Cuentos: “El Cirio” – Laura Amat y León 17-03-2015

by herbalife on 17/03/2015

in Cuentos,General,z-Clip7

.

El Cirio

Algo muy extraño ocurre, no se lo que es, estoy inquieta.

Vivía en una provincia y de pronto era media noche y me encontraba en la capital, en el lado norte, una ciudad enorme, con imnumerable cantidad de carros que iban y venían como locos, como si el mismo diablo los persiguiera; sin darme cuenta entré en el mismo juego, apuradísima porque tenía que ir a la casa de mi hermano mayor, que era al otro extremo de la ciudad.

Esperando la movilidad que no venía, me puse a caminar a toda velocidad varias cuadras para tomar algún el carro para el Callao; atravecé avenidas muy transitadas, calles y grandes parques y jardines, cuando de pronto por mi nariz pasó como un bólido, un camión de la policía o el ejército, no se bien cual era; pero lo que me impresionó sobremanera, es que vi algo muy extraño: era un perrito blanco lanudo y gordito, como una bolita de nieve que se subía muy exitado, como si estuviera con una perra en celo, sobre un niño pequeñito y lo aplastaba más y más, y lo envolvía en sí mismo. El niño luchaba por librarse, ¡cuando de pronto en el piso quedó una sola cosa!: era algo como un pequeño bulto blanco, muy chiquito.

Me estremecí, me quedé sin reacción y se hizo un silencio tan profundo que daba miedo, y de pronto una chica que pasaba por el lugar frente a mi, lo levantó. No podía creer lo que estaba frente a mis ojos. Ella, llorando de pena, levantó ese bultito blanco y lo llevaba en la mano con mucha delicadeza; luego cerca de su casa prendió el cirio, y de pronto con el calor generado, la carita de angustia petrificada en la vela se fue transformando en una carita de alegría, hasta que llegaron a la puerta de la casa. Entraron y el niño de rodillas delante de una mesita de la sala, se puso a llorar y a gritar de alegría, diciéndole a su mamá que nunca más le desobedecería.

Vicky, ya son las 7:30 levántate, se te hace tarde para ir a trabajar, me dice mi esposo. ¡Oh! pensar que todo ésto lo soñé anoche. Hoy me fui a mi oficina más contenta que otros días, pensando en mi sueño.

Laura Amat y León.

.

17-03-2015

Comments on this entry are closed.

Previous post:

Next post:


Estadisticas