas de amamantar a la guagua es importante que se extraiga la leche, mediante un saca leche o pezonera, para mantener el estímulo de la succión y así no perder el flujo de leche.

La leche materna extraída se le puede dar a tomar al bebe siempre y cuando se mantenga en optimas condiciones, refrigerada o congelada. Para descongelarla es recomendable hacerlo en el refrigerador, lo que tomará más tiempo o bien a baño maría con agua tibia (no hirviendo) si se necesita de manera más rápida. Nunca descongelar o calentar al microondas ya que se dañaran los anticuerpos que contiene. Una vez descongelada se le debe dar inmediatemante y no volver a guardarla.
 
Tabla de duración de la leche materna

– Temperatura ambiente refrigerada en repisas superiores (no en la puerta Congelada en refrigerador de una puerta Congelada en freezer separado.

– Duración de 12 horas

Nutrientes

– La composición de la leche varía durante el período de lactancia, los primeros 2 a 7 días se produce calostro, un líquido rico en inmunoglobulinas, proteínas, minerales y carotenoides. Es muy importante este líquido ya que contiene grandes cantidades de anticuerpos, que la madre le traspasa al lactante que tiene un sistema inmune poco desarollado. Luego se secreta una leche de transición y después de 7 ó 21 días finalmente se secreta la leche madura.

– Agua: La leche materna contiene un 88% de agua aportando la cantidad necesaria que el bebe necesita durante el período de lactancia durante los primeros 6 meses de vida. Por ello, los bebes que están bajo lactancia exclusivamente durante los primeros 6 meses de vida no necesitan beber agua en forma adicional.

– Proteínas: Constituyen el 0.9 % de la leche materna (0.9 grs. /100 ml.) contiene iguales cantidades de lactoalbuina y caseína. La leche de vaca contiene 3,5% de proteínas, principalmente caseína.

– Grasas: Las grasas o lípidos de la leche materna forman el 3% a 5 % de la misma son el componente más variable de la leche materna. La grasa representa entre un 40% a 50 % del total de calorías de la leche materna y el bebe es capaz de absorberlas fácilmente (más del 90% de las grasas de la leche son absorbidas por el recién nacido).

La composición de las grasas se ve afectada por las grasas que consuma la madre, por lo que es muy importante que consuma pescado para proveer de ácidos grasos omega.

Las leche de las primeras mamadas contiene un menor aporte de grasa, este aumenta a medida que el bebe succiona la leche, llegando al máximo contenido al final de la mamada, y sirve de señal para que el lactante deje de mamar. En la noche también aumenta el contenido de grasas.

Según aclara la especialista de ILSI Sur Andino, la grasa es vehículo de vitaminas liposolubles favoreciendo la absorción de las mismas y es fuente de ácidos grasos esenciales. La leche humana es rica en ácidos grasos esenciales omega 3 y omega 6 esenciales porque no pueden ser producidos por el organismo.

– Carbohidratos: La lactosa es el principal carbohidrato contenido en la leche materna. Se produce en la glándula mamaria a partir de la glucosa. También contiene galactosa que contribuye al crecimiento de lactobacilos en el intestino del bebe. Contribuye al 40 % de las calorías de la leche materna. Su principal función, de acuerdo a la especialista de ILSI es que junto a las grasas, es el aporte de energía, necesaria para el crecimiento y desarrollo del recién nacido.

– Vitaminas y Minerales: La concentración de muchas vitaminas y minerales de la leche materna depende de la ingesta y reservas de vitaminas y minerales de la madre, es por esto, que es muy importante consumir, especialmente durante la lactancia, una dieta balanceada y variada, que incluye frutas, vegetales, carnes y pescados.  La leche materna contiene todos los minerales que el bebe necesita (calcio, hierro, magnesio, fósforo, zinc, selenio) el cuerpo prioriza el contenido de minerales y vitaminas de la leche materna antes que de la madre, por lo que es más factible que la madre tenga déficit de algunas vitaminas pero el lactante no. Si no es posible llevar una alimentación balanceada es recomendable consumir algún suplemento vitamínico, siempre que el médico tratante lo recomiende. Las vitaminas más importantes son la vitamina A, tiamina, ribovlavina, vitamina B6 y vitamina B12, la baja ingesta de estos nutrientes por parte de la madre afectará la concentración en la leche. Estas vitaminas e encuentran en cereales con granos enteros, carnes rojas, lácteos y huevo.

Ventajas para la madre

– Fortalece el vínculo emocional madre-hijo.

– Las madres que amamantan y siguen una dieta saludable y balanceada  pierden el peso ganado durante el embarazo con más facilidad, debido al gasto energético que produce la producción de leche.

– Favorece la involución uterina tras el parto (ayuda a que el útero, que ha crecido tanto durante el embarazo, vuelva a su tamaño normal).

– Existe menor riesgo de anemia, depresión e hipertensión después del parto.

– Sirve de anticonceptivo natural, siempre y cuando sea lactancia exclusiva y al menos 5 veces al día.

-Las madres que lactan tienen menos incidencia de cáncer de mama y ovario.

Ventajas para la sociedad

– Menor gasto sanitario y de recursos públicos tanto a corto como a largo plazo. Se ha demostrado que los niños con lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses tienen menor riesgo de contraer enfermedades respiratorias, y de tener complicaciones si es que las presentan. Además tienen menor incidencia de enfermedades en la vida adulta, lo que se verá reflejado en un menor gasto público en salud.

– Si bien ayuda a la economía del hogar la mamá deja de producir, si no tiene contrato con alguna empresa (como la gran mayoría de las mujeres) no va a poder generar ingresos por lo que la economía del hogar se verá afectada, mejor sacar este ítem.

– Es ecológica: No necesita fabricarse, envasarse ni transportarse.

-La lactancia materna favorece el apego, lo que contribuye a tener niños más sanos emocionalmente, lo que a largo plazo va a ayudar a construir una mejor sociedad.

Comments on this entry are closed.

Previous post:

Next post:


Estadisticas