From the category archives:

Asma

¿Qué es el asma y cómo tratarla?tratamiento asma

El asma es una enfermedad que cada vez es más común en niños y jóvenes.

noticiasrcn.com

El asma es una enfermedad causada por la inflamación de las vías respiratorias que dificulta la llegada del aire a los pulmones. Actualmente este padecimiento es cada vez más común en niños y jóvenes.

Tenga en cuenta que, para aliviar un ataque de asma, el primer paso es usar un broncodilatador de acción rápida, recetado por su médico.

Asimismo, tenga en cuenta las siguientes recomendaciones del especialista para aliviar la sintomatología.

1. Evite los alérgenos que más le afecten como el polvo, los ácaros, hongos o el pelo de animales.
2. Realice ejercicios respiratorios habitualmente esto le permitirá controlar la respiración y ansiedad cuando llegue una crisis.
3. En lo posible no fume y aléjese del humo, porque incrementa la inflamación bronquial.
4. Tome todos los días su medicación, incluso cuando no sufra los síntomas.

La crisis asmática puede durar de minutos a días de no controlarse a tiempo puede ser fatal.

{ Comments on this entry are closed }

El 10 por ciento de los deportistas de élite sufre asma

En deportes de resistencia, como el ciclismo, la incidencia puede alcanzar el 20 por ciento

marca.com

Diferentes estudios han concluido que el asma afecta más a los deportistas de élite que al resto de la población. Mientras que la incidencia de esta enfermedad en la sociedad es de alrededor del 7 por ciento, entre los deportistas de élite alcanza el 10 por ciento. La proporción varía en función de la modalidad deportiva que se practique. En especialidades de resistencia, como el ciclismo o los deportes de invierno, se eleva hasta el 20 por ciento, mientras que en deportes considerados de intensidad, como el fútbol o el baloncesto se reduce hasta el 9 por ciento, según datos de la Sociedad Española de Neumología y Cirujía Torácica (SEPAR).

Según SEPAR, se trata de una forma específica de la enfermedad, denominada asma inducida por el ejercicio, que se manifiesta por broncoespasmo inducido por el ejercicio (obstrucción de las vías respiratorias en los minutos siguientes a la práctica deportiva). Los expertos de esta organización consideran que las causas de esta elevada prevalencia deben buscarse en las características del entrenamiento de los deportistas de élite que implica una sobre exposición a sustancias irritantes o con capacidad para inducir el asma. Este último podría ser el caso de la nadadora española Mireia Belmonte, que ha sufrido diferentes episodios asmáticos a lo largo de su carrera.

Según el Dr. Francisco García Rio, neumólogo, miembro de SEPAR y experto en el estudio de los efectos del ejercicio en la patología respiratoria, las causas de la estrecha relación se debe a las características de los entrenamientos y a la alta intensidad de los mismos. “El entrenamiento muchas veces al aire libre expone al deportista a sustancias irritantes con capacidad de inducir asma, como polen o ácaros, la propia contaminación medioambiental, o el cloro y otras sustancias químicas de la piscinas, y en un momento en que sus pulmones están hiperventilando debido al sobreesfuerzo”.

Por otra parte, la propia hiperventilación que se origina durante el entrenamiento de alta intensidad puede ser un factor desencadenante de broncoespasmo inducido por el ejercicio. La pérdida de humedad y de temperatura de las vías aéreas que se desencadena por un incremento muy acusado de la ventilación, puede estimular receptores irritantes de las vías respiratorias y desencadenar su constricción. Mientras dura el esfuerzo, la respiración se acelera para aumentar el transporte de oxígeno que el organismo necesita. En estas circunstancias, los atletas entrenando al aire libre, en la piscina o gimnasio con elevada humedad, pueden inhalar sustancias potencialmente nocivas que se encuentran en el aire, que irritan las vías respiratorias y pueden provocar la aparición de síntomas de asma.

Para poder competir al más alto nivel, explica SEPAR, los atletas deben cuidar y tratar bien su asma mediante una terapia que controle y module la inflamación de las vías aéreas, eleve el umbral de aparición de las crisis debidas al esfuerzo y permita realizar el ejercicio con mayor seguridad. En la actualidad los deportistas con asma pueden utilizar la medicación antiinflamatoria (corticoides) o broncodilatadora sin miedo al dopaje siempre y cuando se acredite y objetive su condición de asmático y se utilicen los medicamentes autorizados por las autoridades deportivas.

{ Comments on this entry are closed }

 

Los perros reducen el riesgo de asma en los niños

Diversos estudios han confirmado que los perros son beneficiosos tanto para la salud como para la armonía familiar.

cdn.com.do

Eso mismo fue lo que demostró el Instituto Karolinska y la Universidad de Uppsala en Suecia quienes indicaron que el mejor amigo del hombre es favorable para los pequeños de la casa, debido a que reducen el riesgo de asma.

El estudio publicado en la revista JAMA Pediatrics quiso profundizar las anteriores investigaciones que demostraban que crecer en una granja reducía el riesgo de asma a la mitad.

Para llevarlo a cabo, los investigadores examinaron los datos de más de un millón de niños nacidos entre los años 2001 a 2010, estos repasaron la información sobre el diagnóstico del asma y la presencia de los perros y otros animales de granja.

Esto reveló que el 5% de los niños entre las edades de preescolar sufrió un ataque de asma antes de completar el estudio, mientras que el grupo de niños en edad escolar (4,2%) tuvo asma durante el séptimo año de su vida.

Esto quiere decir que los niños que crecían con un perro durante el primer año de su vida tenían 13% menos de probabilidades de tener asma en edad escolar. Así mismo, los investigadores aseguraron que la exposición de animales de granja se vinculó a un 52% menos de riesgo de sufrir ataques de asma en los niños en edad escolar.

“La exposición a grandes cantidades y gran diversidad de microorganismos y endotoxinas tiene el potencial de influir en el riesgo de asma, así como en general en las enfermedades infecciosas. Es la primera vez que podemos aportar pruebas de un menor riesgo de asma infantil en niños de 6 años de edad expuestos a perros y animales de granja. Esta información puede ser útil en la toma de decisiones para las familias y los médicos sobre la conveniencia y oportunidad de la exposición a un animal desde su nacimiento”, aseguró Tove Fall, autor principal del estudio.

{ Comments on this entry are closed }

 

La alergia al látex, causa de urticaria y asma

La mayoría de los casos se manifiestan por el uso de preservativos, aunque hay alimentos que favorecen las reacciones alérgicas

lavanguardia.com

La alergia al látex puede provocar urticarias, eczemas, rinitis, conjuntivitis, asma o, incluso, anafilaxia con caída de presión arterial, según ha alertado el alergólogo en la Clínica Dr. Serrano, José Serrano Sánchez-Villacañas. Se trata de una alergia que aparece con el contacto reiterado con objetos que contengan látex, como por ejemplo guantes, preservativos, globos o ropa interior, y que puede tardar meses o años en manifestarse.

Por ello, los más afectados suelen ser el personal sanitario, de limpieza y restauración. Asimismo, el también miembro de Saluspot ha informado de que hay determinados alimentos que pueden perjudicar los síntomas como los plátanos, castañas, kiwis, aguacates, albaricoques, melocotones, piñas, tomates, cacahuetes e higos. “No todos los alérgicos tienen síntomas al comer estos alimentos ya que muchos pueden comer todo tipo de productos alimenticios”, ha señalado el experto, para recordar que los preservativos producen alergia a muchas personas.

En estos casos, prosigue, cuando se produce la alergia en el hombre se siente picor e inflamación en el pene y, en ocasiones, aparecen habones de urticaria fuera de la región genital. En el caso de las mujeres, al tener la mucosa de la vagina más superficie de contacto con el preservativo, los síntomas pueden ser más fuertes. “Con la alergia al látex se deben evitar los preservativos de este material. Algunos han utilizado alguna crema barrera en la vagina con mal resultado. Otros, han hecho tratamiento previo, unas horas antes con antihistamínicos o con corticoides, con algún resultado si la alergia es poca, pero ante el inconveniente de la medicación lo mejor es evitar el preservativo”, ha analizado.

Finalmente, Sánchez-Villacañas ha recomendado acudir a un alergólogo para informarse sobre la posibilidad de vacunarse, en función de la profesión o aficiones del afectado. “Es importante realizar un tratamiento preventivo y eliminar ciertos objetos y alimentos. Los alérgicos deben aprender a reconocer objetos con látex para evitarlos. Siempre deberían identificarse cuando vayan a un centro sanitario e incluso disponer de una medalla o pulsera de advertencia. Si han padecido síntomas graves, su médico indicará una medicación de emergencia que deberían llevar consigo”, ha zanjado.

{ Comments on this entry are closed }

 

Un estudio halla que la exposición a la violencia podría agravar el asma

Los investigadores relacionan el estrés de la vida urbana con el aumento en las hospitalizaciones

Un estudio reciente halla que la gente que tiene asma y es testigo de la violencia en sus barrios está en mayor riesgo de hospitalizaciones y de visitas a la sala de emergencia por asma o por cualquier causa.

En él participaron 397 adultos que tenían asma entre moderada y grave que vivían en comunidades urbanas, a los que los investigadores de la facultad de medicina de la Universidad de Pensilvania dieron seguimiento durante seis meses.

Cerca de la cuarta de los part6icipantes había estado expuesta antes a la violencia. Estas personas presentaban casi el doble del índice de hospitalizaciones o visitas al departamento de emergencia subsiguientes por asma, frente a los que no habían estado expuestos a la violencia.

El estudio también halló que la exposición a la violencia se relacionaba con menor calidad de vida relacionada con el asma y que los adultos jóvenes tenían más probabilidades de resultar expuestos a la violencia y a recibir atención de emergencia en general.

El estudio aparece en la edición de septiembre de la Journal of Allergy and Clinical Immunology.

No está claro cómo afecta el asma la exposición a la violencia, aunque los investigadores sugirieron que podría ser un marcador de condiciones físicas o sociales que contribuyen al desarrollo del asma, exacerban los síntomas e interfieren con el tratamiento exitoso y la gestión de la enfermedad. Entre estas condiciones podrían estar la contaminación del aire, viviendas inadecuadas y acceso limitado a las farmacias.

También es posible que el estrés de vivir en una comunidad pobre afectada por la violencia perjudique directamente la salud de las personas que tienen asma, según los investigadores, que agregaron que las dos teorías no son mutuamente excluyentes.

“Debido a que las visitas en general a la sala de emergencias aumentaron y había una tendencia al aumento de las hospitalizaciones en general, nuestros hallazgos sugieren que la exposición a la violencia se relaciona con efectos de largo alcance para la salud, más allá exclusivamente del asma”, aseguró en un comunicado de prensa de la Universidad de Pensilvania la Dra. Andrea J. Apter, profesora de medicina, y jefe de las secciones de alergia e inmunología de la división de medicina pulmonar, de alergias y de atención crítica.

 

[18-8-15]

{ Comments on this entry are closed }

 

¿Podría un lavaplatos aumentar el riesgo de alergias y asma de su hijo?

Un estudio encontró que los niños de casas donde los platos se lavaban a mano tenían menos enfermedades alérgicas

healthfinder.gov.-Por Tara Haelle

Lavar los platos a mano en lugar de usar un lavaplatos podría reducir el riesgo de los niños de contraer afecciones alérgicas, como el asma o el eczema, según un estudio reciente.

Estos hallazgos son los más recientes en respaldar la “hipótesis de la higiene”. Esa teoría sugiere que la exposición temprana a muchos microbios distintos podría mantener un funcionamiento adecuado en el sistema inmunitario. Si el sistema inmunitario funciona bien, la teoría es que no atacará por error a sustancias inocuas, como sucede en las alergias.

“Solo hemos evaluado una asociación entre los métodos de lavado de platos y el riesgo de alergia, pero los hallazgos encajan bien con la hipótesis de la higiene. Y hay estudios que muestran que lavar los platos a mano con frecuencia es menos efectivo que usar el lavaplatos para reducir el contenido bacteriano”, apuntó el autor líder, el Dr. Bill Hesselmar, profesor asociado de alergias del Hospital Pediátrico Reina Silvia de Gotemburgo, en Suecia.

“Por lo tanto, especulamos que lavar los platos a mano se asocia con una mayor exposición a microbios, provocando una estimulación inmunitaria y así, menos alergias”, planteó.

Pero anotó que debido al diseño del estudio no pudieron probar de forma definitiva una relación causal entre lavar los platos a mano y el desarrollo de menos enfermedades alérgicas.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 23 de febrero de la revista Pediatrics.

Hesselmar y sus colaboradores preguntaron a poco más de mil niños suecos sobre sus antecedentes de asma, eczema y alergias estacionales. Los niños tenían 7 u 8 años de edad. Los investigadores también preguntaron a las familias cómo limpiaban los platos. También les preguntaron con qué frecuencia comían alimentos fermentados y alimentos directamente de una granja.

Cuando calcularon el efecto que esos factores podrían tener sobre el riesgo de alergias de un niño, los investigadores realizaron ajustes por varias cosas más que se cree que reducen el riesgo de enfermedades alérgicas, como haber sido amamantados o tener mascotas.

Alrededor del 12 por ciento de las familias lavaban los platos a mano. Los científicos hallaron que los niños de esas familias tenían más o menos la mitad del riesgo de contraer afecciones alérgicas, en comparación con los niños de familias que usaban lavaplatos.

Por ejemplo, entre los niños en los hogares donde se lavaban los platos a mano, el 23 por ciento tenían eczema y el 1.7 por ciento tenían asma. Esto es en comparación con el 38 por ciento con eczema y el 7.3 por ciento con asma en los hogares que usaban lavaplatos. Una proporción más baja de los niños en los hogares donde se lavaban los platos a mano también tenían alergias estacionales, pero la diferencia no alcanzó la significación estadística, según el estudio.

Los niños también tendían a ser menos propensos a sufrir de una enfermedad alérgica de cualquier tipo si comían alimentos o verduras fermentados, como chucrut o pepinos fermentados, al menos una vez al mes, o alimentos de una granja local, hallaron los investigadores.

“Los resultados de este estudio no son sorprendentes, dado que muchos estudios han mostrado que las exposiciones al microbioma podrían reducir el riesgo de enfermedades [alérgicas] en ciertas poblaciones”, apuntó la Dra. Selina Gierer, alergóloga pediátrica del Hospital de la Universidad de Kansas, en Kansas City. “Esto es un ejemplo de momentos en que los esfuerzos adicionales por desinfectar nuestro ambiente, al lavar los platos con lavaplatos en lugar de lavarlos a mano, podrían reducir la exposición natural a los microbios”.

Gierer apuntó que lavar los platos a mano con jabón que no sea antibacteriano a unas temperaturas más bajas podría significar una mayor exposición a las bacterias que con los platos lavados en máquinas desinfectantes a altas temperaturas.

“Si uno se expone más a los microbios en los platos lavados a mano, entonces quizá tenga un riesgo más bajo de alergias”, señaló.

Pero ese vínculo es solo una pieza posible de un rompecabezas mucho más grande, sugirió Gierer.

“Esto respalda un aspecto de la hipótesis de la higiene, pero quizá haya muchos factores ambientales y genéticos que desempeñan un rol en si un paciente contrae un trastorno atópico [alérgico] o no”, planteó Gierer.

“El mensaje principal es que siempre debemos considerar los beneficios de salud de reducir la exposición microbiana ambiental para reducir las infecciones cuando se evalúe el beneficio de reducir las alergias”, comentó.

 

{ Comments on this entry are closed }

.

Relacionan la obesidad con el asma en los niños

La asociación varió según la raza y la etnia, señala un estudio

Los niños y adolescentes con sobrepeso u obesos son más propensos a sufrir de asma que sus pares de peso sano, halla un estudio reciente.

La firmeza de la asociación entre el asma y la obesidad varió según la raza y la etnia. La asociación más firme entre el índice de masa corporal (IMC), una medida de la grasa corporal basada en la estatura y el peso, y el asma se halló en los jóvenes hispanos, mientras que la relación entre el sobrepeso o la obesidad y sufrir de asma fue más débil en los niños negros.

“Esta investigación contribuye a la creciente evidencia de que hay una relación entre la obesidad infantil y el asma, y sugiere que factores relacionados con la raza y la etnia, particularmente entre los jóvenes hispanos, podrían [influir] en esta relación”, apuntó en un comunicado de prensa de Kaiser Permanente la autora del estudio Mary Helen Black, del Departamento de Investigación y Evaluación de Kaiser Permanente del Sur de California.

El estudio aparece en la edición en línea de la revista Obesity.

Mediante el uso de expedientes electrónicos de salud, los investigadores examinaron el peso y la estatura, los diagnósticos de asma y los medicamentos específicos para el asma en 681,000 niños entre los 6 y los 19 años de edad. Alrededor del 18 por ciento de los jóvenes, que eran de diversas razas y etnias, sufrían de asma.

Los niños obesos y con sobrepeso que sufrían de asma hacían visitas más frecuentes al médico y al departamento de emergencias por problemas relacionados con la afección. Esos niños con sobrepeso también usaban más corticosteroides inhalados y orales para el asma que sus pares de peso normal.

Aunque el estudio halló una asociación entre el asma y la obesidad o el sobrepeso, todavía no ha probado que el peso en exceso provoque el asma.

 

{ Comments on this entry are closed }

 

Perder peso podría aliviar los síntomas de asma en las personas obesas

laprensa.hn

Perder peso podría ayudar a reducir la gravedad del asma en los adultos obesos, encuentra un nuevo estudio canadiense.

“Nos alegró observar una mejora significativa en los síntomas del asma, y en la calidad de vida de estos individuos. Este estudio ofrece más respaldo a la necesidad de gestionar [los trastornos crónicos] para mejorar las vidas de los pacientes”, comentó en un comunicado de prensa del Colegio Americano de Médicos del Tórax, la autora del estudio, la doctora Smita Pakhale, del Hospital de Ottawa y la Universidad de Ottawa.

Las personas que son obesas tienen alrededor de 1.5 veces más probabilidades de sufrir de asma que las que no lo son. Un aumento de tres unidades en el índice de masa corporal (IMC), un cálculo de la grasa corporal que se basa en la estatura y el peso, se asocia con un aumento del 35% en el riesgo de asma, señalaron los investigadores.

Un IMC de 18.5 a 24.9 se considera como un peso normal, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos. Un IMC de 25 a 29.9 es sobrepeso, y a partir de 30 se considera obesidad, dicen los CDC.

El estudio encontró que cuando las personas obesas con asma perdieron peso, mostraron una mejora significativa en la gravedad del asma, el control del asma y la calidad de vida.

Los hallazgos sugieren que perder peso puede ayudar a aliviar el asma en las personas obesas, según los autores del estudio.

{ Comments on this entry are closed }

 

Vinculan peso y asma

Adelgazar reduce la gravedad del mal respiratorio

yucatan.com.mx

Perder peso podría ayudar a reducir la gravedad del asma en los adultos obesos, encuentra un nuevo estudio canadiense.

“Nos alegró observar una mejora significativa en los síntomas del asma, y en la calidad de vida de estos individuos. Este estudio ofrece más respaldo a la necesidad de gestionar (los trastornos crónicos) para mejorar la vida de los pacientes”, comentó en un comunicado de prensa del Colegio Americano de Médicos del Tórax (American College of Chest Physicians) la autora del estudio, la Dra. Smita Pakhale, del Hospital de Ottawa y la Universidad de Ottawa.

Las personas que son obesas tienen alrededor de 1.5 veces más probabilidades de sufrir asma que las que no lo son. Un aumento de tres unidades en el índice de masa corporal (IMC), un cálculo de la grasa corporal que se basa en la estatura y el peso, se asocia con un aumento del 35 por ciento en el riesgo de asma, señalaron los investigadores.

Un IMC de 18.5 a 24.9 se considera como un peso normal, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos. Un IMC de 25 a 29.9 es sobrepeso, y a partir de 30 se considera obesidad, dicen los CDC.

El estudio encontró que cuando las personas obesas con asma perdieron peso, mostraron una mejora significativa en la gravedad del asma, el control del asma y la calidad de vida.

Los hallazgos sugieren que perder peso puede ayudar a aliviar el asma en las personas obesas, según los autores del estudio.

 

{ Comments on this entry are closed }

[27-8-15]

Cambios de temperatura Y EL ASMA

Muchos asmáticos deben cuidarse más del frío que del calor, pero no todos los casos se comportan de la misma manera

Quienes han padecido de asma o tienen algún familiar con esta enfermedad, podrían destacar lo difícil que puede resultar sobrellevarla, pues cuando se presenta complica el acto de respirar, proceso que, en condiciones normales, el organismo realiza de manera automática.

En Venezuela uno de cada cinco niños sufre de asma, según refiere la Sociedad Venezolana de Alergia, Asma e Inmunología. El Neumonólogo e Internista Santiago Guzmán señala que la característica fundamental de este padecimiento es la inflamación de la vía aérea, que ocasiona obstrucción parcial de los bronquios y dificultad para movilizar aire en los pulmones, tanto para expulsarlo como para tomarlo.

El Doctor Guzmán, Jefe del Servicio de Medicina Interna del Hospital “Dr. José Gregorio Hernández” del IVSS, destaca que existen distintos tipos de asma y no todas se comportan de la misma manera. “Algunos pacientes pueden ser sensibles a los cambios de temperatura y cuando se exponen a ellos, pueden iniciar el proceso de inflamación de los bronquios, con la consecuente aparición de tos, dificultad para respirar y sibilancias”, señaló.

Refiere el médico que el cambio de temperatura funciona como el desencadenante de la cascada inflamatoria; es decir, activa las células que van a producir el engrosamiento de los bronquios, lo cual reduce el espacio para la respiración, independientemente de si el paciente está abrigado, pues lo más relevante es la temperatura del aire que inspira, el cual entra directamente a los bronquios. Pero el especialista aclara que las citadas consecuencias no ocurren en todos los asmáticos, sino solamente en aquellos que tienen sensibilidad a las modificaciones térmicas.

“Es más común que el frío desencadene episodios asmáticos; sin embargo, hay individuos que pueden desarrollar las exacerbaciones al exponerse a climas cálidos. Aquí el elemento más importante es el conocimiento de los eventos previos: el paciente debe estar atento a las circunstancias presentes durante las primeras crisis de asma y este historial será de gran utilidad para conocer sus sensibilidades, además de que ayudará a evitar los desencadenantes y a tomar las medidas preventivas”, señala Guzmán.

Recomendaciones para asmáticos

De acuerdo con el Doctor Santiago Guzmán, si el paciente conoce su sensibilidad a cambios ambientales debe cumplir en forma regular el tratamiento de base: usualmente un antiinflamatorio inhalado solo -esteroides en aerosol- o acompañado con un broncodilatador de acción larga –también dosificado por la inspiración- y llevar consigo un medicamento de rescate -broncodilatador de acción corta inhalado-, que se puede aplicar cuando presenten síntomas. Existen también antiinflamatorios orales, como el montelukast, que sirven como controlador de la enfermedad.

“En los casos de pacientes sensibles a cambios ambientales o térmicos deben tener un broncodilatador de acción corta para aplicarse cuando tengan síntomas como falta de aire, tos o silbidos al respirar”, sentenció el galeno.

Un tratamiento que disminuye las crisis del asma, es la terapia con la molécula omalizumab, la cual ha logrado reducir la incidencia de exacerbaciones del padecimiento, especialmente en los casos de asma de difícil control. El mecanismo de acción de este medicamento bloquea el anticuerpo IgE, el cual se encuentra en pacientes alérgicos al polvo o al polen, disminuyendo la cascada inflamatoria, causa fundamental de la enfermedad.

Además, debe evitar en lo posible exposición a humos, polvos, olores irritantes o temperaturas extremas y mantener su tratamiento de control. “Hay que recordar que el asma es una enfermedad crónica y que como otras de estas características -por ejemplo diabetes o hipertensión- amerita control médico y fármacos que estabilicen la inflamación de la vía aérea”, finaliza el especialista.

 

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas