Cómo aprovechar la piel de una naranja [28-8-15]

by herbalife on 28/08/2015

in Medicina natural - alternativa

[28-8-15]

Cómo aprovechar la piel de una naranja

Normalmente tratamos las cáscaras de naranja como desperdicio, pero eso era hasta ahora porque vas a ver todo el partido que se le puede sacar a las cáscaras de naranja.

La cáscara de una naranja puede ser utilizada para muchas cosas. Puedes usarla como exfoliante. Es muy sencillo: envuelve la piel de naranja en una gasa y , mientras estás en la ducha, frótala contra la piel. Verás cómo tu piel gana luminosidad. También puedes preparar azúcar de piel de naranja: mezcla bien en un recipiente ¾ de taza de azúcar con la ralladura de una naranja y tres cucharadas soperas de aceite de oliva. Guarda la mezcla en un recipiente cerrado y úsalo como exfoliante de piel.

Siguiendo con los usos de la piel de naranja para el cuerpo, puedes hacer  aceite natural de baño. Extrae el aceite de la piel de la naranja. Añade unas pocas gotas en tu paño, (demasiadas podrían causar irritación), y tu piel lo agradecerá. El aceite de naranja se conoce por sus propiedades anti-inflamatorias, así como su capacidad para mejorar el tono y la textura de la piel.

La piel de naranja puede ser utilizada como medicina natural. Para reducir la presión arterial diastólica, durante miles de años, la medicina china ha utilizado las pieles de naranjas amargas como medicina natural. En algunos herbolarios sugieren comer pieles de naranjas como una forma de reducir la presión arterial de forma natural.

También puede ser tratada la depresión y la ansiedad. El aceite extraído de la piel de naranja también se puede utilizar para ayudar naturalmente a aliviar la ansiedad y la depresión.

Otro uso de la piel de naranja es el de actuar como repelente. Contra los mosquitos la piel de naranja frotada contra tu piel desprende un aroma cítrico que repele a los mosquitos. Si tienes un pequeño jardín en el que te aparecen babosas, con dejar trozos de piel de naranja por el suelo, problema arreglado y adiós a las babosas. Para las hormigas también hay piel de naranja. Coloca piel de naranja en las zonas donde hayas detectado hormigas o incluso echa un poco de aceite de piel de naranja y las hormigas buscarán otras alternativas.

¿Sabías que puedes utilizar la piel de naranja como estropajo? La piel de naranja, antes de que se seque, contiene aceites que ayudan a limpiar las superficies grasientas. Aprovéchala para dar frescor a tus sartenes.

También como uso doméstico, en el cubo de la basura, antes de poner una bolsa limpia, pon una piel de naranja. El cubo siempre olerá mejor. Y si las tuberías de un fregadero huelen, pon un poco de piel de naranja triturada y deja que circule el agua hasta que desaparezca. Un agradable olor cítrico reemplazará al otro.

Comments on this entry are closed.

Previous post:

Next post:


Estadisticas