From the category archives:

Dolor

3 remedios caseros para las hemorroides

salud180.com

Tener hemorroides además de ser molesto nos causa pena consultarlo con el médico, pero es necesario que lo hagas y mientras vas a consulta, toma estos remedios para disminuir el malestar.

Cuando las venas del recto se inflaman, el tejido interno y las arteriolas se hinchan, dando lugar a las hemorroides o almorranas. Normalmente las tres almohadillas del conducto rectal son las encargadas de la contención de las heces fecales.

Una vez que aparecen y el dolor para sentarte o acostarte es muy intenso, debes tomar ciertas precauciones y complementar tu tratamiento con alguno de estos remedios caseros:

Manzanilla

Las propiedades curativas actúan a nivel del sistema nervioso, por eso funciona como antiespasmódico-antiinflamatorio.

Puedes tomar té o infusión 2 o 3 veces al día, o preparar un ungüento de manzanilla y rosas. Se mezclan 20 gramos de cera de abeja con 20 gramos de lanolina y un poco de agua hervida con 10 gramos de manzanilla en polvo y 2 pétalos de rosa.

Prepara y guarda en un frasco esterilizado y úsalo cuando esté a temperatura ambiente alrededor de la zona afectada.

Aloe Vera

La sábila tiene propiedades antiinflamatorias que reducen la irritación, además es humectante y ayuda a reparar la piel cuando está dañada o presenta heridas.

Puedes extraer su pulpa con una cuchara y aplicar una pequeña cantidad o comprar un gel neutro o lanolina y mezclar en partes iguales con el aloe.

Se usa de manera externa o interna.

Té negro

Es astringente, por lo tanto reduce el dolor y la hinchazón.

Para aliviar el malestar al sentarte o al estar acostado, moja una bolsa de té con agua caliente y retírala hasta que se enfríe. Póntela durante 10 minutos por dos o tres veces al día.

No olvides quitar de tu dieta el café y los refrescos, la comida condimentada, con mucho picante y lácteos. Consulta a tu médico para un tratamiento efectivo que cure las hemorroides.

{ Comments on this entry are closed }

Tratamientos con psiconeuroendrocrinoinmunología para combatir los dolores y las enfermedades crónicas

Se trata de una innovación en salud y cambio de paradigma para ayudar a las personas con dolor crónico.

elmostrador.cl

En esta, la segunda década del nuevo milenio,  se están produciendo importantes y grandes cambios en los más diversos ámbitos de nuestra realidad social, política, cultural, etc. Y en este proceso, los físicos modernos no tradicionales aparecen como los iniciadores en un cambio de paradigma, cuya aceptación ha tomado más de 50 años. Actualmente son reconocidos los nuevos descubrimientos surgidos desde la física cuántica sobre energía, materia, como también, los efectos del medio ambiente sobre nuestra biología celular y su estrecha relación con la mente humana.

Este cambio de paradigma comprende un amplio contexto social, cultural y no solo en física, sino también en otras ciencias. Los términos del pensamiento científico clásico resultan inadecuados para poder describir los fenómenos cuánticos surgidos desde esta nueva realidad atómica, más aún si está relacionado al mundo sub-atómico o campo de conciencia. Por ello fue necesario introducir nuevos términos como la epigenética, las neurociencias, la plasticidad neuronal, la actualización cerebral, elo colapso de onda, entre muchos otros.

La medicina y su abordaje terapéutico no están ajenos a la influencia de los cambios de un nuevo paradigma. Son muchos los médicos, especialmente los más jóvenes, quienes están practicando una medicina complementada, es decir, una fusión de la medicina convencional, la medicina oriental y la física cuántica. Es así como el Centro Médico Karuna Med cuenta con una  unidad de Medicina Complementaria a cargo de la doctora Xiwli Germain D’Arc, PhD en Medicina Vibracional, especialista en Psicogenealogia y psiconeuroendrocrinoinmunología (PNEI).  La trayectoria de la doctora Germain es internacionalmente reconocida:  es fellow del American Institute of Stress y desde 2012 el prestigioso centro Simonton Cancer Center la incorporó como miembro asociado internacional.

Las técnicas terapéuticas de la psico-neuro-endocrino-inmunologia buscan potenciar los recursos internos de cada paciente, activar la inteligencia biológica y producir cambios en su salud recurriendo a la fuerza vital propia de cada persona. Todo este conjunto posibilita una mejoría en la enfermedad a tratar, y adicionalmente permite desarrollar un nuevo estado de conciencia conducente al bienestar emocional y espiritual.

Las enfermedades que más frecuentemente se tratan con PNEI son enfermedades del ánimo como ansiedad, depresión, angustias, cansancio, insomnio y también algunas enfermedades autoinmunes, artritis, fibromialgia, fatiga crónica. Enfermedades de mayor complejidad como cáncer es posible tratarlas, pero requiere autorización del médico oncólogo.

Los especialistas en PNEI, tanto nacionales como internacionales, coinciden en señalar que, de alguna forma, cada persona tiene un potencial que permite sanar las heridas del cuerpo y del alma, una verdadera farmacopea propia que puede ser estimulada para poner en marcha el sistema mente-cuerpo tal como originalmente fue diseñado, y que nuestra biología puede activar si recibe los impulsos subatómicos adecuados.

El origen de la PNEI

¿Cuándo nace la PNEI?  El doctor Robert Ader es considerado el padre de lapsiconeuroendrocrinoinmunología, En 1974 reescribió el mapa biológico del organismo y su descubrimiento -realizado en la Universidad de Rochester- causó gran impacto cuando demostró que el sistema inmunológico puede condicionarse.  El mayor aporte científico de Ader fue demostrar que es posible condicionar el sistema inmunológico porque se encuentra bajo el control del sistema nervioso; y, a su vez, el sistema nervioso está bajo el control de los pensamientos.

La doctora Candace Pert, Directora del Departamento de Bioquímica Cerebral del Instituto Nacional de Salud Mental de los Estados Unidos tiene uno de los trabajos más importante en este campo.  En sus investigaciones, la especialista llegó a la conclusión que la mente, las ideas y las emociones afectan a nuestras moléculas, a nuestra salud física, mucho más de lo que se creía. Las emociones son un puente no solo entre la mente y el cuerpo, sino también entre el mundo físico y espiritual.

Asimismo, estableció que todas la moléculas poseen un aspecto vibracional y otro de partícula o fisiológico, y también que las moléculas de las emociones afectan a todas las células del cuerpo.

En Chile la doctora Germain D’Arc es un referente en PNEI y Medicina Cuántica. Ella sostiene que la PNEI “es el estudio de la relación coherente entre la percepción de la realidad que una persona tiene y su psiquis, sistema nervioso, sistema endocrino y sistema inmune. Estos sistemas son interdependiente y actúan en coherencia con la inteligencia emocional”.

“A partir de los resultados del estudio de coherencia que realizamos a cada paciente, podemos ofrecer nuevos conceptos, nuevos componentes y una nueva coherencia que permiten al paciente comprender el sentido de su enfermedad para modificar positivamente su percepción y recuperar su bienestar. Es preciso tener presente que esta técnica considera a la mente o la actividad del cerebro como una línea principal de acción que el cuerpo utiliza para defenderse de las creencias limitantes, perturbadoras y patológicas como son; la enfermedad, sentimiento de soledad o abandono, ansiedad, angustias por miedos a la incapacidad, sobretodo, miedo a la muerte. Cuando el paciente modifica sus percepciones y rescata su coherencia, un nuevo estado de salud puede ser establecido”, sostiene.

Consultada sobre qué situaciones o emociones son las que más nos enferman y como afectan a nuestra vida cotidiana, explicó que “el estrés, angustias y ansiedad son las mayores causas que alteran el frágil equilibrio de nuestro sistema inmune y su relación mente-cuerpo-conciencia. El dolor es una potente señal de que nuestro organismo ha superado su nivel de tolerancia de homo toxinas, es una señal de alarma que nos indica que el sistema energético se encuentra en desequilibrio”.

“Generalmente son pocas las personas que deciden escuchar a su cuerpo y buscar la ayuda necesaria con prontitud, la mayoría no se dan cuenta de cuan profundo puede ser su dolor y cuanto puede llegar a afectar a su salud física, emocional, familiar y laboral, por lo general, se cree que con suprimir el dolor físico los problemas están resueltos”.

La doctora Germain explicó también que “llamamos homo toxinas a un cumulo de pensamientos-emociones que surgen después de una experiencia dolorosa. Las situaciones repentinas e inesperadas, aquellas experiencias donde nos sentirnos sobrepasado dejan marcas profundas en nuestra psique, a partir de ello, nuestras relaciones familiares, afectivas y laborales pueden verse considerablemente afectadas”.

“En otras palabras, un estado post-traumático genera una especie de torbellino emocional-mental que llamamos homo-toxina y que cíclicamente va generando nuevos estados de estrés, nuevas situaciones de angustias o ansiedad. Una persona con niveles elevados de homo-toxina va a cometer constantemente errores que, lamentablemente, incrementarán aún más su perturbación emocional-mental cuyos efectos deterioran visiblemente su calidad de vida”, explicó.

Consultada sobre cómo funciona la PNEI, la doctora Xiwli Germain explicó que ésta “comprende cómo se transforman las emociones en sustancias químicas y moléculas de información que influyen en el sistema endocrino e inmunológico. Todas las moléculas poseen dos movimientos, uno vibracional como onda y otro como partícula o fisiológico y ambos se ven afectados por las emociones. La PNEI usa la neuroplasticidad neuronal para lograr cambios y recuperar la coherencia emocional”.

Y respecto a cómo podemos entender mejor la plasticidad neuronal, dijo que “nuestro cerebro tiene una habilidad natural para efectuar nuevas conexiones neuronales, a ello se le llama plasticidad.  La plasticidad neuronal responde a estímulos sutiles y puede modificar la percepción de la vida. Tanto las emociones como los recuerdos de las experiencias están codificados en redes neuronales, y las redes neuronales están conectadas al hipotálamo. La buena noticia es que con las técnicas de PNEI podemos salir de los circuitos patológicos, es posible activar nuevas redes para que los químicos comiencen a fluir internamente logrando el cambio que cada paciente necesita o elige realizar”.

Finalmente, si usted o alguien de su familia está pasando por un momento difícil de salud o está viviendo un shock post traumático, no desespere:  los nuevos tiempos han traídos nuevas alternativas. Sólo basta tener la mente abierta para intentar un tratamiento con PNEI o Medicina Cuántica. Y tal vez sea necesario que nuestra alma y nuestras emociones sean tomada en cuenta para sanarnos.

Quienes requieran pedir hora con la doctora Germain llamar deben hacerlo en el número 56-222311581. Para estudiar el tema deben visitar el sitio www.dharmashala.cl y pueden obtener mayor información en  www.muchodolor.cl.

{ Comments on this entry are closed }

Tratamientos con psiconeuroendrocrinoinmunología para combatir los dolores y las enfermedades crónicas

Se trata de una innovación en salud y cambio de paradigma para ayudar a las personas con dolor crónico.

elmostrador.cl

En esta, la segunda década del nuevo milenio,  se están produciendo importantes y grandes cambios en los más diversos ámbitos de nuestra realidad social, política, cultural, etc. Y en este proceso, los físicos modernos no tradicionales aparecen como los iniciadores en un cambio de paradigma, cuya aceptación ha tomado más de 50 años. Actualmente son reconocidos los nuevos descubrimientos surgidos desde la física cuántica sobre energía, materia, como también, los efectos del medio ambiente sobre nuestra biología celular y su estrecha relación con la mente humana.

Este cambio de paradigma comprende un amplio contexto social, cultural y no solo en física, sino también en otras ciencias. Los términos del pensamiento científico clásico resultan inadecuados para poder describir los fenómenos cuánticos surgidos desde esta nueva realidad atómica, más aún si está relacionado al mundo sub-atómico o campo de conciencia. Por ello fue necesario introducir nuevos términos como la epigenética, las neurociencias, la plasticidad neuronal, la actualización cerebral, elo colapso de onda, entre muchos otros.

La medicina y su abordaje terapéutico no están ajenos a la influencia de los cambios de un nuevo paradigma. Son muchos los médicos, especialmente los más jóvenes, quienes están practicando una medicina complementada, es decir, una fusión de la medicina convencional, la medicina oriental y la física cuántica. Es así como el Centro Médico Karuna Med cuenta con una  unidad de Medicina Complementaria a cargo de la doctora Xiwli Germain D’Arc, PhD en Medicina Vibracional, especialista en Psicogenealogia y psiconeuroendrocrinoinmunología (PNEI).  La trayectoria de la doctora Germain es internacionalmente reconocida:  es fellow del American Institute of Stress y desde 2012 el prestigioso centro Simonton Cancer Center la incorporó como miembro asociado internacional.

Las técnicas terapéuticas de la psico-neuro-endocrino-inmunologia buscan potenciar los recursos internos de cada paciente, activar la inteligencia biológica y producir cambios en su salud recurriendo a la fuerza vital propia de cada persona. Todo este conjunto posibilita una mejoría en la enfermedad a tratar, y adicionalmente permite desarrollar un nuevo estado de conciencia conducente al bienestar emocional y espiritual.

Las enfermedades que más frecuentemente se tratan con PNEI son enfermedades del ánimo como ansiedad, depresión, angustias, cansancio, insomnio y también algunas enfermedades autoinmunes, artritis, fibromialgia, fatiga crónica. Enfermedades de mayor complejidad como cáncer es posible tratarlas, pero requiere autorización del médico oncólogo.

Los especialistas en PNEI, tanto nacionales como internacionales, coinciden en señalar que, de alguna forma, cada persona tiene un potencial que permite sanar las heridas del cuerpo y del alma, una verdadera farmacopea propia que puede ser estimulada para poner en marcha el sistema mente-cuerpo tal como originalmente fue diseñado, y que nuestra biología puede activar si recibe los impulsos subatómicos adecuados.

El origen de la PNEI

¿Cuándo nace la PNEI?  El doctor Robert Ader es considerado el padre de lapsiconeuroendrocrinoinmunología, En 1974 reescribió el mapa biológico del organismo y su descubrimiento -realizado en la Universidad de Rochester- causó gran impacto cuando demostró que el sistema inmunológico puede condicionarse.  El mayor aporte científico de Ader fue demostrar que es posible condicionar el sistema inmunológico porque se encuentra bajo el control del sistema nervioso; y, a su vez, el sistema nervioso está bajo el control de los pensamientos.

La doctora Candace Pert, Directora del Departamento de Bioquímica Cerebral del Instituto Nacional de Salud Mental de los Estados Unidos tiene uno de los trabajos más importante en este campo.  En sus investigaciones, la especialista llegó a la conclusión que la mente, las ideas y las emociones afectan a nuestras moléculas, a nuestra salud física, mucho más de lo que se creía. Las emociones son un puente no solo entre la mente y el cuerpo, sino también entre el mundo físico y espiritual.

Asimismo, estableció que todas la moléculas poseen un aspecto vibracional y otro de partícula o fisiológico, y también que las moléculas de las emociones afectan a todas las células del cuerpo.

En Chile la doctora Germain D’Arc es un referente en PNEI y Medicina Cuántica. Ella sostiene que la PNEI “es el estudio de la relación coherente entre la percepción de la realidad que una persona tiene y su psiquis, sistema nervioso, sistema endocrino y sistema inmune. Estos sistemas son interdependiente y actúan en coherencia con la inteligencia emocional”.

“A partir de los resultados del estudio de coherencia que realizamos a cada paciente, podemos ofrecer nuevos conceptos, nuevos componentes y una nueva coherencia que permiten al paciente comprender el sentido de su enfermedad para modificar positivamente su percepción y recuperar su bienestar. Es preciso tener presente que esta técnica considera a la mente o la actividad del cerebro como una línea principal de acción que el cuerpo utiliza para defenderse de las creencias limitantes, perturbadoras y patológicas como son; la enfermedad, sentimiento de soledad o abandono, ansiedad, angustias por miedos a la incapacidad, sobretodo, miedo a la muerte. Cuando el paciente modifica sus percepciones y rescata su coherencia, un nuevo estado de salud puede ser establecido”, sostiene.

Consultada sobre qué situaciones o emociones son las que más nos enferman y como afectan a nuestra vida cotidiana, explicó que “el estrés, angustias y ansiedad son las mayores causas que alteran el frágil equilibrio de nuestro sistema inmune y su relación mente-cuerpo-conciencia. El dolor es una potente señal de que nuestro organismo ha superado su nivel de tolerancia de homo toxinas, es una señal de alarma que nos indica que el sistema energético se encuentra en desequilibrio”.

“Generalmente son pocas las personas que deciden escuchar a su cuerpo y buscar la ayuda necesaria con prontitud, la mayoría no se dan cuenta de cuan profundo puede ser su dolor y cuanto puede llegar a afectar a su salud física, emocional, familiar y laboral, por lo general, se cree que con suprimir el dolor físico los problemas están resueltos”.

La doctora Germain explicó también que “llamamos homo toxinas a un cumulo de pensamientos-emociones que surgen después de una experiencia dolorosa. Las situaciones repentinas e inesperadas, aquellas experiencias donde nos sentirnos sobrepasado dejan marcas profundas en nuestra psique, a partir de ello, nuestras relaciones familiares, afectivas y laborales pueden verse considerablemente afectadas”.

“En otras palabras, un estado post-traumático genera una especie de torbellino emocional-mental que llamamos homo-toxina y que cíclicamente va generando nuevos estados de estrés, nuevas situaciones de angustias o ansiedad. Una persona con niveles elevados de homo-toxina va a cometer constantemente errores que, lamentablemente, incrementarán aún más su perturbación emocional-mental cuyos efectos deterioran visiblemente su calidad de vida”, explicó.

Consultada sobre cómo funciona la PNEI, la doctora Xiwli Germain explicó que ésta “comprende cómo se transforman las emociones en sustancias químicas y moléculas de información que influyen en el sistema endocrino e inmunológico. Todas las moléculas poseen dos movimientos, uno vibracional como onda y otro como partícula o fisiológico y ambos se ven afectados por las emociones. La PNEI usa la neuroplasticidad neuronal para lograr cambios y recuperar la coherencia emocional”.

Y respecto a cómo podemos entender mejor la plasticidad neuronal, dijo que “nuestro cerebro tiene una habilidad natural para efectuar nuevas conexiones neuronales, a ello se le llama plasticidad.  La plasticidad neuronal responde a estímulos sutiles y puede modificar la percepción de la vida. Tanto las emociones como los recuerdos de las experiencias están codificados en redes neuronales, y las redes neuronales están conectadas al hipotálamo. La buena noticia es que con las técnicas de PNEI podemos salir de los circuitos patológicos, es posible activar nuevas redes para que los químicos comiencen a fluir internamente logrando el cambio que cada paciente necesita o elige realizar”.

Finalmente, si usted o alguien de su familia está pasando por un momento difícil de salud o está viviendo un shock post traumático, no desespere:  los nuevos tiempos han traídos nuevas alternativas. Sólo basta tener la mente abierta para intentar un tratamiento con PNEI o Medicina Cuántica. Y tal vez sea necesario que nuestra alma y nuestras emociones sean tomada en cuenta para sanarnos.

Quienes requieran pedir hora con la doctora Germain llamar deben hacerlo en el número 56-222311581. Para estudiar el tema deben visitar el sitio www.dharmashala.cl y pueden obtener mayor información en  www.muchodolor.cl.

{ Comments on this entry are closed }

[26-8-15]

La hipnosis, aliada contra el dolor en cáncer de mama y neuropatías diabéticas

oem.com.mx

Diversos espectáculos echan mano del hipnotismo para entretener al público al hacer que alguien brinque, ladre o realice actividades “de forma involuntaria”. Sin embargo, se trata de un método antiguo y con bases científicas que ha reportado usos clínicos benéficos.

En la UNAM -en colaboración con la Clínica del Dolor del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre- Benjamín Domínguez Trejo, profesor de la Facultad de Psicología en el área de investigación, ha explorado en el tema desde hace 25 años.

Con esta herramienta es factible controlar el dolor de cáncer de mama, neuropatías diabéticas, quemaduras graves, molestias durante una endoscopia e incluso ingresar a cirugía sin anestesia debido a un estado de relajación inducido. La evidencia generada en los últimos tres lustros es sólida y ha demostrado capacidad para producir analgesia sin recurrir a fármacos, subrayó.

Vivimos una revolución científica en la que la medicina lineal (determinista) se enfrenta a las propuestas “no lineales”. La primera se basa en procedimientos tradicionales y en el principio de que una lesión requiere una dosis similar al daño. No obstante, la segunda acepta que una herida puede ser grande, pero no proporcional, como en la mayoría de las llamadas enfermedades complejas (el dolor crónico, por ejemplo). La analgesia hipnótica entra en este campo.

Para ejemplificar, planteó Domínguez Trejo, hay diabéticos con una pierna amputada que sienten dolor en un miembro no existente. ¿Cómo curar esto?, para la medicina tradicional es un problema porque no hay nada que aliviar; si la alteración se da en el cerebro entonces la alternativa referida es de utilidad.

El uso de técnicas farmacológicas siempre tendrá efectos colaterales; entonces, si un paciente ingiere opioides sintéticos desaparecerá el dolor, pero la sedación alterará la capacidad para tomar decisiones y provocará adormilamiento y constipación.

En contraste, con la analgesia hipnótica los sujetos se recuperan rápidamente, no deben esperar una semana para desechar residuos medicinales y mitigarán su dolor sin efectos secundarios.

“Esta técnica no funciona igual para cualquiera, es como el oído musical, no todos tenemos esa sensibilidad. Sólo el 30 por ciento de las personas puede beneficiarse con la hipnosis, una quinta parte podría hacerlo (requerirá capacitación) y el resto necesitará fármacos”.

Para saber quién es proclive se aplica una prueba de visualización; se le pide al paciente cerrar los ojos, extender los brazos al frente e imaginarse con libros en una mano y con globos en la otra.

El diagnóstico se mide según la separación de las extremidades. Si una pesa y la otra se eleva, al tiempo que los músculos se relajan (algo regularmente logrado con fármacos), el individuo es susceptible.

Al presentarse una lesión física el cuerpo reacciona y envía un estímulo al cordón espinal, conectado al encéfalo, que a su vez controla el sistema nervioso (éste procesa estímulos de manera permanente, como los nociceptivos, fenómeno neuronal en el que se codifican y trabajan aquellos potencialmente dañinos para los tejidos).

Sólo el 10 por ciento de estos detonadores de reacción llega a la conciencia porque, además de sus muchas defensas, el cerebro produce opioides o endorfinas para moderar el dolor o bloquearlo. Así, algunas personas sufren mucho y otras poco o nada (por ejemplo, una madre que recién dio a luz puede tener una lesión grave con hemorragia, pero dice sentirse feliz).

En las últimas tres décadas se han desarrollado varios tipos de analgésicos, algunos poderosos, pero caros. No obstante, las técnicas no lineales también pueden modular estos cambios a través de la analgesia hipnótica.

Después del tratamiento, cada paciente fue monitoreado para analizar la duración de su respuesta. A cinco años de distancia, aquellos susceptibles al 100 por ciento siguen sin padecer dolor, concluyó.

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas