Cocinar y caminar dormido 05-12-2014

by herbalife on 05/12/2014

in Salud,Sueño

.

Cocinar y caminar dormido

Floyd Roberts aún recuerda cuando su mamá le contó que lo había encontrado en pijama, fuera de la casa, tocando a la puerta. “Tenía ocho años y estaba sonámbulo. Estaba dormido y tratando de entrar”, explica 22 años después. Su madre lo tomó de la mano y le llevó tranquilamente a la cama. “Ahora lo pienso y puede haber sido muy peligroso”, relata.

“El sonambulismo es más común en niños de entre ocho y 12 años de edad”, explica el doctor Alberto Ramos, profesor de neurología y co-director del programa de Medicina para el Sueño, de la Universidad de Miami.

En el sueño hay cuatro etapas diferentes. Una de ellas se conoce como Delta, y es la fase donde el sueño está muy lento y hay mucha dificultad para despertarse. Según Ramos, el levantarse dormido se registra en esta fase. “El sonambulismo se produce cuando la persona se queda en la transición de una etapa del sueño a otra. Puede caminar, cocinar y hasta manejar y luego no recuerda”, explica. Sin embargo, esta es una teoría ya que no se sabe con exactitud cuáles son las causas.

El experto agrega que en los niños generalmente desaparece con el tiempo, pero en otros sigue “ya que hay un componente genético”, y es común en una familia. Hay factores externos que también inciden, como la fatiga, la falta de sueño y la ansiedad que puede experimentar un individuo.

Aunque en los adultos no es común, en determinadas personas mayores de 60 años pueden aparecer episodios parecidos al sonambulismo “a raíz de algún

desorden en el cerebro o en el ciclo REM, conocido como Trastorno del Comportamiento REM”.

REM significa movimiento rápido de los ojos o rapid eye movement, y se refiere a una de las fases del sueño donde hay mayor actividad cerebral y se producen los sueños.

Por otra parte, el sonambulismo en los adultos también puede aparecer como consecuencia de algún trastorno mental o ser una reacción al alcohol o a determinadas drogas.

En algunos casos, “la epilepsia produce convulsiones parecidas a las del sonambulismo”, explica Ramos. Por otra parte la demencia senil también “actúa en el sueño y en el comportamiento anormal de éste”, agrega.

Algunos síntomas del sonambulismo son: tener los ojos abiertos cuando se está durmiendo, levantarse de la cama y aparentar estar despierto, caminar y realizar alguna actividad mientras se está dormido. Las personas con estas características no recuerdan nada de lo que hicieron y reaccionan de manera confundida y desorientada cuando se despiertan.

“No es necesario despertar al individuo que tiene un episodio de sonambulismo”, afirma el experto. Sólo recomienda regresarlo a la cama.

“La mejor terapia contra el sonambulismo es que la persona duerma. Que se mantenga durmiendo unas ocho horas”. En casos extremos se recomienda medicamentos, pero “no es muy común”, añade.

Si la persona sale fuera de su casa o abre las ventanas, “es una señal de que hay que tomar precauciones”, afirma Ramos.

Ha habido casos de sujetos que cometieron crímenes. Inclusive, un muchacho aparentemente se suicidó mientras estaba dormido. “Sí, hay un momento en que la persona no tiene juicio, sin embargo, son casos únicos y muy inusuales”.

Pese a que durante toda nuestra vida pasamos una gran cantidad de tiempo durmiendo, el doctor Ramos afirma que todavía hay muchas interrogantes sobre el sueño. Se sabe que es necesario para descansar y recargarnos de energía, no obstante “es diferente en otros mamíferos”, agrega.

Hay animales que necesitan descansar muy poco o casi nada. “Pensamos que en los humanos, tiene que ver con la evolución y la cantidad de información que procesamos”, señala. •

 

Comments on this entry are closed.

Previous post:

Next post:


Estadisticas