¡Cuídese de la artritis mandibular!

by herbalife on 15/09/2017

in Artritis - artrosis - osteoporosis,Salud

¡Cuídese de la artritis mandibular!¡Cuídese de la artritis mandibular!

Entérese por qué ocurre

diarioextra.com

La artritis es la inflamación de las articulaciones que provoca en el paciente afectado una sensación de dolor y rigidez, la cual causa mucha molestia, incluso existen 100 distintos tipos de artritis que pueden afectar desde los huesos, hasta los músculos, las articulaciones y los tejidos que las sostienen.

Este padecimiento puede afectar a personas de cualquier edad, pero entre personas con más años vividos, una de sus manifestaciones puede ser la artrosis, enfermedad articular de carácter degenerativo que molesta el cartílago de las articulaciones, incluso, de llegar a ser grave, puede afectar la mandíbula, ya hasta podría desplazarla causando dolor.

Lo anterior es conocido como artritis reumatoide, una condición que puede complicarse e incluso se reporta entre los más jóvenes; la parte superior maxilar puede llegar a degenerarse y acortarse, provocando una defectuosa alineación de los dientes superiores sobre los inferiores. En caso de sufrir de dolor en esta zona, se recomienda consultar a un especialista.

Cuando el daño es mayor, a la larga el maxilar puede llegar a fusionarse con el cráneo, limitando la capacidad de abrir la boca con normalidad.

Con respecto a los síntomas, la mayoría mejora con el transcurrir de los años, incluso sin ningún tratamiento, consiguiendo la cicatrización natural.

TRATAMIENTO

Lo primero es un reposo total de la mandíbula, el uso de una tablilla u otro dispositivo para controlar la contractura muscular y también la administración de algún tipo de analgésico para el dolor, todo dependiendo del diagnóstico que realice el especialista y el tipo de medicamento indicado.

Normalmente, el dolor tiende a desaparecer tras transcurrir unos seis meses aproximadamente, ya sea con la aplicación o no de un tratamiento en específico, y por lo general la mandíbula funcionará con normalidad, aunque la apertura no volverá a ser como anteriormente la podía realizar el paciente.

Es de vital importancia, eso sí, mantener en actividad la articulación ejercitándola como corresponde, especialmente con fisioterapia.

Para aliviar los síntomas, sobre todo la contractura muscular, se recomienda el uso de la tablilla por las noches, que no limita el movimiento de las mandíbulas. Si la mandíbula termina muy afectada, el paciente puede necesitar una intervención quirúrgica y, en contados casos, una articulación artificial para restablecer la movilidad mandibular.

Comments on this entry are closed.

Previous post:

Next post:


Estadisticas