Enfermedades respiratorias infantiles en invierno

by herbalife on 03/02/2017

in Familia,Infantil - pediatria,Salud

Enfermedades respiratorias infantiles en invierno

Los catarros o resfriados constituyen la enfermedad pediátrica más común. Los pacientes presentan obstrucción nasal, aumento de mucosidad y tos. La fiebre no suele durar más de tres días, los síntomas nasales y de garganta ceden en una semana, pero la tos puede continuar a lo largo de dos o tres semanas.

canarias7.es

El otoño y el invierno suelen ser sinónimo de estornudos, de catarros, de gripes. Es normal que los niños pequeños presenten entre seis y 10 episodios  catarrales en el invierno.  Esto no  significa que estén «bajos de defensas» o  tengan otra enfermedad, simplemente refleja la exposición de un sistema inmunológico inmaduro a gérmenes que todavía no conoce. La mayoría de estas infecciones en la primera infancia están causadas por virus y remiten espontáneamente sin complicaciones.

Dependiendo de dónde se produzca la afectación principal, nos encontraremos ante una rinofaringitis (nariz y garganta), faringoamigdalitis (anginas), laringitis (zona de las cuerdas vocales, con su característica tos perruna), bronquitis (en los bronquios, con tos y ruidos respiratorios), bronquiolitis (en bronquiolos, las vías respiratorias más finas, con dificultad respiratoria), neumonía (pulmón), otitis media aguda (oído) o sinusitis aguda (senos paranasales), explica la doctora María del Pilar Álvaro, pediatra del servicio de Urgencias de Pediatría de Hospital Perpetuo Socorro.

Los catarros o resfriados constituyen la enfermedad pediátrica más común. Los pacientes presentan obstrucción nasal, aumento de mucosidad y tos. La fiebre no suele durar más de tres días, los síntomas nasales y de garganta ceden en una semana, pero la tos puede continuar a lo largo de dos o tres semanas.  Los virus se transmiten a través la tos o los estornudos, o por medio de objetos contaminados, fundamentalmente las manos o chupas, entre otros. «Disminuimos el contagio ventilando las habitaciones, lavando frecuentemente las manos y evitando el ambiente tabáquico», asegura la especialista en Pediatría, añadiendo que los niños deben estar bien hidratados, dormir semiincorporados y tener las fosas nasales limpias.

Las complicaciones, generalmente bacterianas, como otitis, sinusitis, conjuntivitis purulenta o  neumonía deben descartarse en los siguientes casos: fiebre más de 72 horas, dolor de oídos, dificultad respiratoria, persistencia de más de 10 días de mucosidad nasal espesa o decaimiento. Respecto a la laringitis, se trata de la inflamación de la laringe y suele iniciarse con un resfriado común. La tos disfónica o perruna característica, de predominio nocturno, provoca gran alarma en los padres, aunque generalmente su curso es benigno, En caso de dificultad respiratoria con gran retracción o quejido inspiratorio, dificultad para tragar o hipersalivación se debe acudir a urgencias.

La otitis media aguda o infección del oído medio provoca acumulación de líquido detrás del tímpano. Puede ser de origen vírico o bacteriano y ocurre, normalmente, después de que los niños hayan padecido una infección de garganta, un resfriado u otras afecciones de las vías respiratorias altas. El uso de antibióticos  y analgésicos por parte de los pediatras es el tratamiento más común. Tras finalizar el tratamiento se recomienda control por el pediatra para  comprobar la curación. En lactantes, la irritabilidad y el llanto inconsolable sugieren la aparición de esta complicación.

Por su parte, la neumonía suele debutar a los dos o tres días de un resfriado o un dolor de garganta. Por ello, cuando el paciente presenta fiebre alta a las 72 horas del inicio del catarro debe ser valorado por el pediatra para descartarla. Otros síntomas son tos, dolor torácico, dificultad respiratoria, vómitos o dolor abdominal. Con tratamiento antibiótico curan en un período de entre una y dos semanas, concluye la especialista en Pediatría del Hospital Perpetuo Socorro.

Comments on this entry are closed.

Previous post:

Next post:


Estadisticas