From the category archives:

Metabolismo

Comer deprisa puede perjudicar gravemente la salud

Comer deprisa puede perjudicar gravemente la salud

Ingerir los alimentos más despacio te permitirá no solo engordar menos, sino que además tendrás menos posibilidades de caer enfermo.

muyinteresante.es.-Raquel de la Morena

Más de una vez alguien de tu entorno te habrá recomendado que comieras despacio, sin ninguna prisa. Pues no sabes hasta qué punto era saludable ese consejo, porque las personas que comen lentamente tienen menos probabilidades tanto de volverse obesas como de desarrollar el síndrome metabólico, un conjunto de condiciones que nos ponen en riesgo de sufrir enfermedades cardiacas y diabetes tipo 2 y que también se ha asociado como factor de riesgo en el accidente cerebrovascular.

Es lo que señala un estudio dado a conocer en las Sesiones Científicas de la Asociación Americana del Corazón, que son el escenario de una de las citas más importantes de investigadores y médicos, a nivel mundial, para presentar los últimos avances en ciencia cardiovascular. Esta investigación en concreto se ha llevado a cabo en la Universidad de Hiroshima (Japón) y el cardiólogo Takayuki Yamaji, autor principal del estudio, fue el encargado de comunicar las conclusiones.

Para llegar a ellas, contaron con la participación de 1.083 personas (642 hombres y 441 mujeres), con una edad media de 51,2 años y que en 2008 no tenían síndrome metabólico. En el experimento, procedieron a dividirlas en tres grupos diferentes, según la velocidad a la que consideraban que comían habitualmente: lenta, normal o rápida.

Tras cinco años de investigación, los científicos llegaron a la conclusión de que aquellos individuos que comían más rápido eran más propensos a desarrollar síndrome metabólico (ocurrió en un 11,6% de las personas que formaban parte de este grupo) que aquellos que comían a un ritmo normal (de este, acabaron con dicho síndrome el 6,5%) o que aquellos que tomaban los alimentos de una forma más lenta (solo a un 2,3% de estos se les diagnosticó). Asimismo, asociaron comer más rápido con un mayor aumento de peso, un nivel de glucosa en sangre mayor y también con un incremento de la circunferencia de la cintura.

“Un cambio de estilo de vida crucial”

“Comer más despacio puede suponer un cambio de estilo de vida crucial para ayudar a prevenir el síndrome metabólico”, explicó Takayuki Yamaji, que ejerce como cardiólogo en la Universidad de Hiroshima. “Cuando las personas comen rápido, tienden a no sentirse llenas y es más probable que coman en exceso. Comer rápido provoca una mayor fluctuación de la glucosa, lo que puede llevar a la resistencia a la insulina”, continúa. El investigador cree que la investigación, aunque se haya llevado a cabo con una población japonesa, también se puede aplicar a Estados Unidos y, por tanto, al resto del mundo occidental.

Llegados a este punto, te harás una pregunta de lo más pertinente: ¿soy de los que comen demasiado rápido? Según los expertos, lo ideal es que le dediques al menos 30 minutos –ya que, según la revista Harvard Health, 20 minutos es el tiempo que más o menos le lleva al cerebro reconocer que estamos llenos y, si comes rápido, la señal de que has comido suficiente te llegará tarde, cuando hayas ingerido demasiada comida–. Asimismo, deberías masticar entre cinco y diez veces más los alimentos de lo que sueles hacerlo normalmente y, para asegurar una digestión correcta, comer siempre sentado.

{ Comments on this entry are closed }

¿Ralentiza el ayuno intermitente nuestro metabolismo?Metabolismo

vitonica.com

En una de nuestras últimas entradas hablamos precisamente sobre algunos de los beneficios probados y avalados científicamente sobre el ayuno intermitente, un patrón nutricional que se basa fundamentalmente en períodos de ayuno y períodos de ingestión.

Son muchas las creencias que existen en torno al ayuno intermitente, por este motivo trataremos de dar luz a algunas de ellas: ¿ralentiza el ayuno intermitente nuestro metabolismo? ¿Mito o realidad?

A pesar de esta idea preconcebida sobre el ayuno intermitente, que se ha ido arrastrando por causa de numerosos estudios antiguos basados en roedores de muy diferente composición corporal y duración de vida a la que tiene el hombre, la realidad es que finalmente se ha constatado que estamos ante otro gran mito: el ayuno intermitente no ralentiza nuestro metabolismo.

Después de años de investigación, y esta vez en humanos, se ha concluido que el ayuno intermitente a corto plazo no solo no ralentiza el metabolismo, sino que además provoca un ligero aumento del mismo y una liberación de nuerotransmisores que tienen como función la motivación y el estrés del sistema nervioso.

{ Comments on this entry are closed }

Cinco claves para acelerar el metabolismo y perder peso

globovision.com

Acelerar el metabolismo es uno de los mejores caminos para perder peso, pero no todos tenemos el control del mismo y como consecuencia, fluctuamos de peso con mucha facilidad. Aquí te compartimos cinco claves para que lo pongas a marchar a toda máquina:

– Dormir más: Existe una relación entre el buen descanso y un metabolismo eficaz, así lo comprobaron recientes investigaciones científicas. Por tal motivo, es necesario respetar las ocho horas de sueño y apostar por el buen descanso.

– Té verde: Además de los antioxidantes que te aporta ayuda a acelerar el metabolismo y además es una excelente infusión para hidratarte cuando estás a punto de ceder a la tentación de las bebidas azucaradas.

– Entrenar duro: Disparar el desempeño metabólico depende de la intensidad con que practicas tus ejercicios, ya que de esta manera, podrás seguir quemando calorías incluso una vez que tu sesión de actividad física haya terminado.

– Pimienta de Cayena: La pimienta de Cayena contiene capsaicina, un componente que además de darle el clásico sabor picante al alimento, acelera también tu metabolismo.

– Una probadita de café: La cafeína por la mañana es una buena elección para elevar la velocidad de tu metabolismo, eso sí olvida la azúcar, si la incluyes pierde el efecto y causa consecuencias contrarias.

{ Comments on this entry are closed }

 

Diez trucos para acelerar tu metabolismo y bajar de peso

La tasa metabólica es la velocidad en la que el organismo gasta la energía que dispone (o quema calorías).

lmneuquen.com

Hay personas afortunada que comen lo que quieren y cuanto quieren, y no engordan. Esto seguramente sea porque, por causas naturales o genéticas, tiene un metabolismo rápido. La tasa metabólica es la velocidad en la que el organismo gasta la energía que dispone (o quema calorías). Al acelerar el metabolismo, la grasa no llega a almacenarse en el cuerpo. En cambio cuando es lento, la grasa se fija en el cuerpo y la persona engorda.

Con estos trucos, se puede acelerarlo y conseguir una mayor quema calórica:

1. Dormir. La relación entre sueño y metabolismo es muy estrecha. Cuando tenemos sueño el cuerpo intenta recuperarse y genera la sensación de hambre. Además No dormir reduce considerablemente el metabolismo. Por eso es necesario tener noche de sueño que duren entre 6 y 8 horas.

2. Desayunar. Comer algo nutritivo en el desayuno, poco después de levantarse hará que tu metabolismo comience a trabajar inmediatamente y de forma correcta.

3. Café. Una taza de café por la mañana es como una inyección que aumenta la energía en el cuerpo. Es absorbida muy rápidamente en el torrente sanguíneo, aceleran las pulsaciones cardíacas y se consiguen picos de actividad metabólica hasta 3 horas después de haberlo ingerido.

4. Té verde. Es una fuente de antioxidantes. Gracias a su elevado porcentaje de teína, hará que tu organismo se active, acelerando tu metabolismo. Beber de dos a cuatro tazas al día, hace que el cuerpo queme un 17% más calorías de lo normal.

5. Varias Comidas. En vez de comidas abundantes y espaciadas, ingiere pequeñas cantidades varias veces al día. Cuando distribuyes las calorías comiendo de esta manera, el metabolismo se acelera porque tu cuerpo está siempre activo, funcionando y no se duerme. Asegúrate de no ingerir menos de 1,200 calorías al día o se hará más lenta tu tasa metabólica.

6. Condimentar. Agrega a tus comidas ingredientes picantes. Una cucharada de picante acelera temporalmente tu tasa metabólica.

7. Proteínas. El cuerpo gasta mayor cantidad de calorías cuando digiere proteínas, grasas y carbohidratos. Comé alimentos como carne de res magra, pescado, pechuga de pollo, nueces, huevos y productos lácteos bajos en grasa.

8. Maximizar el volumen. El cuerpo necesita energía para hacer la digestión de las comidas. El truco los llamados “Big Foods” (alimentos grandes). Consiste en comer alimentos que ocupan un gran volumen y ricos en fibras, que dan sensación de saciedad, pero con una baja densidad energética o que contienen pocas calorías.

9. Tomar agua. El organismo necesita agua para quemar calorías. Al estar deshidratado, el metabolismo se hace cada vez más lento. Se recomiendan un mínimo de 8 vasos de agua por día.

10. Ejercicio Cardio. Hacer 45 minutos de bicicleta podría mantener elevada la velocidad del metabolismo durante casi doce horas. Es por eso que por lo menos habría que hacer 45 minutos de ejercicios aeróbicos, 3 veces por semana.

{ Comments on this entry are closed }

 

Cuatro trucos para darle un boost a tu metabolismo

Se trata de hacer pequeños cambios, ¡con grandes resultados! Toma nota y dale esa ayuda extra a tu cuerpo.

glamour.mx

Típico, te la pasas probando un sinfín de dietas y hasta convenciste a tu BFF de inscribirse contigo a esa prometedora clase de spinning sólo para darte cuenta que ella ha logrado sus objetivos mientras que tú… ¡apenas vas a la mitad!

¡Tranquila! En vez de compararte, mejor reconsidera algunos hábitos que podrían estar alentando tu metabolismo.

De acuerdo a un estudio publicado por Scott Issacs, endocrinólogo norteamericano, cualquier persona es capaz de modificar ciertos hábitos para lograr darle un boost a su metabolismo y así ayudar a tu cuerpo a funcionar como debe. ¿Estás lista?

1. Come temprano

Específicamente: DESAYUNA. Aunque no tengas mucha hambre, o sea muy temprano, es indispensable darle a tu cuerpo un poco de gasolina para arrancar el día.

Cuando te saltas esta comida, tu cerebro manda un mensaje a tus células diciendo que guarden energía, pues no está seguro cuando volverá a llegar.

Así, tu metabolismo está en pausa. Es decir, tu cuerpo se aferra a la grasa en lugar de quemarla.

2. Realiza varias comidas al día

Para que tu metabolismo siga trabajando, procura comer cada tres o cuatro horas pequeñas cantidades de alimento.

Especialmente proteínas y grasas buenas, pues son responsables de activar las células dedicadas a la quema de calorías.

3. ¡Muévete!

No importa si nunca has pisado un gimnasio. Desde caminar media hora, hasta seguir uno de los programas de ejercicio de una de nuestras gurús favoritas de las redes sociales, está demostrado que con una dosis diaria de ejercicio, ¡los resultados son increíbles!

4. Duerme bien

El sueño es esencial, pero además ayuda a que tu metabolismo se modifique. Perder horas de sueño  produce un desbalance en las hormonas reguladoras del apetito, por lo que al día siguiente de una mala noche, ¡tienes más hambre!

{ Comments on this entry are closed }

[26-8-15]

¿Cuántas comidas deben consumirse por día?

elnuevoherald.com

Hay mucha información contradictoria alrededor de cuál debería ser la frecuencia ideal de comidas durante el día.

Muchos nutricionistas, de hecho, sugieren que desayunar ayuda a la quema de grasas y que comer entre cinco y seis veces al día previene que el metabolismo se desacelere. ¿Pero es ésto realmente cierto?

¿Desayunar o no desayunar?

La sabiduría convencional dicta que el desayuno es una necesidad, que enciende el metabolismo por el resto del día y ayuda a perder peso.

Hay, de hecho, estudios observacionales que muestran que las personas que se saltean el desayuno tienen más chances de desarrollar obesidad.

Pero correlación no siempre equivale a causa. Estos datos no prueban que el desayuno ayude a perder peso, sólo que consumirlo se asocia con un menor riesgo de ser obeso.

Esto tiene probablemente que ver con el hecho de que los que evitan el desayuno tienden a ser personas con hábitos poco saludables en general. Todos “saben” que el desayuno es bueno, por eso los que poseen una vida saludable tienen proclividad a consumirlo.

Lo cierto es que no hay necesidad fisiológica de desayunar. No enciende el metabolismo y no hay nada especial en el desayuno en comparación con otras comidas.

Y el mejor consejo que puede seguirse en este punto es simple: si se tiene hambre a la mañana, hay que desayunar. Si no, es suficiente con asegurarse de comer de manera saludable durante el resto del día.

¿Las comidas más frecuentes aceleran el metabolismo?

La idea de que comer más veces al día comidas más pequeñas eleva el metabolismo es un mito persistente.

Es cierto que la digestión eleva levemente el metabolismo. Sin embargo, es la cantidad total de alimentos que se consumen durante el día la que determina la cantidad de energía que se gasta durante la digestión.

Así, consumir tres comidas al día que redondeen un total de 800 calorías causará el mismo efecto que seis comidas que sumen 400 calorías. No hay casi diferencia.

Y múltiples estudios han comparado a personas que consumen muchas comidas pequeñas durante el día con las que comen menos veces pero en mayor cantidad. Y la conclusión general es que no hay efectos significativos en el rango metabólico ni en la cantidad de grasa que se pierde.

¿Comer con mayor frecuencia equilibra los niveles de azúcar en sangre y reduce los antojos?

Se suele pensar que consumir comidas abundantes lleva a rápidos picos y caídas en el azúcar en sangre, mientras que comer más veces pero en menor cantidad debería estabilizar estos niveles durante todo el día.

Sin embargo, esto no se apoya en la ciencia. Varias investigaciones muestran que las personas que comen comidas abundantes con poca frecuencia diaria tienen niveles de glucosa menores que los promedios usuales.

Quizás se tengan mayores picos de azúcar en sangre, pero los niveles generales son mucho menores. Esto es especialmente importante para las personas con problemas en este ámbito, porque el azúcar en sangre elevado puede causar varios daños a la salud.

Comer de manera menos frecuente también mejora los niveles de saciedad y reduce el hambre cuando se lo compara con comidas más frecuentes.

Saltearse comidas de vez en cuando podría tener beneficios para la salud

Un tema de discusión actual en el campo de la nutrición es el ayuno intermitente, en el cual la persona se abstiene estratégicamente de comer en algunos momentos del día, saltéandose por ejemplo el desayuno y el almuerzo, o realizando dos días de ayuno completo por semana.

Según la opinion general, esto contribuiría a la pérdida de masa muscular, un efecto totalmente indeseable. Pero esto no se apoya en ningún dato científico.

Estudios realizados sobre el ayuno a corto plazo muestran que el metabolismo, de hecho, se acelera al principio del proceso y sólo se hace más lento luego de dos o tres días .

Adicionalmente, investigaciones tanto en humanos como en animales muestran que el ayuno intermitente tiene varios beneficios para la salud, incluyendo mejoras en la sensibilidad a la insulina.

El ayuno intermitente también induce un proceso de limpieza celular llamado autofagia, en el cual las células desechan productos residuales que contribuyen al envejecimiento y las enfermedades.

Para tener en cuenta

No hay beneficios de salud en el hecho de comer con mayor frecuencia. No acelera el metabolismo ni mejora el control de la glucosa en sangre. Y, de hecho, comer menos comidas al día podría ser más saludable.

Es por eso que la mejor idea es estar atentos a las señales del organismo y simplemente comer cuando se sienta hambre y detenerse una vez saciado.

{ Comments on this entry are closed }

[21-8-15]

¿Sabes qué es el metabolismo basal?

El mundo del deporte y la salud están íntimamente relacionados. Existen muchos conceptos que conectan el deporte con la salud y que oyes habitualmente pero de los que en ocasiones desconoces su significado.

hola.com

Un ejemplo es el metabolismo basal. ¿A qué has oído hablar de él aunque sea de pasada? Sin embargo, ¿sabes lo qué es? No te preocupes, que te lo explico a continuación.

Es la energía imprescindible de tu cuerpo

El metabolismo basal consiste básicamente en la cantidad de calorías que tu cuerpo necesita para poder realizar todas sus funciones durante un día. Esta energía no tiene en cuenta el ejercicio físico.

Es tan importante que supone entre el 70% y el 75% de las calorías totales consumidas por una persona diariamente. El metabolismo basal está directamente relacionado con la cantidad de músculo que tiene tu cuerpo. De esta manera, cuanto mayor masa muscular tengas, mayor será tu metabolismo basal y, por tanto, mayor será la cantidad de energía que se consume.

¿Para qué te sirve saber todo esto? El metabolismo basal es un concepto muy importante si te quieres poner a dieta porque consideras que te sobran unos kilos. La razón es que si no tienes el metabolismo basal adecuado, probablemente perderás masa muscular, ya que tienes falta de energía y, entonces, tu cuerpo usará las proteínas para conseguir esa energía.

Mejora tu metabolismo basal

Existen varios componentes que influyen en tu metabolismo basal, como la genética (contra la que no se puede luchar), si eres hombre o mujer (los hombres consumen más energía que las mujeres) y la edad (el metabolismo basal aumenta hasta los 30 años, después se estabiliza y decrece a partir de los 40).

¿Cómo conseguir entonces aumentar tu metabolismo basal? La principal manera es que hagas deporte, ya que con eso conseguirás que tus músculos mantengan las proteínas y eso te permitirá perder menos masa muscular. Esta es la razón por la que cuando inicias una dieta el médico te aconseja que la combines con algo de ejercicio físico. Si lo haces, tu cuerpo se verá obligado a tomar la energía de los depósitos de grasa en lugar de cogerla de tus músculos y eso te permitirá que la pérdida de peso que experimentes sea sana y beneficiosa para tu organismo.

Una musculatura adecuada es algo fundamental para todas las personas, ya que, de lo contrario, tendrás dificultades para moverte o para realizar algunas tareas. Por eso, en una dieta lo más importante es intentar mantener tu masa muscular lo más estable posible para que tu metabolismo basal esté elevado.

{ Comments on this entry are closed }

 

¡Aceleremos nuestro metabolismo!

elfinancierocr.com.-Larisa Páez

¿Ha escuchado del metabolismo acelerado? Si la respuesta es negativa lo primero que debo aclararle es que no es una condición anómala, al contrario, hablar de metabolismo acelerado es una condición que favorece a las personas para la quema de grasa en su cuerpo.

Lo más importante antes de hablar sobre sus beneficios y formas para potenciarlo, es entender más a fondo de qué hablamos al mencionarlo. El metabolismo es un conjunto de procesos físicos y químicos que ocurren en las células, convierten a los nutrientes de los alimentos en la energía necesaria para que el cuerpo cumpla con todas sus funciones vitales como respirar, hacer la digestión, mantener la temperatura corporal y eliminar los desechos del organismo.

¿Por qué acelerar el metabolismo? Un metabolismo acelerado contribuye a una pérdida más rápida de peso pues potencia la quema de grasas, regula la temperatura corporal y la energía que el cuerpo necesita durante el día.

Si usted es una persona activa que desarrolla actividad física, esta es una condición que contribuye a hacer su metabolismo más rápido. Por ejemplo, practicar alrededor de 30 a 45 minutos diarios de ejercicio es el ideal y no se olvide de tomar en cuenta ejercicios de resistencia con pesas, ligas o su peso propio. Recuerde que entre más músculo tenga su cuerpo más calorías quemará durante el día. Una libra de músculo se dice que es mucho más activa que una libra de grasa por la diferencia de calorías que consume una versus la otra.

En el campo de la alimentación, les puedo recomendar una serie de alimentos para ayudar en este proceso de quemar grasa. Por ejemplo, tome de 2 a 4 tazas de té verde o té rojo al día. Si usted no acostumbra a tomar té, el consumo de cafeína moderada le puede ayudar.  Por otro lado, el chile picante  y el jengibre son dos alimentos que diversos estudios señalan como aceleradores del metabolismo.

Para lograr el objetivo que venimos hablando, evite las dietas locas. Las restricciones calóricas extremas pondrán a su cuerpo en un mecanismo de reserva y a mediano y largo plazo le darán los resultados contrarios a los que espera como menos calorías quemadas durante el día y más peso ganado. Sobre todo porque en las dietas locas se pierde mucha masa muscular y se guarda la grasa. Necesitamos esa masa muscular para el metabolismo acelerado. ¡Olvídese de ellas!

¡Pongamos a correr el metabolismo! Para esto no se brinque ninguna de las cinco comidas a cumplir en el día como lo son el desayuno, las meriendas, el almuerzo y la cena. Además, no olvide hidratarse bien, el cuerpo lo requiere y además ayuda a purificar y oxigenar la sangre.

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas