Corregir la hipermetropía con láser *

by herbalife on 20/05/2015

in Oftalmologia,Salud

 

Corregir la hipermetropía con láser

Es el defecto opuesto a la miopía ya que los hipermétropes ven peor de cerca que de lejos, y tradicionalmente sólo podía corregirse con gafas y lentes de contacto

lavanguardia.com.

Los defectos de refracción están producidos por variaciones en el tamaño o en la forma de los ojos, que hacen que las imágenes se vean desenfocadas. Un ojo que es capaz de enfocar correctamente las imágenes en la retina se denomina ojo emétrope. Si la óptica del ojo difiere de la del emétrope, hablamos de defectos o errores de la refracción ocular.

En la hipermetropía el ojo tiene una longitud menor que el ojo emétrope y, por ello, las imágenes de los objetos lejanos quedan enfocadas por detrás de la retina. Esto causa borrosidad, y es mayor cuanto más cercano está el objeto. Los hipermétropes ven peor de cerca que de lejos. Es el defecto opuesto a la miopía. La hipermetropía tradicionalmente se ha corregido con gafas y lentes de contacto. Desde hace años la cirugía refractiva es un tratamiento de la hipermetropía posible en manos de especialistas contrastados.

Indicación de la cirugía

La cirugía refractiva mediante láser o fotoqueratomileusis es la técnica más común para operar la hipermetropía. En cuanto al número de dioptrías,la Unidadespecializada del Centro de Oftalmología Barraquer, con larga experiencia en estos tratamientos, aconseja operar con estas técnicas hipermetropías de hasta 5 dioptrías. En general, pueden operarse los hipermétropes mayores de 18 años, en los cuales el defecto refractivo haya permanecido estable un mínimo de 2 años. A partir de los 50 años, debido a los cambios fisiológicos, normales, que se producen en los ojos con la edad, habrá que valorar otros factores que pueden hacer, en un caso concreto, más aconsejable otro tipo de técnica quirúrgica para la corrección de la hipermetropía.

Tratamiento individualizado

Para mantener la eficacia y seguridad de la cirugía láser, la cornea debe cumplir una serie de características o requisitos en cuanto a la forma, curvatura, regularidad y espesor determinados que valorarán los especialistas. Una vez valorados cuidadosamente estos factores, y después de una exploración oftalmológica detallada, es el especialista en tratamientos para la hipermetropía quien mejor podrá asesorar sobre la técnica de cirugía refractiva más adecuada y segura para cada caso. Hay que tener en cuenta que para definir el grado de error de refracción que tiene un ojo, se utiliza la potencia de la lente (en gafas) necesaria para enfocar las imágenes nítidamente sobre la retina. Dicha potencia se expresa en “dioptrías”. Así, cuantas más dioptrías de error refractivo tiene un ojo hipermétrope, más desenfocadas verá las imágenes cuando no lleve las gafas. En función de estas el tratamiento láser será menos o más intenso.

¿En qué consiste la cirugía?

La cirugía refractiva con láser más utilizada, por su probada seguridad y eficacia, es la técnica denominada LASIK. Consiste en la modificación de la forma de la córnea para cambiar la refracción o graduación total del ojo hipermétrope. Para ello el oftalmólogo especialista debe separar cuidadosamente el epitelio (capa fina superficial) de la cornea, con el extremadamente preciso láser de femtosegundo, para luego aplicar el láser excimer que modela la cornea para corregir las dioptrías deseadas. Por último, se recubre la zona tratada con el epitelio, antes separado, y sin necesidad de puntos para restablecer la superficie ocular normal. A las pocos horas el resultado del tratamiento de la hipermetropía es evidente por lo que el hipermétrope ya ve mejor, resultado que mejora definitivamente al día siguiente. Estabilizándose la visión de forma general durante las primeras semanas.

 

Comments on this entry are closed.

Previous post:

Next post:


Estadisticas