From the category archives:

Artrtitis – artrosis – osteoporosis

 

Más evidencias vinculan algunos fármacos para fortalecer los huesos con unas fracturas poco comunes

Pero los expertos afirman que los beneficios de los bifosfonatos superan los riesgos entre los que sufren de osteoporosis

Tomar unos fármacos contra la osteoporosis conocidos como bifosfonatos para ayudar a prevenir las fracturas podría conllevar un riesgo leve de unas fracturas inusuales en el hueso de la cadera, informan unos investigadores suecos.

Entre los que tomaron bifosfonatos durante cuatro a cinco años, el llamado “riesgo relativo” fue 100 veces más alto que entre las personas que no usaron los fármacos. Pero los investigadores explicaron que el riesgo absoluto de tener una fractura de ese tipo era pequeño, y afectaría a apenas una de cada mil personas.

“Si se tiene osteoporosis, el beneficio de los bifosfonatos supera el riesgo durante los primeros años de tratamiento. Pero si no se tiene osteoporosis, sino solo una reducción moderada en la densidad ósea, es probable que el beneficio sea inferior al riesgo”, comentó el investigador líder, el Dr. Per Aspenberg, profesor de cirugía ortopédica de la Universidad de Linkoping, en Suecia.

Sin embargo, unos expertos de EE. UU. afirman que los bifosfonatos siguen teniendo un rol esencial en la prevención de las fracturas normales de los huesos.

“Los beneficios de los bifosfonatos superan por mucho el riesgo para las mujeres y los hombres con osteoporosis o con un riesgo algo de fractura”, apuntó el Dr. Steven Cummings, profesor emérito del departamento de medicina de la Universidad de California, en San Francisco.

Desafortunadamente, desde que surgieron informes sobre los casos raros de fracturas atípicas en el hueso de la cadera, las recetas para los tratamientos de la osteoporosis se han reducido en más o menos un 50 por ciento en apenas cinco años, añadió.

“Eso significa que han ocurrido docenas de miles de fracturas que se hubieran prevenido con la terapia de bifosfonatos, para evitar unas pocas fracturas atípicas”, señaló Cummings.

Aspenberg anotó que su estudio halló que el riesgo de fracturas atípicas se reduce con rapidez después de que se detiene el uso de bifosfonatos, aunque el fármaco permanece en el hueso durante años.

“Ahora sabemos qué tanto aumenta el riesgo por cada año que se prolonga el tratamiento. Desafortunadamente, la industria no ha provisto datos sobre cuánto aumenta el beneficio por cada año de uso. Hay motivos para sospechar que hay una ventaja mínima de prolongar el tratamiento tras unos cuantos años”, apuntó Aspenberg.

Para llegar a su conclusión, el equipo de Aspenberg revisó las radiografías de más de 5,000 mujeres y hombres a partir de los 55 años con fracturas del hueso de la cadera. De esos pacientes, 172 tenían una fractura atípica.

El Dr. Robert Recker, director del Centro de Investigación sobre la Osteoporosis de la Universidad de Creighton en Omaha, Nebraska, también halló problemas con el estudio.

 

{ Comments on this entry are closed }

.

Osteoporosis: cuidado con los suplementos de calcio

Cantidades de esqueletos son vistos frecuentemente en la televisión, promocionando productos para la osteoporosis.

Muchos incitan incluso a que las mujeres sin tener osteoporosis los consuman, como mecanismo de prevención.

Se ha preguntado ¿qué tan saludable resulta ingerir esos medicamentos, sin saber siquiera si usted padece osteoporosis?.

“Es primordial saber antes de tomar cualquier cosa, si se tiene o no osteoporosis, y pensar que el tenerla no significa necesariamente que haya que empezar a consumir suplementos de calcio”, afirmó Gustavo Pineda Acero, ortopeda y traumatólogo, miembro de la Sociedad Colombiana de Cirugía Ortopédica y Traumatología, SCCOT, durante el I Taller para periodistas sobre osteoporosis.

Allí los especialistas señalaron que la osteoporosis es una enfermedad crónica y silenciosa (que no se cura), en la cual los huesos se vuelven porosos  y se fracturan con facilidad.

Llegar a los 50 años, cuando se entra en la etapa postmenopausica, constituye uno de los factores de riesgo más comunes entre las mujeres, lo cual genera preocupación en ellas y muchas piensan en prevenirla a través del consumo de suplementos.

Pero esta no parece ser siempre la mejor opción.

No se engañe

No se engañe con la publicidad sobre osteoporosis.

“La gente tiene la impresión de que con la osteoporosis los huesos como que se deshacen o desvanecen así como lo muestran en los comerciales, pero es eso no es cierto; el hueso no se deshace y aunque sí se vuelve frágil, no llega hasta ese punto. La fragilidad está por ejemplo en que no es normal que alguien vaya caminando, se caiga y se fracture, porque en estos casos lo máximo que puede pasar es que se raspe, pero debe levantarse normalmente y sin fracturarse”, explicó Pineda Acero.

“La otra creencia falsa que tienen, es pensar que el tratamiento para la osteoporosis se realiza consumiendo suplementos de calcio, lo cual tampoco es cierto, porque si se hace solo con calcio y no se tienen buenos niveles de vitamina D todo el calcio consumido se perderá”, agregó.

¿Y si toma calcio para prevenir?

No es cierto que consumiendo suplementos de calcio, se prevenga la osteoporosis.

“Lo único que se va a tener es un nivel de calcio más elevado y esto puede llevar a presentar signos clínicos como calcificación de arterias, cálculos y otras complicaciones de riñón que es dónde se filtra el calcio y que la gente no sabe. No es adecuado que se empiece a consumir suplemento de calcio, si lo puede reemplazar por una dieta rica en calcio”, señaló el Ortopeda.

“Se toma calcio cuando los nutrientes de la comida no se absorben bien por un síndrome de mala absorción, en el cual los nutrientes no son absorbidos por el intestino, o cuando las personas tienen intolerancia a los lácteos, -aunque ya están los deslactosados-, pero para empezar lo primero que se debe hacer es preguntarle al médico si se tiene osteoporosis”, añadió.

En el marco del Día Mundial de la Salud que se acerca, la Organización Mundial de la Salud habla sobre la importancia de envejecer bien y saludable.

Prevenir la osteoporosis, es una manera de envejecer bien.

Prevéngala

Gustavo Pineda Acero, hace algunas recomendaciones preventivas para tener en cuenta, además de llevar un estilo de vida saludable:

Dieta rica en calcio. Todos los lácteos ayudan a prevenir. Si se consumen 3 vasos diarios de leche, se aporta más o menos un 37% de calcio. El queso da hasta un 42%, con una de esas dos opciones se puede suplir la dosis diaria. En verduras con calcio tenemos brócoli, acelga y coliflor, aunque solo aportan un 2%.

Ejercicio. Un hueso sedentario, se descalifica, porque al no imprimirle carga, éste interpreta que no necesita su fortaleza y empieza a eliminar el calcio y por ende a volverse frágil; si se le da carga caminando con un peso activo y con el músculo actuando directamente sobre él, el hueso interpretará que está activo, y seguirá manteniendo el calcio.

Exposición solar. La fuente número uno de vitamina D es el sol, así que 20 minutos diarios de exposición pueden ayudar a prevenir la osteoporosis sin tomar medicamentos. Se puede recibir el sol en los brazos, protegiéndose con bloqueador solar el rostro. La vitamina D le abre la puerta al calcio para que entre al intestino, y que de allí pase a la sangre y el hueso lo alcance a absorber. Si no se genera esta vitamina, se absorberá muy poco calcio y el resto va será eliminado.

Factores de riesgo

* La edad (entre los 50 y los 65 años).

* Se mujer (mayor riesgo que los hombres).

* Ser delgado o de estatura baja (peso menor de 57 kilos).

* Antecedentes familiares de osteoporosis.

* Tabaquismo.

* Uso de ciertos medicamentos.

* Artritis reumatoide.

* Consumo excesivo de alcohol (más de 3 unidades diarias).

* Fracturas previas.

 

.

{ Comments on this entry are closed }

[28-8-15]

El abordaje multidisciplinar de la artritis resta problemas, según expertos

Expertos del Hospital de Bellvitge han destacado la importancia de tratar de manera multidisciplinar la artritis reumatoide, una enfermedad que afecta al 1% de la población, para evitar que el paciente desarrolle problemas más allá de las articulaciones.

Según ha informado el centro mediante un comunicado, esta es la enfermedad articular inflamatoria más frecuente en personas de entre 40 y 60 años y provoca la inflamación de las articulaciones de las manos, muñecas, pies y rodillas, entre otras, y puede causar la destrucción tanto del cartílago como del hueso situado inmediatamente debajo.

Además, estas personas pueden desarrollar otras afecciones secundarias en estructuras no articulares que lleguen a suponer un riesgo vital.

Según los expertos, entre el 40 % y el 50 % de los enfermos con artritis reumatoide presenta algún tipo de manifestación extraarticular.

El jefe del servicio de reumatología de Bellvitge, Joan Miquel Nolla, ha explicado que “la artritis reumatoide es en realidad una enfermedad sistémica, ya que puede afectar a la totalidad de los órganos y los sistemas corporales, lo que empeora el pronóstico del paciente” y ha apuntado que “los órganos afectados con mayor frecuencia son la piel, los ojos, los pulmones y el sistema hematopoyético”.

El centro sanitario organiza esta semana unas jornadas reumatológicas para debatir sobre el diagnóstico y tratamiento de las afecciones no articulares en pacientes con artritis reumatoide.

“Creemos muy necesario tratar este tema, ya que no se habla mucho de estas afecciones, pero su tratamiento eficaz es muy importante para la recuperación del paciente”, ha dicho Nolla, que destaca que “se debe hacer entender que manifestaciones que van más allá de las articulaciones pueden estar directamente relacionadas con la artritis reumatoide”.

La diversidad de manifestaciones que se pueden producir en los enfermos con artritis reumatoide hace imprescindible la realización de un abordaje multidisciplinar, con la figura del reumatólogo como coordinador, según los expertos, que destacan que un control estricto de los pacientes con artritis reumatoide disminuye las probabilidades de sufrir manifestaciones extraarticulares.

 

{ Comments on this entry are closed }

 

Cómo afecta la soda en la artritis

Las bebidas carbonatadas, mejor conocidas solamente como “sodas”, han estado en la dieta de todas las personas desde la infancia. Pero el consumo de este tipo de bebidas, como ya sabemos, tiene efectos dañinos para nuestro organismo en general. Hoy te invito a conocer cómo afecta la soda en la artritis, una enfermedad que no solo afecta a mayores.

Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades en los Estados Unidos, esta es la mayor causa de que miles de personas se consideren incapacitadas para trabajar, ya que uno de cada cinco adultos suelen diagnosticarse con artritis. Aunque esta enfermedad puede tenerse por diferentes situaciones, el consumo excesivo de sodas esta íntimamente relacionado con la misma; es decir, que la soda aumenta en un alto grado las posibilidades de adquirir esta condición.

¿Por qué se afirma que la soda es dañina?

Gracias a estudios realizados sobre la relación entre las bebidas con azúcar/carbonatadas y la aparición de la gota que se hicieron por el British Medical Journal podemos afirmar relación verdadera entre el consumo de bebidas de soda con esta condición. De 46.000 hombres de edad media que llenaron un cuestionario sobre sus hábitos alimenticios y su peso –la mayoría con gran tendencia a beber este tipo de bebidas– se descubrió que algunos tenían principios de gota y otros contaban con esta enfermedad ya avanzada.

Luego de los estudios realizados, pasado un tiempo se diagnosticaron 755 nuevos casos de gota en personas que no la padecían pero que habían mencionado que bebían soda en abundancia.

Los hombres que afirmaron beber dos o más sodas al día tuvieron un 85% más de posibilidades de desarrollar gota que las personas que bebían menos de una lata de este tipo de refrescos al mes; mientras que los hombres que bebían una taza de soda al dia tenían un 45% de posibilidades de desarrollar esta condición.

¿Cómo prevenir enfermedades más graves?

Sin embargo, otros estudios demuestran que las personas con un buen consumo de frutas y verduras –especialmente de naranjas, manzanas y demás frutas con altos niveles de fructuosa– se benefician a la hora de prevenir diferentes tipos de cáncer, así como también la presión arterial elevada que podría causar derrame cerebral y también enfermedades cardíacas.

¿Cómo afecta la soda mis articulaciones?

Los refrescos de soda causan inflamación en las articulaciones artríticas. Según la Clínica de la Mujer, los síntomas de inflamación en las articulaciones es peor si consumimos este tipo de bebidas y ¡OJO!, también cualquier tipo de zumos con azúcar natural e incluso refinada si se beben por la noche.

Este mal hábito de, no solo beber refrescos de soda, sino que beberlos por la noche, puede ser el causante de dolores más agudos en las articulaciones.

Mito peligroso: Sobre la soda y la artritis

Muchas personas creen erróneamente que la soda alivia el dolor de la artritis, por ello beben seis paquetes de latas al dia, pero lo cierto es lo siguiente: beber seis latas de soda al dia o más sí aliviará tu dolor de artritis pero de una forma dañina; ya que el alivio es temporal y lo peligroso es que el dolor no se alivia de forma tal, sino que el fosfato de las sodas quema los depósitos de calcio de tus articulaciones. Esto, consumido a diario y en grandes cantidades te hará padecer en un futuro no muy lejano de osteoporosis, ya que se irá destruyendo el calcio de tus huesos.

Ahora que ya conoces cómo afecta la soda en la artritis, recuerda que este tipo de bebidas se pueden consumir, pero siempre con medida. Tómalas como algo a disfrutar en una fecha particular o el fin de semana, pero recuerda que es imprescindible beber agua a diario.

{ Comments on this entry are closed }

 

El ejercicio en osteoporosis

Ejercitarse aumenta la densidad de los huesos, disminuye su pérdida y evita que se pongan más débiles.

Tengo 45 años y mi doctor me dijo que tenía osteoporosis y que debería hacer ejercicio. Pero ¿eso no me podría afectar más?

Nunca es tarde para comenzar a ejercitarnos. Tiene muchos beneficios, pero en cuanto a tu pregunta, estudios han demostrado que el ejercicio es la forma más económica y saludable de prevenir y tratar la osteoporosis.

Antes que nada, ¿de qué depende que los huesos crezcan sanos y fuertes? Pues depende primero, de los genes que nos han dado nuestros padres (algo que no controlamos), de una buena nutrición que incluya alimentos ricos en calcio, una buena fuente de vitamina D (nosotros tenemos el mejor: ¡el sol!) y un buen programa de ejercicio. Un dato importante es que estudios indican que la densidad del hueso es mayor en niñas adolescentes que se ejercitan regularmente en actividades que tienen impacto (correr, trotar, saltar) o resistencia, especialmente si estos se comienzan antes de su primera menstruación. Quiere decir que nuestro “banco de reserva” se puede llenar a edades bien tempranas… Importante dato para los padres.

¿Qué es osteoporosis?

Osteoporosis, o hueso poroso, es cuando nuestros huesos pierden calcio y otros minerales y se vuelven más frágiles y propensos a fracturas. Aunque es más común en la mujer, afecta ambos sexos según avanzamos de edad. En la mujer, la pérdida mayor de hueso ocurre después de la menopausia por la caída en los niveles de estrógeno, una de las hormonas necesarias para el crecimiento del hueso. Los huesos más propensos a fractura son la cadera, las vértebras, los antebrazos y las muñecas.

¿Cuáles son los factores de riesgo para desarrollar osteoporosis?Además de ser mujer y sobre los 40 años, otros factores de riesgo incluyen una dieta baja en calcio y vitamina D, inactividad física, fumar y uso excesivo de alcohol o cafeína. A edades más tempranas, exceso de ejercicio también lo puede causar.¿Cuáles son algunos de los beneficios del ejercicio en personas con osteoporosis?Además de aumentar la densidad del hueso, disminuye su perdida, evitando que se pongan más débiles. Al mejorar la fuerza muscular, el balance y la coordinación, disminuye el riesgo de caídas y por lo tanto, el riesgo de fracturas. Recordemos que el ejercicio también mejora tu condición cardiovascular, tu estado de ánimo y más importante, tu calidad de vida. ¿Qué ejercicios son recomendados en una persona con osteoporosis?Antes que nada, identifica las actividades físicas que disfrutas. Esto es clave para el éxito de un programa de ejercicios. Se recomienda una combinación de los siguientes:• Ejercicios de poner peso: son aquellos que durante el ejercicio, tus piernas o tus brazos reciben el peso de tu cuerpo. Algunos ejemplos son caminar (paso rápido), joggear, subir escaleras, “push-ups” de pared, aeróbicos de bajo impacto y ¡bailar! (45 minutos a 1 hora, de 2-3veces/semana)• Ejercicios de fortalecimiento o resistencia utilizando pesas libres, bandas o tubos de goma y/o máquinas de resistencia dirigidos a fortalecer tronco, piernas y brazos. (2 veces/semana).• Ejercicios para mejorar la postura, balance y fuerza como el tai chi o yoga. Si ya tu médico te ha diagnosticado osteoporosis mediante la prueba de densitometría osea, te puede indicar cuan afectados están tus huesos, el riesgo de fracturas, y los ejercicios que debes de evitar

 

{ Comments on this entry are closed }

 

La osteoporosis también se padece por exceso de calcio, según una tesis de la Uex

La investigación, realizada a más de 2.000 extremeñas, alerta además de la incidencia del consumo elevado de proteínas.Los expertos determinan por primera vez la prevalencia de la enfermedad en la región, del 9,5%, inferior a la media.

La mayoría de la población relaciona la osteoporosis con la falta de calcio. Es el mensaje que lanzan muchos anuncios que publicitan una amplia variedad de productos con aporte extra de este elemento esencial para los huesos. Hay leches, cereales, yogures, margarinas e incluso zumos a los que se modifica su composición buscando los efectos favorables del calcio, pero ojo con estos productos. Una tesis de la Universidad de Extremadura, y el mayor trabajo elaborado en la región sobre la osteoporosis en la mujer, acaba de demostrar que tan perjudicial es tomar poca cantidad de calcio como hacerlo en abundancia.

El trabajo de la doctora María de la Luz Canal Macías, con calificación de sobresaliente cum laude , dirigido por los médicos de la Escuela de Enfermería y Terapia Ocupacional Juan Diego Pedrera y Jesús María Lavado, asegura que los efectos de una ingesta excesiva de calcio son “muy desfavorables” para los huesos. “Ahora tenemos una excesiva preocupación por la salud y nos estamos dejando llevar por un mensaje que es equívoco”, alerta el doctor Pedrera. Tras analizar a más de 2.200 mujeres extremeñas, de entre 20 y 80 años, durante los últimos dos años la conclusión es determinante: “el riesgo de sufrir osteoporosis es igual de elevado si se ingiere poco calcio o mucho”. Por ello la recomendación también es clara: “Lo ideal es tomar tres o cuatro vasos de leche normal –sin aporte extra– al día, o lo que es lo mismo, entre 800 y 1.200 miligramos de calcio, por encima tiene efectos muy desfavorables para los huesos”, advierte la tesis.

ALIMENTACION EQUILIBRADA Pero la ingesta de este elemento no es el único factor de riesgo para desarrollar una enfermedad que se da principalmente en la mujer, pero que también afecta al colectivo masculino, menos proclive a revisar su masa ósea. Otro de los aspectos fundamentales que se han detectado en este trabajo advierten también de la importancia del equilibrio en la alimentación. La ingesta excesiva de proteínas –que son las dietas habituales de los países occidentales–, procedentes principalmente de origen animal en detrimento del vegetal, también tiene efectos contraproducentes para la masa ósea. “El calcio es bueno para el hueso pero si se consume de forma equilibrada con otros nutrientes. Es esencial una relación calcio-proteínas equilibrada, así lo ideal es ingerir 20 miligramos de calcio por cada uno de proteínas y ahora el consumo que nos encontramos es de 12 o 13 de proteína por cada miligramo de calcio debido al exceso de proteínas que ingerimos”, explica Pedrera.

A estos hay que añadir otros riesgos que favorecen la disminución de la masa ósea en las mujeres extremeñas, como la edad, a partir de los 50 la prevalencia aumenta exponencialmente; el bajo peso, las personas con un índice de masa corporal por debajo de 19 tienen más predisposición a la enfermedad; un historial previo de fracturas; el hábito tabáquico y la hipertensión arterial.

Además de estos factores, el estudio, que pronto verá la luz en revistas internacionales, ha servido también para conocer la prevalencia de esta enfermedad en Extremadura, un número desconocido hasta la fecha. La probabilidad de que una mujer extremeña padezca osteoporosis es del 9,5% de media –algo inferior a la media del país–, pero a medida que avanza la edad la prevalencia crece exponencialmente. Así a partir de los 50 años, con la menopausia, esta patología adquiere un especial protagonismo, que se multiplica por cinco en solo una década.

Por todo ello, los doctores encargados del estudio recomiendan a los sanitarios “sensatez” a la hora de recomendar el consumo de nutrientes y prevención ante una enfermedad silenciosa cuyo efecto más perverso es la fractura de cadera, una rotura que acaba costando la vida a una de cada cuatro personas que la sufren. “En Extremadura la mortalidad por fractura de cadera –habitualmente ligada a la osteoporosis– es mayor que las muertes por cáncer de mama y de útero juntas”, concluye el doctor Pedrera, integrante del grupo de investigación en Enfermedades Metabólicas Oseas de la Uex, que desde el 1997 trabaja en el estudio de la osteoporosis y otras patologías afines.

 

{ Comments on this entry are closed }

 

Un medicamento para la artritis restaura el color de la piel

ecodiario.eleconomista.es

Un medicamento para el tratamiento de la artritis reumatoide ha restaurado color de la piel en un paciente que sufre de vitíligo, según informan dermatólogos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale, Estados Unidos, en un artículo publicado en JAMA Dermatolgy. El vitíligo es una enfermedad frecuente, psicológicamente devastadora, que hace que la piel pierda su pigmentación o color.

Los tratamientos actuales, como cremas de esteroides y terapia de luz, no son confiablemente eficaces para revertir la enfermedad. Los recientes avances en la investigación del vitíligo llevaron a los investigadores de Yale a considerar una clase existente de medicamentos aprobados por la agencia norteamericana del medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) conocidos como inhibidores de la quinasa Janus (JAK), como un posible tratamiento.

El año pasado, Brett King, profesor asistente de Dermatología e investigador principal de la investigación, abrió un nuevo camino cuando publicó un documento que demuestra la eficacia del inhibidor de JAK citrato de tofacitinib en el tratamiento de la pérdida de cabello causada por la alopecia areata. King y la coautora Brittany Craiglow creían que la misma medicina podría ser eficaz para el vitíligo.

Para probar la hipótesis, King y Craiglow administraron tofacitinib a un paciente de 53 años de edad, con manchas blancas prominentes por la cara, las manos y el cuerpo. Durante más de un año antes de tomar tofacitinib, el número de estos puntos blancos había ido en aumento.

Durante dos meses de tratamiento, el paciente experimentó repigmentación parcial en la cara, los brazos y las manos. Tras cinco meses, las manchas blancas en la cara y las manos casi habían desaparecido, con sólo unos pocos puntos restantes en otras partes de su cuerpo. Notablemente, tofacitinib no causó efectos secundarios adversos durante el curso del tratamiento.

Los resultados podrían representar un gran avance en el tratamiento del vitíligo, dicen los investigadores. “Aunque es sólo un caso, previmos el éxito del tratamiento de este paciente en base a nuestro conocimiento actual de la enfermedad y cómo funciona el fármaco”, dijo King.

King cree que es necesaria una mayor investigación para confirmar la seguridad del medicamento y la eficacia y citó el trabajo del dermatólogo y científico del Centro Médico de la Universidad de Massachusetts John Harris como la inspiración para probar tofacitinib en este paciente. Este experto espera llevar a cabo un ensayo clínico utilizando tofacitinib o un medicamento similar, ruxolitinib, para el tratamiento del vitíligo.
 

{ Comments on this entry are closed }

Tratan alergias e infecciones con distintos tipos de inmunoterapias 

La osteoporosis y su tratamiento

Entre las causas que provocan la osteoporosis encontramos la disminución de los niveles de estrógenos en las mujeres y de la testosterona en los hombres.

De “epidemia silenciosa” y como el segundo problema de salud más preocupante, es calificada por la Organización Mundial de la  Salud (OMS) la osteoporosis, enfermedad  que se caracteriza por el debilitamiento y pérdida de la masa ósea produciendo fracturas a lo largo del tiempo.

La osteoporosis, que no es exclusiva de las mujeres sino que también afecta a los varones, es una enfermedad asintomática, que de acuerdo a los especialistas si se puede prevenir y no es un proceso natural del envejecimiento, sin embargo muchas personas no acceden a un tratamiento.

Entre las causas que provocan la osteoporosis encontramos la disminución de los niveles de estrógenos en las mujeres y de la testosterona en los hombres, el sedentarismo, la falta de calcio y vitamina D, el consumo de alcohol y el tabaquismo

Se estima que en el mundo 20 de cada 100 mujeres con osteoporosis se fracturan la cadera y 4 de ellas mueren en el primer año. El riesgo de sufrir fracturas por osteoporosis es del 40 % en mujeres del 13 % en hombres.

En el Perú, la osteoporosis –que constituye un problema de salud pública- se ha incrementado progresivamente en los últimos diez años de acuerdo a datos oficiales del Ministerio de salud (MINSA).

Entre el 20% y 30% de las mujeres peruanas tiene osteoporosis al llegar la menopausia. El 55 por ciento de las mujeres postmenopáusicas tiene osteopenia con riesgo de sufrir fracturas si no recibe tratamiento.

Hace algunos meses una investigación publicada en la Revista Médica Británica señalaba que la ingesta de suplementos de calcio podría aumentar las posibilidades de de sufrir ataques cardiacos. Los científicos que realizaron el estudio, recomiendan una revisión del uso de suplementos cálcicos para prevenir la osteoporosis.

El diagnóstico y tratamiento de la osteoporosis es muy importante. Sin embargo, la mayoría de medicamentos que se prescriben para esta enfermedad no están libres de eventos adversos que pueden limitar la adherencia al tratamiento.

El éxito de un tratamiento se basa en la posibilidad de emplear a largo plazo  medicamentos que controlen esta enfermedad sin embargo los efectos que producen como el estreñimiento o la intolerancia gástrica generan el abandono al tratamiento de parte de los pacientes.

 

{ Comments on this entry are closed }

 

Osteoporosis se puede evitar desde las edades tempranas

Después de los 40 años las personas comienzan a perder el calcio en sus huesos y después de los 50 se empieza a generar la osteoporosis, pero según los especialistas de la salud, esta enfermedad se puede prevenir desde edades tempranas.

Las mujeres son más propensas a sufrir esta dolencia especialmente si sufren de amenorrea —ausencia de menstruación— o después de la menopausia debido a la disminución de producción de estrógenos, pero con un aporte extra de calcio durante y después de la menopausia se pueden contrarrestar las consecuencias.

Además es muy importante que las personas mantengan una dieta sana durante toda su vida y eviten el tabaquismo, consumo excesivo de alcohol y el sedentarismo, que son los factores de riesgo que se pueden modificar.

Se debe tener en cuenta que la edad y los antes mencionados no son los únicos contribuyentes a desarrollar la osteoporosis, que también se puede presentar por factores hereditarios, estructura ósea pequeña y fracturas previas.

Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, 1 de cada 3 mujeres y 1 de cada 8 hombres corren el riesgo de fracturarse por causa de la osteoporosis. “Es silenciosa, pues se caracteriza por no producir ningún tipo de dolor o síntoma, hasta que se encuentra en etapas avanzadas y se genera una fractura, indicaron.

Las lesiones más frecuentes son de vertebra, cadera, muñeca y de húmero, las cuales, en su mayoría requieren de cirugía y aumentan el riesgo de muerte.

 

{ Comments on this entry are closed }

 

Artritis de rodilla es más común después de cirugía por lesión del ligamento cruzado

terra.cl

La artritis por sobreuso y desgaste después de una cirugía reconstructiva por un desgarro de ligamento de la rodilla es tres veces más común en la articulación lesionada que en la rodilla sana.

En Estados Unidos se registran unas 200.000 lesiones del ligamento cruzado anterior (LCA) y la mitad se repara con cirugía, según informó la Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos. Se reemplaza el ligamento desgarrado con un injerto.

La osteoartritis aparece cuando se desgasta el cartílago protector de los extremos de los huesos de manera irreversible.

Hasta ahora, no se había podido estimar cuánto aumentaba ese riesgo después de la cirugía. “El intervalo entre la lesión del LCA y la aparición de la osteoartritis suele ser de más de cinco años”, dijo el coautor, doctor Bjorn Barenius, del Instituto Karolinska, en Estocolmo.

“Siempre se dice que los signos de la osteoartritis pueden aparecer entre 10 y 15 años después de la lesión”, agregó. Pero recordó que muchos factores, como padecer nuevas lesiones o engordar, pueden acelerar su aparición.

Un grupo de radiólogos revisó las radiografías de ambas rodillas de pacientes que habían sido operados por una lesión del LCA hacía 14 años. El 57 por ciento de las rodillas reconstruidas tenía signos de artritis, comparado con el 18 por ciento de las rodillas sanas, según publica el equipo en The American Journal of Sports Medicine.

El intervalo entre la lesión de la rodilla y la cirugía no pareció alterar la posibilidad de desarrollar artritis.

Dado que los autores no utilizaron un grupo de control (participantes con lesiones del LCA sin operar), Barenius explicó que es imposible decir si la cirugía o la lesión aumentaron el riesgo de desarrollar artritis.

Además, señaló que la cirugía ayudaría a que la rodilla no ceda durante la práctica deportiva, pero sin restablecer su mecánica original.

Cuando el LCA está comprometido, la articulación pierde estabilidad y los huesos aumentan la presión sobre el cartílago, que comienza a desgastarse más rápido, según resumió Yasin Dhaher, especialista en lesiones ortopédicas de la Northwestern University, en Illinois.

“Pero (…) rara vez se tiene una lesión de LCA aislada”, ya que “suele ser compleja e incluye el desgarro del menisco”, agregó Dhaher, que no participó del estudio.

“Para la mayoría de los deportes y de los atletas, la inestabilidad que produce la lesión del LCA afectará más su rendimiento deportivo que la posibilidad futura de desarrollar osteoartritis”, dijo.

Para tratar de prevenir o retrasar la aparición de la artritis, Barenius sugirió mantener un peso saludable. Dhaher dijo que la rehabilitación y el ejercicio también son útiles. Sin cirugía, aseguró que la mayoría de las rodillas lesionadas desarrollan artritis.

FUENTE: The American Journal of Sports Medicine, online 18 de marzo del 2014

 

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas