El castigo físico podría hacer que un niño sea más agresivo [23-08-15]

by herbalife on 23/08/2015

in Familia,Salud

 

El castigo físico podría hacer que un niño sea más agresivo

Un estudio sugiere que el castigo corporal a los tres años se relaciona con cambios de conducta a los 5

Por Amanda Gardner

Castigar físicamente a los niños a los tres años parece provocar un comportamiento más agresivo a los cinco años, aunque se tome en cuenta el nivel de agresión inicial del niño.

En otras palabras, el antiguo enfoque “te daré una razón para que llores” parece tener un efecto contraproducente, según sugiere una investigación reciente.

“Todos sabemos que los niños necesitan orientación y disciplina, pero los padres deben centrarse en las formas positivas y no físicas de la disciplina, como el tiempo fuera (time outs) y evitar el castigo físico”, dijo la autora del estudio Catherine Taylor, profesora asistente de ciencias de la salud comunitaria de la Facultad de salud pública y medicina tropical de Tulane en Nueva Orleáns.

El castigo corporal, en el que los azotes son una forma relativamente menor, pueden tener también mayores implicaciones, de acuerdo con los expertos.

“El artículo hace énfasis en qué tan eficaz es el enfoque de crianza positiva para romper el círculo de violencia y su potencial para reducir los niveles de violencia de nuestra sociedad”, dijo la Dra. Kathryn J. Kotrla, directora de psiquiatría y ciencias del comportamiento del Centro de Ciencias de la Salud de la Facultad de medicina de la Texas A&M en el campus Round Rock.

Estudios previos también han establecido una relación entre el castigo corporal y la agresión en los niños, pero ninguno ha controlado tantos factores como esta nueva investigación, que aparece en la edición de mayo de Pediatrics.

Muchas organizaciones, incluida la Academia Estadounidense de Pediatría, desaconsejan el uso del castigo corporal. Se calcula que entre el 35 y el 90 por ciento de los padres todavía utiliza esta forma de disciplina con sus hijos.

Para el nuevo estudio, casi 2,500 madres respondieron a preguntas sobre la frecuencia con que habían azotado a sus hijos de tres años durante el mes anterior. También se les preguntó por el nivel de agresión del niño a los 3 años así como por varios factores de riesgo parentales tales como depresión materna, uso de alcohol y violencia entre otros miembros de la familia.

Casi la mitad de las madres dijo que no había azotado a sus hijos el mes anterior, mientras que el 27.9 por ciento informó que los azotó una o dos veces y en una proporción similar.

Los niños de tres años que habían sido azotados dos o más veces en el mes anterior tenían una probabilidad 50 por ciento mayor de ser agresivos a los cinco años, de acuerdo con el estudio.

El estudio no pudo demostrar una relación de causa y efecto, pero es la investigación más sólida de su tipo hasta la fecha, señalaron los investigadores.

“Sabemos que los niños aprenden lo que ven hacer a sus padres, así que si usted le pega a un niño por cualquier motivo, le está enseñando que golpear o actuar de forma violenta es lo correcto”, señaló Taylor.

“Otra teoría”, agregó, “es que entre más veces se castigue físicamente a un niño por cualquier razón, más estrés sentirán, lo que puede afectar su desarrollo cerebral y emocional, además de su comportamiento”.

La psicóloga Robin Gurwitch, coordinadora del programa del Centro Nacional de Crisis Escolar y Duelo, estuvo de acuerdo. “Este estudio subraya de forma más contundente que otras investigaciones anteriores que el castigo corporal a una edad temprana se asocia con más agresión posterior”, señaló. “Cómo podemos ayudar a los padres a pensar en otras estrategias más efectivas que el castigo corporal, de las que existen muchas. Los padres necesitan idear varias posibilidades”.

Kotrla agregó, “Este estudio sugiere que los legisladores estatales y federales deberían abordar el tema del castigo corporal y la forma de evitarlo para reducir el costo de violencia social a través de una crianza más eficaz”.

 

Comments on this entry are closed.

Previous post:

Next post:


Estadisticas