En casos de conjuntivitis alérgica, la automedicación puede causar ceguera

by herbalife on 10/04/2016

in Oftalmologia,Salud

 

En casos de conjuntivitis alérgica, la automedicación puede causar ceguera

Las gotas de cortisona producen alivio inmediato, pero aplicarlas a discreción tiene efectos nocivos

diariopresente.com.mx

Desarrollar un glaucoma (ceguera) puede ser una consecuencia de la automedicación al utilizar  gotas que contienen cortisona en el caso de una conjuntivitis alérgica, o sea, inflamación de la conjuntiva (la membrana “color blanco” que cubre al ojo), cuyas manifestaciones son: enrojecimiento, ardor, comezón, molestia a la luz, sensación de cuerpo extraño, “como si tuviera arena o una basurita”, y en ocasiones, ojos llorosos.

Advirtió lo anterior Oscar Cortazar Calacich, coordinador de Medicina Familiar del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tabasco, quien informó que la aplicación en los ojos de gotas que tienen cortisona se siente una mejora inmediata, por su efecto antiinflamatorio, pero en realidad no se está atendiendo de manera adecuada la conjuntivitis alérgica, por lo que resurge al mes o dos meses.

“Es relativamente frecuente que ocurra esto entre la población”, dijo el especialista, sobre todo porque muchas veces la gente no sabe, no investiga lo que se está poniendo; lo mismo decide aplicarse agua de manzanilla en los ojos, que unas gotas de cortisona, y todavía recomendarlas.

La cortisona, explicó, se conforma principalmente de sodio, por lo que dilatan los vasos sanguíneos oculares y elevan la presión intraocular; por esos se siente un alivio inmediato, lo que termina por producir, a larga, un daño irreversible, como el glaucoma.

El glaucoma es el aumento de la presión intraocular, por falta de drenaje del humos acuoso, que produce lesiones en el nervio óptico con problemas en la visión, y si no se corrige a tiempo, provoca ceguera.

El especialista del IMSS recomendó no automedicarse, ni en que aparentemente se trate de una alteración sencilla de los ojos; siempre se debe acudir al médico para que sea quien determine el tratamiento a seguir.

La conjuntivitis alérgica, destacó, se origina por muchos factores, sobre todo ambientales, como la contaminación, el polvo, los rayos ultravioletas del sol e, inclusive, un tipo de shampoo o jabón (sobre todo los más fuertes que se indican para tratamientos específicos, como caída de pelo), así como por una cobija de lana.

Los más propensos a padecerla son los menores en etapa escolar, porque es cuando más juegan en terracería, señaló; y adultos, sobre todo los que trabajan en lugares donde se desprende mucha pelusa, manejan sustancias químicas o están expuestos al aire acondicionado, entre otros.

Comments on this entry are closed.

Previous post:

Next post:


Estadisticas