Expertos apuntan a las señales de una peligrosa arritmia cardiaca [24-8-15]

by herbalife on 24/08/2015

in Cardiovascular,Salud,Vascular

 

Expertos apuntan a las señales de una peligrosa arritmia cardiaca

La sensación de ‘saltos’ o ‘tamborileo’ en el pecho puede ser fibrilación auricular

Las personas que experimentan algo que parece tambores en el pecho, falta de aire, dolor de pecho y mareo podrían sufrir de la común pero potencialmente peligrosa arritmia cardiaca conocida como fibrilación auricular.

La fibrilación auricular es un latido cardiaco demasiado rápido y anómalo que se hace más común a medida que la edad avanza. La afección puede provocar que la sangre se acumule en las cámaras superiores del corazón (las aurículas) y aumenta el riesgo de que el corazón “expulse” un coágulo, llevando potencialmente a un ACV.

Según la Sociedad del Ritmo Cardiaco (Heart Rhythm Society, HRS), más de dos millones de estadounidenses ya viven con la afección, que quintuplica el riesgo de ACV. Y a medida que la población envejece, los investigadores proyectan que ese número aumentará en los próximos 40 años.

La fibrilación auricular (FA) también puede afectar adversamente la calidad de vida de las personas, resultando en fatiga crónica y dolor debilitante.

“La FA es la arritmia cardiaca más común, y desafortunadamente muchas personas saben muy poco acerca de la FA y lo grave que puede ser para la salud a largo plazo”, aseguró en un comunicado de prensa de la HRS el Dr. Bruce Wilkoff, presidente del grupo. “La Sociedad del Ritmo Cardiaco ha desarrollado algunas herramientas para ayudar y animar a los estadounidenses a conocer más sobre la FA al hacerse conscientes de las señales de advertencia, los riesgos y las opciones de tratamiento que pueden potencialmente salvar vidas”.

Las señales de advertencia de la fibrilación auricular incluyen:

  • Sensaciones de latidos fuertes en el pecho, como truenos, tambores o saltos.
  • Palpitaciones frecuentes (la sensación de que el corazón se ha saltado un latido).
  • Falta de aire tras un esfuerzo físico.
  • Una menor capacidad de ejercicio.
  • Dolor en el pecho.
  • Desmayos o mareo.

Los tratamientos para la afección pueden ayudar a controlar esos síntomas y restaurar un ritmo cardiaco normal, evitando coágulos sanguíneos y ACV, según la HRS.

Algunas personas podrían ser más vulnerables a la fibrilación auricular que otras. Según la HRS, los factores de riesgo más comunes son:

  • Tener más de 60 años
  • Tener diabetes
  • Tener otros problemas cardiacos, como hipertensión, enfermedad cardiaca coronaria e insuficiencia cardiaca congestiva
  • Sufrir de enfermedad de la tiroides o enfermedad pulmonar crónica
  • Tener apnea del sueño
  • Beber demasiado alcohol o tomar estimulantes
  • Padecer de una enfermedad o infección graves

 

Comments on this entry are closed.

Previous post:

Next post:


Estadisticas