From the category archives:

Autoestima – autoayuda

PNL Cuántica: Una herramienta para ser la mejor versión de nosotros mismosPNL Cuántica: Una herramienta para ser la mejor versión de nosotros mismos

Ahondando en las conexiones familiares y realizando movimientos físicos, este breve tratamiento sirve para terminar con miedos, pensamientos limitantes y conductas que no aportan a nuestra vida.

nuevamujer.com.-Carolina Palma Fuentealba

¿Es posible vivir hoy, momento a momento, en conexión con los demás, en calma y paz interior? ¿Se pueden sanar antiguos dolores con nuestros padres o hijos, y volvernos la mejor versión de nosotros mismos, aún en momentos difíciles? Eso se pregunta Jessica Riberi, sicóloga de la Universidad Católica, máster trainner en Programación Neurolingüística (PNL) y autora del libro “Vínculos de vida”, de Ediciones B. ¿La respuesta? Sí se puede.

Dentro de los caminos que encontró está principalmente la PNL Cuántica, Arquetipos, y Constelaciones Familiares. Con ejemplos claros la autora indica los paisajes que podemos recorrer si queremos estar bien. Felices, la mayor parte del tiempo. “La PNL y las Constelaciones son enfoques estratégicos. Terapias con estos sistemas no superan las 12 sesiones, porque se identifica rápidamente el núcleo que hay que resolver para que el sistema se reorganice”, explica Jessica.

LIDERAR
Las mujeres tenemos distintos roles, lideramos procesos en diferentes ámbitos. Por lo tanto, es fundamental manejar la tensión, la incertidumbre, la frustración. La PNL Cuántica entrega un modelo de trabajo que apunta a los nuevos desarrollos, para mantener un estado centrado de consciencia, preservar la calma frente a lo difícil. Todo para mantener la percepción global de lo que pasa realmente.
“Existen niveles de intervención. A veces trabajas con la persona en relación a su propia historia, que permite vivir la vida con todos los vaivenes. La PNL permite intervenir a nivel de creencias, habilidades, conducta. Transforma todos los recursos que el paciente tiene. A veces hay situaciones en el pasado que imprimieron huellas que nos limitan y nos sacan de nuestra zona de excelencia, que nos llevan a situaciones donde entra otro tipo de pensamiento, pensamientos virulentos. ´No puedo´, ´no soy capaz´, ´no me lo merezco´”, ejemplifica la sicóloga.

ANCESTROS
Cuando se integra la PNL con las Constelaciones Familiares, aumentan los resultados. Con la PNL la persona logra manejar el problema, pero éste no se va. Cuando se incorporan las Constelaciones se muestra la conexión de tus problemas con la familia de origen. “Hay un campo energético emocional que viene desde tus ancestros que puede implicar ocho generaciones. La PNL permite que se instale la aceptación como punto de partida en la vida. Eso cambia el campo energético que da forma a tu comportamiento”, asegura la autora.

Por ejemplo, a principios del siglo pasado, había una mortalidad infantil altísima. Hay muchas mujeres que perdieron hijos por enfermedades, también existía mucha pobreza y abusos sexuales. Todo genera impacto en la descendencia. “A veces me encuentro con hombres con poca fuerza vital, frágiles, que les cuesta ahondar en sus afectos. De alguna manera ellos rechazan lo masculino porque lo masculino está unido al abuso de mujeres. Como hoy las respetan, no quieren ser hombres. También pueden mostrarse muy lógicos, pura cabeza, porque no pueden conectarse a nada emocional. Cuando entran al campo emocional, se conectan con la ira”, explica Jessica.

EL SISTEMA FAMILIAR TE DEFINE
Cuando eres parte de un sistema familiar, éste te define, de alguna forma. Por lo mismo, cuando rechazas el destino de tus padres, rechazas también tu vida misma, tus relaciones. “Cuando aceptas a tu padre, tu madre, tu historia, instalas la aceptación como punto de origen en la vida. Eso te abre otra cualidad de fuerzas arquetípicas. Cuando rechazas la vida, aparecen los niños heridos, la víctima, el victimario, el cuidador. Cuando abres la puerta a mirar la vida en compasión, ves todo con perspectiva. La aceptación es muy importante. Si uno no acepta al otro tal cual es, no lo ama”.

Si eres una mujer que rechaza a su madre, tanto porque no te gusta como porque te haces cargo de ella, conviene analizarlo. “Cuando alguien se hace cargo de su madre, se sale del rol de hija. Hay distintas formas de rechazo. Eso cortará la conexión a lo femenino, se podrá ser mamá del hombre, pero no mujer. Si se rechaza al padre, se rechaza la primera conexión a lo masculino, por lo mismo, se vuelve difícil que entre un hombre a la vida. Solo llegan niños o figuras paternas”.

ERROR: ESPÍRITU MATERNAL
En nuestra cultura, en general se relaciona a nuestro género con actitudes maternales; incluso a veces actuamos como madre de nuestros padres. ¿Qué pasa en ese caso? “Se instala un guión de pasado que no les permite tener vida propia, y se perpetúa el dolor. De alguna manera cuando uno es madre de sus padres tiene menos disponibilidad de ser madre de sus hijos. Si tiene hijos, reciben menos madre. Con estas terapias se devela la verdad, uno entiende de dónde nacen los problemas”.

MUJERES GUERRERAS
Es cierto que en el siglo pasado predominaba una imagen femenina vulnerable, pasiva, mientras que el hombre llevaba la familia, pero vinieron generaciones luchadoras. Riberi recuerda que la generación de mujeres que ahora bordean los 60 años se revelaron frente a esa postura. “Ellas abrieron el camino para que nosotras trabajáramos y tomáramos decisiones. Las mujeres guerreras rechazaron todo lo del hogar, entonces los hijos de esa generación también tuvieron déficit. Ser hijo hombre de esa generación es difícil, porque son mujeres guerreras, con poca conexión emocional”.

LA PAREJA
En términos de pareja hay un movimiento también. “En la generación que ahora bordean los 80 años, las mujeres estaban inmersas en el dolor de la muerte, por sus hijos muertos, mientras el hombre daba batalla para salir adelante. El vínculo de pareja era difícil. Si uno ve a las parejas de 60 años, las mujeres se empoderaron, salió la pastilla anticonceptiva. En ese espacio los hombres las miraban, pero ellas no los miraban porque estaban luchando por sus derechos. Actualmente, la generación de 30 años se miran, establecen contacto”.

TRISTEZA INFUNDADA
“Había una mujer que tenía una pena enorme, que no lograba, después de pasar por diversos especialistas, saber de dónde venía. Con Constelaciones se dio cuenta que cuidaba a su mamá. ¿Pero quién debería cuidarla realmente? Su propia madre. Por lo tanto, se identificaba con el campo energético de la abuela. Imagínate una abuela que había perdido a su madre temprano y a ocho hijos. Claramente el destino de la abuela estaba cargado de dolor. Al estar identificada con ella, entra en el campo de dolor de la abuela, ahí estaba su base de dolor. Se necesitaba un camino de retorno, volver a ser hija de su madre”, explica Jessica, para que relacionemos nuestros problemas con los ancestros.

ACEPTAR EL PASADO
En definitiva, uno tiene que aceptar el pasado de la familia tal cual fue. Si la abuela sufrió, se puede ver la fortaleza de esa mujer, que siguió viviendo, haciendo familia. “De esa forma sentirá orgullo, porque son mujeres que siguieron adelante. Uno vuelve a la humildad, porque te das cuenta que no puedes transformar el pasado. La decisión de salvar a los padres de su vida es una decisión infantil, mágica. Como adulto, uno toma consciencia de su gran fortaleza, ve las cosas tal cual son”.

MOVIMIENTOS CORPORALES
En Constelaciones se realizan movimientos físicos, actos “sico-mágicos”. ¿Por qué? “Cuando uno hace ese trabajo puede intervenir a nivel de conducta, de desarrollar habilidades, de transformar creencias. Con estas terapias estás interviniendo en el vínculo de la persona con la vida, el vínculo es energético. La conexión energética se da a través del cuerpo, no es mental. De hecho, en los nuevos desarrollos de constelaciones, Constelaciones Cuánticas, es todo en silencio, y se trabaja con movimientos corporales para sanar a la persona y el sistema familiar”.

 

{ Comments on this entry are closed }

Aprende a reconocer a un maltratador psicológico

¿Alguien de tu entorno te genera malestar? ¿Te machaca y te hace sentir culpable? Cuidado, porque el maltrato psicológico es muy nocivo.

muyinteresante.es

Nada de ojos morados. Aquí, “el daño se causa sin tocar a la víctima, nadie parece darse cuenta de lo que pasa”, explica el psiquiatra Luis de Rivera. Al principio, se sume en un estado constante de temor, desasosiego e impotencia. Siente que, para que todo vaya bien, debe actuar de determinada manera, pero las exigencias que el maltratador le impone siempre son imprecisas, imposibles o impredecibles. Ante las crecientes críticas, humillaciones y burlas –ya se produzcan estas en el colegio, en el trabajo o en casa–, su autoestima se resiente y llega a dudar de su propia cordura. Su miedo a contrariar al otro crece, y llega el aislamiento.

“El sentido de propósito, la confianza, el compromiso con un modelo de futuro, la pertenencia a un grupo… son los valores que se destruyen, dejando a la víctima sola, desilusionada, desesperanzada, rota la vivencia de continuidad en su vida”, apunta el psiquiatra.

Con sus capacidades mermadas ante un estado constante de ansiedad, empieza a fallar en sus obligaciones, no puede cumplir con su trabajo, no atiende a sus hijos tan bien como antes, suspende los exámenes. Su fracaso refuerza su baja autoestima.

Antes o después, la situación traumática acaba produciendo síntomas clínicos. Entre ellos, depresión y patologías típicas de los síndromes de estrés: hiperactividad simpática, problemas para dormir, trastornos alimentarios, ansiedad, desorientación, síntomas psicosomáticos e irritabilidad.

Incluso, como señala Natalia Hidalgo, del Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento de la Universidad de Granada, en muchos casos de violencia psicológica, “la vivencia de estrés postraumático y el efecto del cortisol segregado en situaciones crónicas puede dejar secuelas físicas, neurológicas y cognitivas”. Y desembocar en multitud de enfermedades graves con componente psicosomático, como fibromialgia.

Cuanto antes detectemos el problema, más fácil será cortarlo, pedir ayuda o reconducir la situación. En muchos casos, es recomendable el acompañamiento terapéutico, aunque a veces la persona afectada decide superar sola la experiencia traumática.

{ Comments on this entry are closed }

 

6 actitudes que dañan la autoestima de las personas que te rodean

Basta un comentario, una acción o una simple mirada pueden causarle daño emocional a una persona, especialmente a las más cercanas.

rpp.pe

La convivencia diaria hace que muchas veces tengamos actitudes que pueden dañar el autoestima de una persona. A veces de manera involuntaria ya que no nos damos cuenta, pero cuando uno es consciente de que lo que va a decir o hacer puede dañar a otra y aún así lo hace, ya es un abuso.

Y para causarle daño emocional a alguien no hay que hacer mucho, basta con un comentario, una acción, una simple mirada o hasta el silencio pueden destruir el autoestima de una persona, asegura una investigación publicada en el Journal of Physical Activity and health.

Quizá algunas personas no se dan cuenta de que están maltratando a otras, por ello, el portal Salud 180 recogió opiniones de especialistas y elaboró un artículo en el que menciona las seis costumbres más comunes que destruyen el autoestima de las personas que nos rodean.

Descalificarla constantemente: “No sirves para esto”, “no tienes la capacidad”, son solo algunas de las frases que pueden herir a una persona y causarle daño a su autoestima.

Compararla con otros: El simple hecho de comparar a una persona para resaltar sus defectos, complejos e inseguridades es la forma más rápida de demoler su autoestima.

Exigirle desmedidamente: Al asignarle una tarea o misión a una persona, hay que considerar si es factible que lo haga, ya que si no logra cumplirlo la persona puede caer en la frustración, y hay que tener en cuenta que cada uno maneja la frustración de distinta manera. A muchos puede dañarles el autoestima.

Ignorarla: Cuando no tomas en cuenta lo que dice una persona o finges que no la ves, dañas su autoestima, especialmente si es una persona cercana a ti.

Aislarla: Alejar o excluir a alguien de los círculos de amistades, familiares o de trabajo, es lo peor que puedes hacer con una persona. Es muy bajo.

Ridiculizarla frente a otros: Esto también es muy bajo. No está mal hacerle una crítica constructiva a una persona, pero señalar sus errores y exagerarlos ante otros es una vil burla para hacerla quedar mal.

{ Comments on this entry are closed }

 

Autoestima baja: 10 causas que debes conocer

peru.com.-

La baja autoestima es un problema que muchos niños, adolescentes y adultos padecen en la actualidad, esto debido al ambiente que frecuenten y que les estaría provocando daño. Es así que a continuación te decimos 10 de ellas para que tomes tus precauciones:

1.- Ser víctima de abusos (sexuales, físicos o emocionales) y la pérdida de control asociada a ellos.

2.- Haber visto desatendidas sus necesidades básicas en la infancia.

3.- Fracasar en cumplir con las expectativas de sus padres.

4.- Sentirse el “bicho raro” de la escuela.

5.- Sufrir discriminación (por discapacidad, apariencia, estatus social o cualquier otra circunstancia).

6.- Verse empujado por la presión social para seguir determinadas normas.

7.- Sufrir acoso o bullying laboral.

8 Padecer enfermedades que condicionen sus actividades cotidianas o impacten en su calidad de vida.

9.- Sufrir por la pérdida de personas importantes de su vida.

10.- Sufrir por exclusión social y soledad.

{ Comments on this entry are closed }

 

¡Ser feliz en 6 pasos!

Cada vez parece más claro que la nueva fiebre del oro no tiene que ver con hacerse millonario ni con encontrar la fuente de la eterna juventud. El tesoro más codiciado de nuestros tiempos es atesorar felicidad, un concepto abstracto, subjetivo y difícil de definir, pero que está en boca de todos. Incluso es materia de estudio en la prestigiosa Universidad de Harvard.

Durante varios años, algunos de los estudiantes de Psicología de esta universidad americana han sido un poco más felices, no solo por estudiar en una de las mejores facultades del mundo, sino porque, de hecho, han aprendido a través de una asignatura.

Su profesor, el doctor israelí Tal Ben-Shahar, es experto en Psicología Positiva, una de las corrientes más extendidas y aceptadas en todo el mundo y que él mismo define como “la ciencia de la felicidad”. De hecho, sostiene que la alegría se puede aprender, del mismo modo que uno se instruye para esquiar o a jugar al golf: con técnica y práctica.

Con su superventas Being Happy y sus clases magistrales, los principios extraídos de los estudios de Tal Ben Shahar han dado la vuelta al mundo bajo el lema de “no tienes que ser perfecto para llevar una vida más rica y más feliz”. El secreto parece estar en aceptar la vida tal y como es, lo cual, según sus palabras, “te liberará del miedo al fracaso y de unas expectativas perfeccionistas”.

Aunque por su clase de Sicología del Liderazgo (Sychology on Leadership) han pasado más de mil 400 alumnos, aún así cabría hacerse la siguiente pregunta: ¿Alguna vez se tiene suficiente felicidad? “Es precisamente la expectativa de ser perfectamente felices lo que nos hace serlo menos”, explica.

Estos son sus seis consejos principales para sentirse afortunado y contento:

1. Perdone sus fracasos

Es más, ¡celébrelos! “Al igual que es inútil quejarse del efecto de la gravedad sobre la tierra, es imposible tratar de vivir sin emociones negativas, ya que forman parte de la vida, y son tan naturales como la alegría, la felicidad y el bienestar.

“Aceptando las emociones negativas, conseguiremos abrirnos a disfrutar de la positividad y la alegría”, añade el experto. Se trata de darnos el derecho a ser humanos y de perdonarnos la debilidad. Ya en el año 1992, Mauger y sus colaboradores estudiaron los efectos del perdón, encontrando que los bajos niveles de este hacia uno mismo se relacionaban con la presencia de trastornos como la depresión, la ansiedad y la baja autoestima.

2. No dé lo bueno por hecho

Agradézcalo. Cosas grandes y pequeñas. “Esa manía que tenemos de pensar que las cosas vienen dadas y siempre estarán ahí tiene poco de realista”.

3. Haga deporte

Para que funcione no es necesario matarse en el gimnasio o correr 10 kilómetros diarios. Basta con practicar un ejercicio suave como caminar a paso rápido durante 30 minutos al día para que el cerebro secrete endorfinas, esas sustancias que nos hacen sentir drogados de felicidad, porque en realidad son unos opiáceos naturales que produce nuestro propio cerebro, que mitigan el dolor y causan placer, según detalla el entrenador de easyrunning y experto corredor Luis Javier González.

4. Simplifique, en el ocio y el trabajo

“Identifiquemos qué es lo verdaderamente importante, y concentrémonos en ello”, propone Tal Ben-Shahar.

Ya se sabe que “quien mucho abarca, poco aprieta”, y por ello lo mejor es centrarse en algo y no intentarlo todo a la vez. Y no se refiere solo al trabajo, sino también al área personal y al tiempo de ocio: “Mejor apagar el teléfono y desconectar del trabajo esas dos o tres horas que se pasa con la familia”.

5. Aprenda a meditar

Este sencillo hábito combate el estrés. Miriam Subirana, doctora por la Universidad de Barcelona, escritora y profesora de meditación y mindfulness, asegura que “a largo plazo, la práctica continuada de ejercicios de meditación contribuye a afrontar mejor los baches de la vida, superar las crisis con mayor fortaleza interior y ser más nosotros mismos bajo cualquier circunstancia”.

El profesor de Harvard añade que es también un momento idóneo para manejar nuestros pensamientos hacia el lado positivo, aunque no hay consenso en que el optimismo llegue a garantizar el éxito, sí le aportará un grato momento de paz.

6. Practique una nueva habilidad

La felicidad depende de nuestro estado mental, no de la cuenta corriente. Concretamente, “nuestro nivel de dicha lo determinará aquello en lo que nos fijemos y en las atribuciones del éxito o el fracaso”.

Esto se conoce como locus de control o ‘lugar en el que situamos la responsabilidad de los hechos’, un término descubierto y definido por el sicólogo Julian Rotter a mediados del siglo XX y muy investigado en torno al carácter de las personas: los pacientes depresivos atribuyen los fracasos a sí mismos, y el éxito, a situaciones externas a su persona; mientras que la gente positiva tiende a colgarse las medallas, y los problemas, “casi mejor que se los quede otro”.

Sin embargo, así perdemos la percepción del fracaso como ‘oportunidad’, que tiene mucho que ver con la resiliencia, un concepto que se ha hecho muy popular con la crisis, y que viene prestado originariamente de la Física y de la Ingeniería, con el que se describe la capacidad de un material para recobrar su forma original después de someterse a una presión deformadora.

“En las personas, la resiliencia trata de expresar la capacidad de un individuo para enfrentarse a circunstancias adversas, condiciones de vida difíciles, o situaciones potencialmente traumáticas, y recuperarse saliendo fortalecido y con más recursos”, afirma el médico psiquiatra Roberto Pereira, director de la Escuela Vasco-Navarra de Terapia Familiar.

{ Comments on this entry are closed }

 

Cinco grandes beneficios sobre la salud emocional, con sólo algo de ejercicio físico diario

Mejorar la autoestima, el autocontrol y la motivación es consecuencia directa de la práctica habitual del entrenamiento. La explicación reside en el metabolismo, que provoca la demanda de energía, y en las hormonas (como adrenalina, serotonina y endorfina) que intervienen en estos mecanismos. Nos lo explica Diana González Abarisqueta, entrenadora personal y manager de Infinit Fitness La Moraleja.

Que la práctica habitual de ejercicio trae consigo ventajas físicas es algo que no escapa a nadie. Pero no debe olvidarse la sensación de bienestar con uno mismo.  “Cualquiera que practique deporte conoce el poder de la mente sobre el cuerpo», explica Diana González Abarisqueta, entrenadora personal y manager de Infinit Fitness La Moraleja. «Aunque si bien esta frase se entiende desde el plano de la actitud y la psique, en realidad la explicación más tangible se encuentra en la biología humana, y concretamente en las hormonas”.

Según sostiene esta experta en salud y forma física, «la demanda de energía que genera el ejercicio provoca la liberación de adrenalina. Su efecto es causar cierta dosis de euforia, aunque su objetivo es poner el corazón a tono con las necesidades circulatorias. Además, el organismo segrega endorfina, hormona asociada al placer, que a pesar de que facilita la relajación, también ayuda a aumentar la atención, los reflejos, y a potenciar el rendimiento». Por su parte, la acción de la serotonina es parecida a la de ingerir un analgésico, no sólo controla la temperatura del cuerpo, también mitiga la sensación de ansiedad o la depresión.

Pero además de estos efectos, la práctica regular de ejercicio también proporciona hasta tres consecuencias positivas para la salud mental, como señala Diana González Abarisqueta:

–Autoestima. “Aumenta la sensación de estar a gusto con uno mismo, pues los efectos del entrenamiento nos hacen vernos más esbeltos y atractivos, y más “observados” por los demás. La ropa nos queda mejor y eso nos causa placer”.

–Autocontrol. “Pues cuanto más ejercicio practicamos, y notamos sus beneficios, más implicados estamos no sólo para continuar, sino incluso para ir más allá, para salir de la’ zona de confort’ y rendir mejor; y todo eso se traslada también a la vida cotidiana”.

–Motivación. “Este deriva de los anteriores, y puede ser un poco más subjetivo, pero trabajar el autocontrol de las emociones e incrementar la capacidad de tolerar el estrés resulta también muy gratificante”.

{ Comments on this entry are closed }

 

Violencia en casa afecta autoestima infantil

Depresión, trastornos alimenticios y baja autoestima son efectos colaterales que afectan a un niño que vive violencia intrafamiliar

“La violencia intrafamiliar es detonante de problemas como depresión, ansiedad y trastornos de alimentación en los hijos”, dijo a SUMEDICO la psicoterapeuta Laura Elena Martínez (*), quien abundó que cuando se trata de un problema de violencia en casa, entre la pareja, los hijos pueden sufrir de muchas maneras.

Un ambiente violento, de acuerdo con la especialista, es un medio poco ideal para que un niño se desarrolle en todo sentido, es por ello que cuando se busca tratamiento para este tipo de situación, lo preferible es que sea integral antes de pensar en sesiones individuales.

“Si partimos de lo que es la violencia intrafamiliar en sí misma, y lo entendemos como actos de agresión que atentan contra la integridad física, emocional o psicológica, directa o indirectamente contra el niño, entonces sabremos qué áreas son las que se verán afectadas”, señaló.

El ambiente ideal para que un niño desarrolle sus habilidades sociales, de aprendizaje y de expresión de sentimientos debe estar compuesto por seguridad y bienestar, y el único sitio así se supondría que es la casa familiar, no obstante, no siempre se cumple con ello y es cuando comienzan los problemas y las afectaciones para quienes son testigos de un ambiente violento y hostil.

“Si en el ambiente que crece un niño hay tensión, violencia, maltrato, gritos, y estos eventos son repetitivos, además de haber intención clara de hacerle daño, ese entorno de seguridad y bienestar se rompe y el niño crece dentro rodeado de estrés, tensión, miedo, enojo, lo que repercutirá en su autoestima, afectando su capacidad de valorarse a sí mismo y de tratarse con dignidad y amor; además de que están mostrándole que la manera de resolver los problemas es por medio de la violencia”, indicó la especialista.

Estigmas de violencia

Hay quien pudiera relacionar un ambiente de violencia intrafamiliar con un niño que se muestra violento en su escuela, llegando a convertirse en un caso de bullying, no obstante, para la psicoterapeuta esto debe ser tratado con mucho cuidado y sin caer en clichés.

“Se piensa que cuando un niño vive violencia intrafamiliar se vuelve agresivo en la escuela, pero eso es algo muy delicado, muy riesgoso de considerar, ya que no es totalmente cierto. En ese sentido hay que explorar qué lleva al niño a ser violento en la escuela, pueden ser muchos factores, uno podría ser que, en efecto, crece en un ambiente de violencia, pero no es el único factor, pero puede ser que viva un cambio de casa, el nacimiento de un hermano o la muerte de un ser querido, pero no necesariamente por violencia intrafamiliar, indicó.

Solución integral

Para reparar una situación de daño por violencia intrafamiliar, que puede generar problemas como depresión, trastornos de alimentación y ansiedad, además de problemas académicos, es necesario trabajar con la familia de manera integral, y en específico con los padres, ya que ese es el núcleo de la violencia que está afectando al niño.

“Hay que partir de la raíz que es el ambiente familiar, porque tienen que hacer ajustes para ver cómo se detiene la violencia que está afectando a su hijo. Sería desgastante o poco productivo tratar de trabajar área por área, así que abordamos el centro del problema, que son los papás y el conflicto de pareja, mismo que puede hacer que se descargue la violencia en los hijos”, finalizó.

 

{ Comments on this entry are closed }

 

Los espectadores de realities tienen baja autoestima según un estudio

Son neuróticos, extrovertidos y con baja autoestima

Los espectadores de realities tienen baja autoestima según se plantea en las conclusiones de un estudio realizado por el medio estadounidense today.com. La investigación se ha realizado entre 19.000 personas.

La principal motivación para ver telerrealidad de los encuestados no es otra que el aburrimiento, el 72% de las mujeres y el 60% de los hombres ven la televisión con un propósito meramente lúdico, según recoge tvguide.com.

Las conclusiones de la encuesta también incluyen un perfil del espectador de realities, es extrovertido, neurótico y tiene baja autoestima en comparación con los televidentes que no ven programas del género.

Además, se sostiene que el 46% de las mujeres miran estos programas porque les gusta saber cómo viven sus vidas las personas que tienen fama y dinero, mientras que solo el 26% de los hombres tienen la misma opinión.

 

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas