From the category archives:

Psicologia

La comunicación, elemento clave para alcanzar el éxito

La comunicación, elemento clave para alcanzar el éxito

lostiempos.com

Una buena comunicación permite entrar al mundo de los demás, conocerlos y entender sus acciones manifestadas en ese momento. Además, de expresar las ideas de manera clara logrando que el interlocutor reciba la información tal y como uno desea transmitirla.

El máster coach brasileño, Fabio de Jesus Farias, menciona que el proceso de comunicación a simple vista puede ser sencillo, pero en realidad influyen varios factores que, por lo general, no se los considera. Estos son:

1. Conocer las emociones y a uno mismo

Para que te expreses bien, es necesario que conozcas tus límites. Al estar consciente de esto sabrás cómo reaccionar ante ciertas situaciones. “Si alguien te grita y tú sabes que puedes tener la misma actitud, entonces vas a tener el suficiente conocimiento de no reaccionar igual, más bien, respirar y decir ‘hola, ¿te sucede algo?’, logrando que esa persona se calme y pueda comentarte qué situación le llevó a reaccionar de esa manera”, menciona Farias.

2. Tono de la voz

El máster coach indica que cuando una persona te habla, prestas atención 7 por ciento a lo verbal, 38 al lenguaje corporal y 55 a la intención de la voz. Farías pregunta ¿qué color quieres que salga de tu boca? El tono tiene una intención, porque expresa las emociones que tienes en ese momento.

3. Quitarse las máscaras

“Usamos muchas máscaras todo el día por los distintos roles que tenemos, pero si te muestras tal y como eres, la gente va a saber qué es lo que puede esperar de ti”, explica el experto. Cuando se utilizan estas máscaras en la vida cotidiana no se puede dar a conocer la verdadera personalidad y se proyecta una falsa imagen ante los demás. “Si las máscaras continúan, menos libres nos sentiremos, llevándonos a vivir a un estado de ansiedad y frustración permanente”, indica. Recomienda que cuando expreses tus sentimientos o cuentes un acontecimiento lo hagas con la verdad y la honestidad.

4. Regular emociones

“Todos tenemos emociones y no podemos deshacernos de ellas. Sería interesante llegar a un lugar y decirles “se quedan en la puerta”, pero no podemos hacer eso. Lo que sí podemos hacer es controlar nuestros sentimientos y regular nuestras emociones”, explica Farias.

Es necesario que te preguntes ¿qué siento en este momento? y ¿por qué me siento así? Al reconocer tus sentimientos te permitirá tener una mejor actitud con los demás y contigo mismo.

5. Escuchar

Todas las personas tienen el deseo de ser escuchados, te permite enterarte de acontecimientos historias y mediante éstas puedes crecer como persona.

“La importancia de escuchar te permite saber quién es el otro, dejas de lado los prejuicios y empiezas a ver su esencia y a conocer qué hay en el corazón de tu interlocutor”, dice Farias.

6. Lenguaje corporal

Es un excelente espejo de las emociones reales, “mirar a los ojos, dar un abrazo, o incluso una simple caricia (…) ya comunica lo que estamos sintiendo por esa persona”, dice Farias. Al dar más atención a los gestos, a los movimientos corporales podrías reconocer de mejor manera los sentimientos del que te habla.

“Para comunicarse adecuadamente tienes que estar en paz contigo mismo. Todas las emociones positivas o negativas las vas a dar a conocer a través de tu tono de voz, mediante tus gestos y tus movimientos corporales”, manifiesta Farias.

DATOS

Realizar contacto visual. Es señal de que se presta atención y lo que está diciendo el interlocutor es de tu interés. Se debe dejar de lado los celulares al momento de tener una conversación.

Concentrarse en la conversación. Si quieres tener una conversación que realmente te aporte y que sea productiva para ambas partes, logra que la persona sienta que te importa. Ambos deben hablar la misma cantidad de tiempo.

Hacer preguntas abiertas. Permiten que las personas elaboren su respuesta y eso es lo que crea una conversación. Así es como logras que la otra persona se involucre y se creen lazos amistosos.

{ Comments on this entry are closed }

La superación de la agorafobia: Cómo decir adiós a tu miedo de espacios abiertos

La superación de la agorafobia: Cómo decir adiós a tu miedo de espacios abiertos

La agorafobia, el miedo a los espacios abiertos y / o interacciones sociales, es uno de los trastornos de pánico más comunes. Es una enfermedad compleja, pero algunas medidas simples generalmente lo hacen mucho más fácil de controlar.

saludconsultas.com

La agorafobia es uno de los trastornos de pánico más comunes, en los que el paciente experimenta ansiedad extrema en situaciones en las que él o ella tiene poco control. No es sólo un temor a los espacios abiertos, la agorafobia puede implicar también miedo a las multitudes, el miedo de viajar distancias cortas, incluso ni temor a nuevos lugares y situaciones sociales. Algunas personas que tienen agorafobia no pueden salir de sus casas, pero la mayoría de las personas que tienen la condición son capaces de salir en público pero portuarias irracionales temores, fuertemente arraigadas de situaciones embarazosas delante de otras personas.

 

Agorafobia – Ansiedad como una bola de nieve

La agorafobia suele comenzar con un ataque de pánico. Ante el temor de otro ataque de pánico, la víctima se niega a devolver el sitio de la primera. “El miedo a tener miedo” puede construir hasta el punto de que el individuo que tiene esta condición no puede trabajar, continuar relaciones normales con los amigos y la familia, conocer gente nueva, o participar en actividades fuera una rutina muy limitada. No todos los ataque de pánico en grandes lugares abiertos o durante las interacciones con grupos de personas, sin embargo, se traduce en el desarrollo de una fobia.

Alrededores inusuales, visitando una inmensa estación de tren de la ciudad por primera vez, por ejemplo, pueden ser muy estresante. El autor granja de raza de este artículo sufrió un ataque de pánico leve la primera vez que tomó un tren de la estación de Grand Central en la ciudad de Nueva York. Ya sea un ataque de pánico se convierte en la agorafobia, sin embargo, depende de si la persona que tiene el ataque es capaz de superar sus miedos y volver al sitio de la angustia para perseguir actividades normales. La segunda vez que el autor de este artículo visitó la estación Grand Central, sin experimentar ningún tipo de pánico.

 

Otras causas de la agorafobia

Decirle a un agorafóbico a “salir de ella” nunca funciona. Esto se debe a que este trastorno de pánico no es totalmente de origen psicológico, o pueden tener características físicas que interactúan con las dimensiones psicológicas de sus experiencias.

En algunos, pero no todos, los casos de agorafobia, parte del problema subyacente se encuentra en el oído interno, en el sistema vestibular. Algunas personas tienen que mantener el equilibrio con la ayuda de pistas visuales, mirando a los objetos a su alrededor. Estas personas pueden experimentar molestias severas en grandes espacios abiertos debido a que (1) los canales del oído interno no funcionan de maneras que les impiden marearse y (2) puntos de referencia para ponerse de pie o sentado puede ser difícil de encontrar en un gran abierto espacio.

En algunos, pero no todos, los casos de agorafobia, parte del problema de fondo es el abuso de sustancias. Agoraphobics que es adicta a los tranquilizantes de benzodiazepina, por ejemplo, suelen mejorar cuando salen de la medicación. Tanto el tabaquismo y el consumo de alcohol también están asociados con el desarrollo de este trastorno de pánico. Sorprendentemente, fumando marihuana tiende a empeorar los ataques de pánico, en lugar de mejorar.

 

¿Qué puede hacer para superar la agorafobia?

Todo sobre la agorafobia probablemente no es malo. Agorafobia “Primaria”, al igual que las experiencias de la autora se ha descrito anteriormente, puede ser parte de la manera como los seres humanos son “cableados” para su propia protección. Antes de los tiempos modernos, de salir al abierto sin cubierta era a menudo peligroso. Los animales salvajes, enemigos de la tribu, o el mal tiempo podrían representar una amenaza real para la vida. Una reacción de pánico que requiere una decisión consciente de dejar un lugar protegido podría haber resultado en una mayor supervivencia.

Las personas que superen la agorafobia por su cuenta son valientes individuos que hacen las cosas a pesar de sus temores y molestias. Mientras que la agorafobia no es del todo una condición psicológica en todos los casos, el componente psicológico es lo suficientemente fuerte que “los temores que enfrentan” por lo general hace una gran diferencia en lo bien que hace la gente con la enfermedad. Éstos son algunos de los comportamientos que reducen los síntomas de la enfermedad en la mayoría de las personas que la padecen:

 

Nunca deje que su encogimiento “zona segura”.

Las personas que se paralizaron por la agorafobia suelen gestionar para continuar sus trabajos y sus vidas con dificultad e incomodidad, pero poco a poco tomar el camino fácil de ir a menos lugares y haciendo cada vez menos cosas. Con el tiempo, pueden limitarse a sus hogares, o incluso a sólo una parte de sus hogares. Es esencial para seguir adelante nuevos lugares y probar cosas nuevas, incluso cuando están incómodos, para evitar convertirse, en cualquier grado, encerrado y depender de otros. La manera de elegir nuevos lugares para visitar y cosas nuevas que hacer es “sólo lo suficientemente diferentes como” ser “sólo un poco” incómodo. Bien intencionados amigos y miembros de la familia tienen que evitar empujar tan duro que el agorafóbico se apaga.

 

No protegerse contra cosas que no te pueden hacer daño.

Muchos temores agorafóbicos puerto que sería racional para otra persona, pero que son irracionales por sí mismos. Por ejemplo, el Ébola es una enfermedad mortal, pero si usted vive en Kansas, lo más probable es extremadamente remota que nadie va nunca dárselo a usted. La marejada ciclónica de huracanes puede resultar en ahogamiento, pero esto no significa que usted necesita para mantenerse en un apartamento del tercer piso en Las Vegas. La vida de nadie es absolutamente seguro, pero la vida se desperdicia en evitar eventos que no sucederán.

 

Identifique sus miedos, y luego intencionalmente se exponga a ellos.

“La terapia de exposición” afloja el agarre de la agorafobia. Si usted tiene miedo de conducir a través de puentes elevados, la práctica de conducción a través de puentes bajos. Si tienes miedo a las grandes multitudes de extranjeros, ir a algún lugar hay pequeñas multitudes de desconocidos. Si usted tiene miedo de tomar un vuelo sobre el océano, tomar un vuelo sobre un lago. Trabajar hasta confrontar sus peores miedos irracionales, y que poco a poco – o, a veces inmediatamente – sentirse mejor.

 

No evite los ataques de pánico. Aprenda cómo tratar con ellos. Enfréntate a tus miedos tan a menudo que vuelven aburridos y por lo general sus temores desaparecerán.

Completamente superar la agorafobia puede requerir obtener ayuda con la visión o el balance de los disturbios, y romper hábitos de cafeína, nicotina, beber, o la píldora. Cuanto más se confronta sus miedos en sus propios términos, sin embargo, el más leve de los síntomas se volverán.

{ Comments on this entry are closed }

La depresión aumenta el riesgo de muerte prematuraLa depresión aumenta el riesgo de muerte prematura

Afecta por igual a hombres y mujeres. ¿Cuánto reduce la esperanza de vida tener depresión?

muyinteresante.es

La depresión es uno de los trastornos mentales más extendidos entre los adultos en todo el mundo. Ahora, un gran estudio que ha durado más de 60 años, ha confirmado que tanto los hombres como las mujeres que hayan tenido al menos un episodio depresivo mayor, tienen un riesgo de mortalidad significativamente más alto que los demás.

Se considera un episodio depresivo mayor cuando 5 o más de los siguientes síntomas están constantemente presentes durante un período de 2 semanas: estado de ánimo deprimido, pérdida de placer en actividades normalmente joviales, pérdida de peso anormal o aumento de peso insomnio o exceso de sueño, agitación o lentitud física anormal, fatiga, sentimientos de culpa o inutilidad, falta de concentración y pensamientos recurrentes sobre la muerte.

Estudios anteriores ya habían vinculado la depresión a un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular y muerte súbita cardíaca, especialmente en mujeres.

En esta investigación, desarrollada por científicos de todas las instituciones de EE. UU. y Canadá, incluido el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver y la Escuela de Epidemiología de la Universidad de Ottawa en Ontario (Canadá), se señala a los episodios depresivos mayores como un factor de riesgo significativo de muerte temprana tanto para hombres como para mujeres.

Los científicos analizaron los datos obtenidos de 3.410 adultos de la región atlántica de Canadá inscritos en el estudio del condado de Stirling, centrados en obtener una mejor comprensión de diversas enfermedades mentales. En la investigación actual, los autores estaban interesados en ver en qué medida la depresión estaba relacionada con un mayor riesgo de mortalidad y si este riesgo era diferente para los hombres que para las mujeres.

Realizaron su estudio durante más de 60 años, analizando los datos de los participantes inscritos durante tres períodos distintos: 1952-1967 (1.003 participantes), 1968-1990 (1.203 participantes) y 1991-2011 (1.402 participantes). La edad promedio de los participantes al momento de la inscripción fue de 49 años.

Una vez examinados los datos, los expertos observaron una fuerte conexión entre un diagnóstico de depresión y un riesgo significativamente mayor de mortalidad para los hombres en los tres períodos. Para las mujeres, sin embargo, solo se observó un vínculo entre la depresión y el riesgo de muerte a partir de la década de 1990 en adelante.

“Nuestros resultados muestran que un episodio depresivo confiere un riesgo elevado de mortalidad que eventualmente disminuye con el tiempo a menos que haya un episodio depresivo recurrente, en cuyo caso el riesgo de mortalidad asociado con la depresión sigue siendo elevado”, aclaran los autores.

“La esperanza de vida de los adultos jóvenes con depresión a los 25 años fue notablemente más corta durante el período de 60 años, de 10 a 12 años menos de vida en el primer grupo, de 4 a 7 años en el segundo grupo y de 7 a 18 años menos de vida en el grupo de 1992 “, explica Ian Colman, coautor del trabajo.

Aumento de la depresión en mujeres

Lo que encontraron particularmente preocupante, sin embargo, fue el pronunciado aumento en el riesgo de mortalidad para las mujeres con depresión en la cohorte más reciente: “Lo más inquietante es el aumento del 50% en el riesgo de muerte de mujeres con depresión entre 1992 y 2011”, dice Colman.

En el caso de las mujeres, el aumento en el riesgo de mortalidad asociado con la depresión podría explicarse por el volumen cada vez mayor de responsabilidades.

“Durante los últimos 20 años del estudio en el que el riesgo de muerte de las mujeres aumentó significativamente, los roles han cambiado drásticamente tanto en el hogar como en el trabajo, y muchas mujeres tienen múltiples responsabilidades y expectativas”, aclara Colman.

{ Comments on this entry are closed }

Coulrofobia: la fobia que se ha intensificado con IT

Coulrofobia: la fobia que se ha intensificado con IT

biobiochile.cl

Este 2017 el cine y la televisión ha estado dominada por la presencia de payasos tenebrosos y asesinos, los cuales pueden provocar pesadillas a cualquiera. Pero mientras para algunos pueden ser cosas pasajeras que incluso disfrutan, en otros pueden desatar una angustia terrible.

Ese miedo irrefrenable tiene el nombre de Coulrofobia, y suele aparecer principalmente en la infancia, sin embargo, en casos especiales puede perdurar hasta la edad adulta.

Esta fobia puede tener diferentes intensidades, yendo de una simple ansiedad al ver un payaso a incluso provocar taquicardia, falta de aire, temblores y hasta ataques de pánico.

Aunque el origen de este miedo aún no se ha descubierto, y de hecho no ha sido reconocido como una fobia oficial por al Organización Mundial de la Salud, un estudio realizado por la Universidad de Sheffield en Inglaterra concluyó que este pánico surge producto del maquillaje excesivo que usan.

En la investigación se trabajó con un grupo de 250 niños de entre 4 y 16 años, quienes acudían a cierto hospital, el cual cambió su decoración por imágenes de payasos. La mayor parte del grupo desaprobó la nueva ornamentación y aseguró que incluso les daba temor. “Encontramos que los payasos eran universalmente rechazados. Algunos los consideraban bastante aterradores e incomprensibles”, señaló uno de los autores del estudio Penny Curtis.

Y lo cierto es que este maquillaje que crea una máscara feliz, para muchos lo único que hace es esconder las verdaderas emociones y la persona tras el disfraz, tal como lo hace su perpetúa sonrisa.

“Nuestra mente interpreta que las sonrisas en general son positivas; no obstante, no es posible sonreír todo el tiempo, porque de ser así, algo falla. Gracias al comportamiento de las personas podemos interpretarlas, pero si el aspecto de las personas o su comportamiento no varían, se convierten en terroríficas”, señaló Steven Schlozman, de la Facultad de Medicina de Harvard, al diario inglés Telegraph.

Su comportamiento irracional tampoco ayuda a la imagen que crean, pues mientras más absurdo sea, más temor puede provocar en aquellos que sienten un rechazo por ellos. “Los payasos siempre han sido asociados con el peligro y el miedo, porque presionan la lógica al límite. Ellos llevan nuestro entendimiento a los limites de la razón y lo hacen a través de chistes y el ridículo”, señaló Andrew Stott, profesor especialista en la cultura de los payasos.

Todos estos elementos han sido utilizadas por años por los medios de comunicaciones para crear un imaginario social, en el que el payaso es un ser diabólico capaz de sembrar terror en una comunidad, como lo que ocurre con IT.

Pero, a pesar de ser un remake, Pennywise no es el primer payaso aterrador que se conoce. De hecho, la realidad ha superado la ficción ya que a través de la historia se han conocido varios payasos asesinos, partiendo por Jean-Gaspard Deburau, también llamado Pierrot, quien mató a un niño en 1836, golpeándolo con su bastón, hasta el archiconocido John Wayne Gacy, o también llamado “Killer Clown”, un psicópata asesino que violó y mató a 33 adolescentes.

Lamentablemente aún no existe un tratamiento formal contra la Coulrofobia, por eso, lo único que se le recomienda a las personas que padecen este miedo es acudir con un terapeuta para comenzar una psicoterapia que los ayude a entender las cosas desde otro punto de vista.

{ Comments on this entry are closed }

Descubre cómo eres por tu postura al dormirlenguaje corporal

Tanto para las relaciones interpersonales como para la vida en pareja nuestra personalidad es uno de los aspectos más relevantes. Esta se ve reflejada en distintos ámbitos de nuestra vida y el lenguaje corporal aporta muchos datos de cómo somos en realidad, ya que proviene del inconsciente más profundo.

cuatro.com

Cuando encontramos un ámbito en el cual nos sentimos cómodos, es cuando realmente podemos dejar ver nuestra auténtica personalidad, ya que permitimos relajarnos y bajar nuestras defensas. Uno de esos lugares es la cama, ya que gracias al confort que nos aporta podríamos pasar en ella un tercio de nuestro día. Por lo tanto, no es extraño que el lenguaje corporal que usamos en la cama al dormir revele muchas cosas sobre nuestra personalidad, costumbres e incluso inquietudes.

Según estas posturas, podrás ver qué aspecto de tu personalidad te hace único. Para dormir placenteramente se recomienda cenar ligero y tener un colchón de calidad. Así hay más probabilidad de llegar a la fase REM del sueño, la fase más placentera y profunda, caracterizada por el parpadeo intermitente de los ojos. Además, dormir las horas adecuadas es muy importante para sentirse descansado y afrontar el día a día.

Son múltiples las posturas que nos encontramos a la hora de dormir y esto es lo que nos expresan:

El recién nacido: Es la postura más frecuente. De lado, curvado y con las rodillas hacia el pecho. Las personas que duermen en esta posición se muestran confiadas y duras ante la sociedad, pero tienen un fondo sensible. Se muestran tímidas ante los desconocidos, pero en seguida se relajan y expresan con facilidad.

El hombre colgante o la caída libre: Dormir boca abajo. Son personas que se sienten cómodas manteniendo una conversación y a las que les gusta compartir con los demás. Son muy abiertas a vivir nuevas experiencias, pero les cuesta aceptar la crítica y vivir situaciones límite.

El hombre de vitruvio: Boca arriba y con los brazos extendidos sobre la almohada. Son personas leales, muy buenos amigos porque siempre están dispuestos a escuchar a los demás y a echarles una mano.

El “te quiero, pero…”: Dormir con la pareja de espaldas y separados alerta de que algo va mal en la relación. Es una forma de poner distancia entre ambos, en la que el lenguaje corporal sugiere un deseo de mayor libertad o una búsqueda de independencia.

La WWE: Dormir entrelazados es una muestra de deseo y pasión. Es una postura común en las relaciones nuevas y aunque revela deseo sexual, cuando la pareja la toma por costumbre se convierte en una señal de celos.

El tronco: Esta postura consiste en dormir de lado, con las extremidades estiradas a lo largo del cuerpo. Denota sociabilidad y ganas de formar parte de grupos sociales. Las personas que duermen de esta forma acostumbran a ser más abiertas y se muestran confiadas, pero a veces pueden ser demasiado ingenuas.

El orador: Es una postura similar a la del tronco, de lado, pero con los brazos extendidos hacia delante. También son personas sociables y extrovertidas, pero a menudo pueden ser cínicas y tienen serios problemas para tomar decisiones. Eso sí, una vez han tomado una decisión es muy difícil que cambien de opinión.

El soldado: Dormir boca arriba, con los brazos estirados a lo largo del cuerpo. Normalmente, son personas tranquilas y reservadas. Son exigentes consigo mismo y con los demás, tienen grandes aspiraciones pero no les gusta protestar.

{ Comments on this entry are closed }

PNL Cuántica: Una herramienta para ser la mejor versión de nosotros mismosPNL Cuántica: Una herramienta para ser la mejor versión de nosotros mismos

Ahondando en las conexiones familiares y realizando movimientos físicos, este breve tratamiento sirve para terminar con miedos, pensamientos limitantes y conductas que no aportan a nuestra vida.

nuevamujer.com.-Carolina Palma Fuentealba

¿Es posible vivir hoy, momento a momento, en conexión con los demás, en calma y paz interior? ¿Se pueden sanar antiguos dolores con nuestros padres o hijos, y volvernos la mejor versión de nosotros mismos, aún en momentos difíciles? Eso se pregunta Jessica Riberi, sicóloga de la Universidad Católica, máster trainner en Programación Neurolingüística (PNL) y autora del libro “Vínculos de vida”, de Ediciones B. ¿La respuesta? Sí se puede.

Dentro de los caminos que encontró está principalmente la PNL Cuántica, Arquetipos, y Constelaciones Familiares. Con ejemplos claros la autora indica los paisajes que podemos recorrer si queremos estar bien. Felices, la mayor parte del tiempo. “La PNL y las Constelaciones son enfoques estratégicos. Terapias con estos sistemas no superan las 12 sesiones, porque se identifica rápidamente el núcleo que hay que resolver para que el sistema se reorganice”, explica Jessica.

LIDERAR
Las mujeres tenemos distintos roles, lideramos procesos en diferentes ámbitos. Por lo tanto, es fundamental manejar la tensión, la incertidumbre, la frustración. La PNL Cuántica entrega un modelo de trabajo que apunta a los nuevos desarrollos, para mantener un estado centrado de consciencia, preservar la calma frente a lo difícil. Todo para mantener la percepción global de lo que pasa realmente.
“Existen niveles de intervención. A veces trabajas con la persona en relación a su propia historia, que permite vivir la vida con todos los vaivenes. La PNL permite intervenir a nivel de creencias, habilidades, conducta. Transforma todos los recursos que el paciente tiene. A veces hay situaciones en el pasado que imprimieron huellas que nos limitan y nos sacan de nuestra zona de excelencia, que nos llevan a situaciones donde entra otro tipo de pensamiento, pensamientos virulentos. ´No puedo´, ´no soy capaz´, ´no me lo merezco´”, ejemplifica la sicóloga.

ANCESTROS
Cuando se integra la PNL con las Constelaciones Familiares, aumentan los resultados. Con la PNL la persona logra manejar el problema, pero éste no se va. Cuando se incorporan las Constelaciones se muestra la conexión de tus problemas con la familia de origen. “Hay un campo energético emocional que viene desde tus ancestros que puede implicar ocho generaciones. La PNL permite que se instale la aceptación como punto de partida en la vida. Eso cambia el campo energético que da forma a tu comportamiento”, asegura la autora.

Por ejemplo, a principios del siglo pasado, había una mortalidad infantil altísima. Hay muchas mujeres que perdieron hijos por enfermedades, también existía mucha pobreza y abusos sexuales. Todo genera impacto en la descendencia. “A veces me encuentro con hombres con poca fuerza vital, frágiles, que les cuesta ahondar en sus afectos. De alguna manera ellos rechazan lo masculino porque lo masculino está unido al abuso de mujeres. Como hoy las respetan, no quieren ser hombres. También pueden mostrarse muy lógicos, pura cabeza, porque no pueden conectarse a nada emocional. Cuando entran al campo emocional, se conectan con la ira”, explica Jessica.

EL SISTEMA FAMILIAR TE DEFINE
Cuando eres parte de un sistema familiar, éste te define, de alguna forma. Por lo mismo, cuando rechazas el destino de tus padres, rechazas también tu vida misma, tus relaciones. “Cuando aceptas a tu padre, tu madre, tu historia, instalas la aceptación como punto de origen en la vida. Eso te abre otra cualidad de fuerzas arquetípicas. Cuando rechazas la vida, aparecen los niños heridos, la víctima, el victimario, el cuidador. Cuando abres la puerta a mirar la vida en compasión, ves todo con perspectiva. La aceptación es muy importante. Si uno no acepta al otro tal cual es, no lo ama”.

Si eres una mujer que rechaza a su madre, tanto porque no te gusta como porque te haces cargo de ella, conviene analizarlo. “Cuando alguien se hace cargo de su madre, se sale del rol de hija. Hay distintas formas de rechazo. Eso cortará la conexión a lo femenino, se podrá ser mamá del hombre, pero no mujer. Si se rechaza al padre, se rechaza la primera conexión a lo masculino, por lo mismo, se vuelve difícil que entre un hombre a la vida. Solo llegan niños o figuras paternas”.

ERROR: ESPÍRITU MATERNAL
En nuestra cultura, en general se relaciona a nuestro género con actitudes maternales; incluso a veces actuamos como madre de nuestros padres. ¿Qué pasa en ese caso? “Se instala un guión de pasado que no les permite tener vida propia, y se perpetúa el dolor. De alguna manera cuando uno es madre de sus padres tiene menos disponibilidad de ser madre de sus hijos. Si tiene hijos, reciben menos madre. Con estas terapias se devela la verdad, uno entiende de dónde nacen los problemas”.

MUJERES GUERRERAS
Es cierto que en el siglo pasado predominaba una imagen femenina vulnerable, pasiva, mientras que el hombre llevaba la familia, pero vinieron generaciones luchadoras. Riberi recuerda que la generación de mujeres que ahora bordean los 60 años se revelaron frente a esa postura. “Ellas abrieron el camino para que nosotras trabajáramos y tomáramos decisiones. Las mujeres guerreras rechazaron todo lo del hogar, entonces los hijos de esa generación también tuvieron déficit. Ser hijo hombre de esa generación es difícil, porque son mujeres guerreras, con poca conexión emocional”.

LA PAREJA
En términos de pareja hay un movimiento también. “En la generación que ahora bordean los 80 años, las mujeres estaban inmersas en el dolor de la muerte, por sus hijos muertos, mientras el hombre daba batalla para salir adelante. El vínculo de pareja era difícil. Si uno ve a las parejas de 60 años, las mujeres se empoderaron, salió la pastilla anticonceptiva. En ese espacio los hombres las miraban, pero ellas no los miraban porque estaban luchando por sus derechos. Actualmente, la generación de 30 años se miran, establecen contacto”.

TRISTEZA INFUNDADA
“Había una mujer que tenía una pena enorme, que no lograba, después de pasar por diversos especialistas, saber de dónde venía. Con Constelaciones se dio cuenta que cuidaba a su mamá. ¿Pero quién debería cuidarla realmente? Su propia madre. Por lo tanto, se identificaba con el campo energético de la abuela. Imagínate una abuela que había perdido a su madre temprano y a ocho hijos. Claramente el destino de la abuela estaba cargado de dolor. Al estar identificada con ella, entra en el campo de dolor de la abuela, ahí estaba su base de dolor. Se necesitaba un camino de retorno, volver a ser hija de su madre”, explica Jessica, para que relacionemos nuestros problemas con los ancestros.

ACEPTAR EL PASADO
En definitiva, uno tiene que aceptar el pasado de la familia tal cual fue. Si la abuela sufrió, se puede ver la fortaleza de esa mujer, que siguió viviendo, haciendo familia. “De esa forma sentirá orgullo, porque son mujeres que siguieron adelante. Uno vuelve a la humildad, porque te das cuenta que no puedes transformar el pasado. La decisión de salvar a los padres de su vida es una decisión infantil, mágica. Como adulto, uno toma consciencia de su gran fortaleza, ve las cosas tal cual son”.

MOVIMIENTOS CORPORALES
En Constelaciones se realizan movimientos físicos, actos “sico-mágicos”. ¿Por qué? “Cuando uno hace ese trabajo puede intervenir a nivel de conducta, de desarrollar habilidades, de transformar creencias. Con estas terapias estás interviniendo en el vínculo de la persona con la vida, el vínculo es energético. La conexión energética se da a través del cuerpo, no es mental. De hecho, en los nuevos desarrollos de constelaciones, Constelaciones Cuánticas, es todo en silencio, y se trabaja con movimientos corporales para sanar a la persona y el sistema familiar”.

 

{ Comments on this entry are closed }

¿Estoy triste o tengo depresión? ¿Cómo saber cuándo ir al médico?

Hay una diferencia fundamental entre este sentimiento natural y la verdadera depresión clínica

aleteia.org

¿Te sientes triste, melancólico, infeliz, abatido o derrumbado? La mayoría de nosotros se siente de esta manera de vez en cuando durante períodos cortos, por causas internas o externas: una decepción amorosa, una enfermedad, la muerte de un ser querido, el estrés laboral…

Pero hay una diferencia fundamental entre este sentimiento natural y la verdadera depresión clínica: Normalmente, un individuo sano logra sobreponerse a este estado de ánimo. Una persona con depresión simplemente no puede superarlo, y este estado sigue agravándose conforme pasa el tiempo, afectando a su vida diaria, a su salud física y mental.

Los síntomas de depresión abarcan muchos aspectos: Estado de ánimo irritable o bajo la mayoría de las veces. Dificultad para conciliar el sueño o exceso de sueño. Cambio grande en el apetito, a menudo con aumento o pérdida de peso. Cansancio y falta de energía. Sentimientos de inutilidad, odio a sí mismo y culpa. Dificultad para concentrarse. Movimientos lentos o rápidos. Inactividad y retraimiento de las actividades usuales. Sentimientos de desesperanza y abandono. Pensamientos repetitivos de muerte o suicidio. Pérdida de placer en actividades que suelen hacerlo feliz, incluso la actividad sexual.

La ciencia médica la aborda como una enfermedad, clasificándola en tres tipos: la severa que impide llevar la vida habitual; la distimia, menos grave; y el trastorno bipolar que se caracteriza por cambios cíclicos en el estado de ánimo. La depresión se da en la mujer con una frecuencia casi el doble que en el varón, debido a factores hormonales.

¿Qué factores influyen en la depresión y quiénes tienen más riesgo de padecerla?

La depresión no es una enfermedad “de ricos”, sino que afecta por igual a todas las razas y clases sociales, pues está relacionada con factores a veces genéticos, a veces debidos a la ingesta de sustancias o a otras razones de tipo psicológico (traumas no resueltos, etc).

Según los especialistas de Mental Health America, los factores que suelen influir son:

  • Sexo, las mujeres sufren dos veces más de depresión que los hombres. Aunque las razones no son claras, existen diferencias genéticas y hormonales que pueden contribuir a la depresión.
  • Antecedentes familiares, cuando algún miembro de su familia padece de depresión severa, hay el doble de posibilidades para adquirirla. Aunque puede ocurrir en personas que no tienen parientes con depresión.
  • Uso de ciertas medicinas, algunos medicamentos con o sin receta médica pueden causar depresión clínica.
  • Cambios o dificultades en la vida, tales como divorcio, jubilación, la muerte de un ser querido, pérdida del trabajo, cambio de país y estilo de vida, crecientes presiones en el trabajo o incremento en la pobreza.
  • Sentimientos de pérdida de control sobre nuestras vidas. Aquellas personas a menudo sienten que perdieron el control y pasan mucho tiempo lamentándose por ello, tienen mayor probabilidad de desarrollar una depresión mayor.
  • Presencia de otras enfermedades tales como Alzheimer, cáncer, diabetes, afecciones al corazón, desórdenes hormonales, mal de Parkinson o trombosis. Así como también otros trastornos mentales como la ansiedad y trastornos de la alimentación.
  • Abuso del alcohol o drogas, cuando se tiene problemas de consumo de alcohol y otras drogas se tiene mayor probabilidad de desarrollar una depresión mayor.

Cuándo contactar a un profesional médico o psicólogo

¿Cómo saber cuando hay verdadera depresión? La pista la da el tiempo: un estado de ánimo triste o deprimido en una persona sana se supera en unas semanas como mucho; cuando hay una depresión, el estado de ánimo se prolonga durante meses o incluso años.

La razón es que en una persona con verdadera depresión, se producen una serie de cambios bioquímicos en el cerebro que alteran su patrón psicológico, y por ello no puede salir de este estado sin ayuda médica y psicoterapia.

En algunos casos más graves, por ejemplo cuando hay intento de suicidio, hay que actuar de inmediato. También cuando se observan circunstancias anómalas, como por ejemplo: Escuchar voces que no existen, llorar con frecuencia sin una causa, no lograr trabajar o gestionar serenamente la vida familiar durante periodos que superan varias semanas. Se recomienda también pedir ayuda cuando el consumo del alcohol está fuera de control, y se consume para evadirse de la realidad.

{ Comments on this entry are closed }

La leche desnatada puede reducir el riesgo de depresión

Descubren que los productos lácteos bajos en grasas pueden favorecer nuestra salud mental.

muyinteresante.es

Aunque los síntomas de depresión varían de uno a otro individuo, pueden incluir tristeza continua, sentimientos de desesperanza, culpa o impotencia, irritabilidad, fatiga, problemas para dormir y pensamientos de muerte o suicidio. Ahora, una investigación llevada a cabo por expertos de la Universidad de Tohoku (Japón) ha descubierto que los productos lácteos bajos en grasa pueden beneficiar a la salud mental.

Para su estudio, los investigadores se propusieron examinar cómo el consumo de ciertos productos lácteos bajos en grasa afectaba individualmente en el riesgo de desarrollar síntomas de depresión.

Contaron con la participación de 1.159 adultos de entre 19 y 83 años, siendo la mayoría mujeres.

Los participantes informaron acerca de la frecuencia con la que consumían leche y yogur bajos en grasa y grasa entera en un cuestionario dietético, sin incluir queso, mantequilla y otros productos lácteos. Únicamente leche y yogur. Luego, los síntomas de la depresión se evaluaron utilizando una escala de 20 elementos a la que respondieron los voluntarios. El equipo identificó síntomas depresivos entre el 31,2% de los hombres y el 31,7% de las mujeres.

En comparación con los adultos que no consumían productos lácteos bajos en grasa, los que tomaban leche desnatada y yogur bajo en grasa entre 1 y 4 veces por semana tenían menos probabilidades de tener síntomas de depresión. Estos resultados se mantuvieron después de explicar posibles factores de confusión, como la edad, el sexo, la dieta, el estilo de vida en general y el estado de salud.

“Los resultados actuales indican que una mayor frecuencia de consumo de productos lácteos bajos en grasa puede estar asociada con una menor prevalencia de síntomas depresivos”, explica Ryoichi Nagatomi, coautor del trabajo.

Pese a los resultados, el equipo concluye que se necesitan estudios adicionales para identificar los mecanismos subyacentes en el vínculo entre la ingesta láctea baja en grasas y un menor riesgo de depresión.

El estudio ha sido publicado en la revista Social Psychiatry and Psychiatric Epidemiology.

{ Comments on this entry are closed }

Lenguaje corporal: tu forma de sentarte revela tu personalidad

Es increíble lo que nuestro cuerpo puede revelar de nuestra personalidad, carácter e incluso las emociones que vivimos en situaciones determinadas, no en vano muchos psicólogos estudian el lenguaje corporal y hoy te vamos a enseñar un poco de esta lectura, para ser más específicos, hoy vas a leer a las personas según la forma en que se sientan.

sanjuan8.com

Lenguaje corporal

Este sencillo gesto puede revelar las intenciones de un individuo, pues al ser un movimiento inconsciente, hombres y mujeres se revelan sin darse cuenta.

Existen 5 formas de sentarse, son las principales, así que debes observar en cuál estás tú o cuál es la que más se asemeja. Para que compruebes la efectividad de este método, tienes que estar atenta a los detalles de cada postura. Veamos qué revela cada uno:

A- Piernas separadas y los pies apuntándose de frente: aquellas personas que tienen esta característica son buenos conversadores, saben escuchar, son encantadores, un poco infantiles e incluso un tanto excéntricos. Además son empáticos, capaces de emitir mucha felicidad o tristeza, según sea el caso, porque no saben mentir con el cuerpo, así que cualquier incomodidad será más que notorio. Un aspecto negativo es que temen enfrentarse a los problemas y esperan que todo ‘caiga por su propio peso’.

B- Pierna cruzada sobre otra pierna: son creativos, soñadores y amorosos. Destacan con su sola presencia, difícilmente alguien se aburrirá con ellos, tienen ideas nuevas (y locas) a cada momento. Les gusta viajar y aprender algo nuevo cada día. No temen dar el primer paso en cualquier situación, son osados y están dispuestos al cambio.

C- Piernas separadas, pero talones juntos: son personas empáticas, amables en extremo al punto de negar sus propios beneficios con tal de satisfacer el de otros. Son exigentes y complicados con sí mismos. Son desordenados y les cuesta concentrarse, su capacidad de distracción es admirable. A pesar de todo, son muy selectivos con sus amistades y cuando están en una relación entregan todo de sí, destacan por su paciencia con otros, pero no para sí mismos.

D- Piernas juntas: destacan por su impaciencia, odian la tardanza. Son sensibles, inteligentes y no temen expresarse en público. Cuando están en pareja pueden dar el beso más apasionado en la calle, así como levantar la voz para discutir. Ellos expresan todo lo que sienten, sea bueno o malo. Son personas sencillas, reservadas y tienen un apego por la naturaleza. Están dispuestos a escuchar, pero si se sienten atacados no temen en contraatacar, estas personas siempre defenderán su posición a capa y espada.

E- Con las piernas a un lado: son personas ansiosas, que viven preocupadas por el mañana. Son persistentes, ambiciosas, observadores y están dispuestos a ‘fabricar’ su tranquilidad, para ellos es vital sentirse a gusto en el lugar donde esté, pero esta idea lo llevan al extremo porque no son capaces de quedarse en lugares donde sientan que los critican. Cualquier señal de ataque la afrontan con hostilidad.

{ Comments on this entry are closed }

La fobia social tiene un origen genético

  • Está asociada a un gen implicado en el transporte de serotonina
  • La fobia social tiene un origen genético, ha descubierto un estudio. Su manifestación está asociada a un gen implicado en el transporte de serotonina, un neurotransmisor que contribuye a la sensación de bienestar. El descubrimiento mejorará el diagnóstico y tratamiento de esta popular enfermedad, que sólo en USA afecta a casi 20 millones de personas.

tendencias21.net

El trastorno de ansiedad social, también conocido como fobia social, tiene en parte un origen genético, ha descubierto un estudio según el cual un gen implicado en el transporte de serotonina (un neurotransmisor que contribuye a la sensación de bienestar) juega un papel fundamental en la manifestación de la fobia social.

Los resultados de esta investigación se publican en la revista Psychiatric Genetics, según informa la Universidad de Bonn en un comunicado.

El trastorno de ansiedad social (TAS) se caracteriza por un miedo persistente a una o más situaciones sociales por temor a que resulten embarazosas. Es el trastorno de ansiedad más común y uno de los más extendidos entre los trastornos psiquiátricos.

Las manifestaciones de este trastorno son embarazosas en la vida cotidiana. Una persona que lo padezca teme el juicio y la percepción que los demás tengan de ella y experimenta una auténtica angustia cuando tiene que relacionarse con otras personas.

En ocasiones puede provocar un profundo pánico y otros síntomas alarmantes, como un cansancio moral y físico, angustia crónica, taquicardia e incluso depresión.

Estos trastornos no son muy bien conocidos por la ciencia, y al igual que ocurre con otras enfermedades mentales, los científicos desconocen si la genética influye en su manifestación, o si es el medio ambiente es el que provoca los síntomas, lo que dificulta su diagnóstico y tratamiento.

Un nuevo estudio arroja luz sobre esta incertidumbre aclarando que al menos un gen implicado en el transporte de serotonina está implicado en el inicio de los síntomas del TAS.

Los investigadores analizaron los genomas de 321 pacientes afectados por TAS y de otras  804 personas sanas, con la finalidad de identificar posibles genes asociados a este trastorno.

Analizaron específicamente el SNP (Polimorfismo de nucleótido único), una variación en la secuencia de ADN que representa el 90% del total de la variación genética humana.

Existen alrededor de 3 mil millones de pares de bases (o bloques de construcción) en un genoma humano y alrededor de 10 millones de SNP en cada ser humano. Un par de bases representa a dos nucleótidos opuestos y complementarios en las cadenas de ADN y ARN que están conectadas por puentes de hidrógeno.

Un gen específico

Aunque no es sencillo, los últimos avances conseguidos en secuenciación del genoma humano han permitido estudiar directamente a los SNP. Gracias a este avance previo, los investigadores protagonistas de esta investigación han descubierto que un gen llamado SLC6A4, implicado en el transporte de serotonina, está relacionado con los pacientes afectados por el trastorno conocido como fobia social.

La serotonina es un neurotransmisor que regula numerosas funciones, incluido el humor, el apetito y el sueño. También es conocido por reprimir los sentimientos de miedo y depresión. Aunque ya se sospechaba que la serotonina podía estar implicada en la fobia social, hasta ahora no se había obtenido una evidencia concluyente.

Este estudio corrobora lo que ya esbozaban investigaciones anteriores y los investigadores se centran ahora en determinar cómo diagnosticar la enfermedad con este sistema mucho antes de lo que permiten los sistemas actuales.

Para alcanzar este objetivo, explican, necesitan trabajar con más personas que sufran este trastorno.

La fobia social es uno de los trastornos de ansiedad más comunes, y el tercer trastorno mental con mayor prevalencia en EE.UU. Se estima que 19,2 millones de estadounidenses sufren de trastorno de ansiedad social, más común en mujeres que en hombres.

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas