From the category archives:

Artritis – artrosis – osteoporosis

¡Cuídese de la artritis mandibular!¡Cuídese de la artritis mandibular!

Entérese por qué ocurre

diarioextra.com

La artritis es la inflamación de las articulaciones que provoca en el paciente afectado una sensación de dolor y rigidez, la cual causa mucha molestia, incluso existen 100 distintos tipos de artritis que pueden afectar desde los huesos, hasta los músculos, las articulaciones y los tejidos que las sostienen.

Este padecimiento puede afectar a personas de cualquier edad, pero entre personas con más años vividos, una de sus manifestaciones puede ser la artrosis, enfermedad articular de carácter degenerativo que molesta el cartílago de las articulaciones, incluso, de llegar a ser grave, puede afectar la mandíbula, ya hasta podría desplazarla causando dolor.

Lo anterior es conocido como artritis reumatoide, una condición que puede complicarse e incluso se reporta entre los más jóvenes; la parte superior maxilar puede llegar a degenerarse y acortarse, provocando una defectuosa alineación de los dientes superiores sobre los inferiores. En caso de sufrir de dolor en esta zona, se recomienda consultar a un especialista.

Cuando el daño es mayor, a la larga el maxilar puede llegar a fusionarse con el cráneo, limitando la capacidad de abrir la boca con normalidad.

Con respecto a los síntomas, la mayoría mejora con el transcurrir de los años, incluso sin ningún tratamiento, consiguiendo la cicatrización natural.

TRATAMIENTO

Lo primero es un reposo total de la mandíbula, el uso de una tablilla u otro dispositivo para controlar la contractura muscular y también la administración de algún tipo de analgésico para el dolor, todo dependiendo del diagnóstico que realice el especialista y el tipo de medicamento indicado.

Normalmente, el dolor tiende a desaparecer tras transcurrir unos seis meses aproximadamente, ya sea con la aplicación o no de un tratamiento en específico, y por lo general la mandíbula funcionará con normalidad, aunque la apertura no volverá a ser como anteriormente la podía realizar el paciente.

Es de vital importancia, eso sí, mantener en actividad la articulación ejercitándola como corresponde, especialmente con fisioterapia.

Para aliviar los síntomas, sobre todo la contractura muscular, se recomienda el uso de la tablilla por las noches, que no limita el movimiento de las mandíbulas. Si la mandíbula termina muy afectada, el paciente puede necesitar una intervención quirúrgica y, en contados casos, una articulación artificial para restablecer la movilidad mandibular.

{ Comments on this entry are closed }

Los 10 mejores alimentos para prevenir la osteoporosis

La alimentación y el sedentarismo favorecen la aparición de osteoporosis. Pero la clave no reside en aumentar el consumo de lácteos, como se suele recomendar.

Martina Ferrer.-cuerpomente.com

Nuestros huesos son un tejido vivo que constantemente absorbe o libera calcio, según necesite el organismo. La osteoporosis surge cuando el cuerpo no es capaz de producir suficiente hueso o reabsorbe demasiado, y en ello influye mucho la alimentación.

Básicamente nuestros huesos están formados por calcio, proteínas, entre ellas colágeno, agua y otros minerales como magnesio y fósforo. Ciertas vitaminas como la K2 y la D ayudan a fijar el calcio en el hueso.

Por otra parte, el exceso de azúcar y de proteínas, los refinados, el café, el alcohol y la sal pueden hacer perder masa ósea.

10 alimentos ricos en calcio para prevenir o frenar la osteoporosis

Tradicionalmente se nos ha dicho que para fortalecer nuestros huesos hemos de aumentar nuestro consumo de lácteos. El problema de los lácteos es que además de calcio, tienen mucho fósforo. Este es indispensable, pero en exceso compite con el calcio y evita que se fije correctamente en los huesos. Es decir, los lácteos no solo son prescindibles, sino que pueden llegar a ser contraproducentes.

Pero el calcio no sólo está en los lácteos. La dieta vegetal es idónea ante la osteoporosis. Existen fuentes vegetales de calcio que se asimilan mejor que los lácteos.

1. Sésamo negro

Estas semillas son ricas en antioxidantes y calcio, el mineral más necesario para los huesos.

Lo ideal son 2 cucharadas al día. Se puede hacer tahini y usarlo en infinidad de preparaciones dulces y saladas.

2. Alga kombu

Posee abundantes vitaminas y minerales, como la mayoría de verduras del mar, y es ideal para enriquecer sopas y caldos. También puedes cocer los cereales y las legumbres con un trocito para hacerlos más digestivos.

Añade un trozo seco, de unos 2 dedos, a todos tus caldos y cocciones de cereales y legumbres.

3. Almendras

Los frutos secos contienen altos niveles de calcio, especialmente las almendras. Aprovecharás más sus nutrientes si las activas remojándolas previamente en agua.

Toma 1 puñado al día, a ser posible con un remojo previo de 8-12 h en agua para activarlas.

4. Judías azuki

La Medicina Tradicional China las aconseja junto a la soja negra para fortalecer los huesos, por sus proteínas y antioxidantes. Bien cocidas resultan muy digestivas e introducen variedad en la dieta.

Tómalas 2-3 días a la semana, hervidas con verduras o en forma de paté.

5. Col kale

Las coles en general son especialmente ricas en calcio de alta disponibilidad. La kale, además, es muy versátil: puedes hacerla al vapor, marinada en ensalada o en forma de chips deshidratados, por poner unos ejemplos.

Te recomendamos que tomes 4-5 hojas cada día, en caldos, ensaladas, chips o cualquier otra variación.

6. Naranja

Tomar con frecuencia alimentos ricos en vitamina C, como la naranja, favorece la formación de colágeno, necesario para la formación de hueso.

Toma una o dos naranjas, 5-6 días a la semana.

7. Nueces

Son una buena fuente de omega-3. Estos ácidos grasos influyen en la actividad de las células formadoras de hueso, con lo que pueden disminuir el riesgo de fracturas.

1 puñado de nueces al día, crudas tal cual o con un remojo previo para hacerlas más digestivas.

8. Dátiles

Son muy nutritivos. Comerse dos al día, por ejemplo de la sabrosa variedad Medjoul, aporta minerales, proteínas y vitaminas que favorecen la formación de tejido óseo y el buen funcionamiento del organismo. Además satisfacen la necesidad de dulce a cualquier hora.

Tomando 2-3 al día ayudaras a prevenir la osteoporosis.

9. Cereales integrales

Son mucho más nutritivos que las versiones refinadas. Algunos aportan más proteínas que otros, y todos resultarán más digestivos si se remojan en agua mineral 8 horas y se cuecen con alga kombu.

Tómalos 3 veces por semana, introduciendo variedad.

10. Espinacas

Son ricas en vitamina K2, otra vitamina que interviene en la formación de hueso. Además, las hojas verdes en general contienen una gran cantidad de calcio y minerales necesarios para el tejido óseo.

Tómalas 2 veces por semana como plato principal o guarnición.

{ Comments on this entry are closed }

Los pacientes con artritis reumatoide alcanzan mejoras significativas con el tratamiento con baricitinib

El estudio RA-BEACON, que compara el fármaco de Lilly con placebo, demuestran la eficacia significativa de baricitinib

elmedicointeractivo.com

Eli Lilly and Company e Incyte Corporation han anunciado nuevos datos del ensayo RA-BEACON -un estudio basal en fase III sobre el tratamiento con baricitinib en artritis reumatoide de moderada a grave- que muestran que este fármaco ofrece mejoras significativas en comparación con placebo, según los informes de los propios pacientes y según las medidas de calidad de vida relacionadas con la salud, la fatiga y el dolor. Los resultados del estudio se han publicado en ‘Annals of Rheumatic Diseases’.

Además, esta semana se celebra en Estados Unidos la reunión del ACR en la que Lilly presenta los resultados de investigación en Inmunología mediante 23 presentaciones. Entre esos resultados se presentan evaluaciones de fármacos en vida real y preferencias de uso de los pacientes con artritis reumatoide.

El estudio RA-BEACON incluyó pacientes que habían tenido una respuesta insuficiente o intolerancia a tratamientos previos con fármacos biológicos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FAMEs), incluyendo los inhibidores del factor de necrosis tumoral (TNF). La mayoría de estos pacientes, en tratamiento con baricitinib durante 24 semanas, informaron de mejorías en su estado, frente a los pacientes en tratamiento con placebo; los pacientes que recibieron 4 mg de baricitinib mostraron el cambio más importante y más rápido. Anteriormente, baricitinib había mostrado una eficacia clínica significativa en estos pacientes.

“Las implicaciones de la artritis reumatoide en el ámbito familiar, social, laboral y profesional constituyen uno de los aspectos que más impactan en quiénes padecen la enfermedad y, sin embargo, es de los menos estudiados y documentados. Baricitinib en el estudio BEACON PRO demuestra que además de actuar sobre los síntomas de la enfermedad es capaz de proporcionar una mejoría significativa expresada por los pacientes en cuanto a su calidad de vida y la vuelta a una vida normalizada”, afirma el Dr. Juan Sánchez Burson, médico especialista en Reumatología del Hospital San Agustín de Dos Hermanas, en Sevilla, y uno de los participantes del estudio.

Las medidas de calidad de vida relacionadas con la salud se evaluaron según el cuestionario de salud SF-36, un instrumento que recoge la percepción de los pacientes en múltiples aspectos tales como función física, dolor corporal, salud general, limitaciones de rol, vitalidad y función social. El SF-36 informa de puntuaciones a nivel físico y mental.

Los resultados del estudio han mostrado que en la semana 12, se alcanzó una mejoría clínicamente importante a nivel físico por el 49 por ciento de los pacientes en tratamiento con 2 mg de baricitinib, el 53 por ciento de los pacientes en tratamiento con 4 mg de baricitinib y el 32 por ciento de los pacientes en el grupo en tratamiento con placebo.

Y en la semana 24, esa mejoría clínicamente importante a nivel físico fue alcanzada por el 39 por ciento de los pacientes en tratamiento con 2 mg de baricitinib y el 45 por ciento de los pacientes en tratamiento con 4 mg de baricitinib; frente al 21 por ciento de los pacientes en el grupo en tratamiento con placebo.

“Los resultados del estudio RA-BEACON, que muestran el impacto positivo en la calidad de vida relacionada con la salud, la fatiga y el dolor, refuerzan el potencial de baricitinib para dirigirse a necesidades médicas no cubiertas en pacientes con artritis reumatoide en los que han fallado tratamientos previos”, ha señalado Terence Rooney, director médico sénior de Lilly para baricitinib. “Si se aprobara, baricitinib podría ayudar a los pacientes con artritis reumatoide que no alcanzan o bien la remisión o bien una baja actividad de la enfermedad a abordar algunos de los retos que se les plantean en su vida diaria”.

Mejorías rápidas

En la semana 4, en los pacientes en tratamiento con baricitinib (dosis de 2 y 4 mg), las mejorías en la puntuación de SF-36 a nivel físico fueron estadísticamente significativas, comparadas con las mejorías observadas en el grupo en tratamiento con placebo. Esta mejoría se mantuvo durante 24 semanas para ambas dosis de baricitinib.

Ambas dosis de baricitinib (2 y 4 mg) también mejoraron significativamente la fatiga ya en la semana 4 comparado con placebo, una mejora sustancial que se mantuvo durante todo el estudio. El ensayo también mostró que el tratamiento con baricitinib lograba reducciones significativas en la rigidez articular matutina ya en la primera semana de tratamiento (con la dosis de 4 mg) comparado con placebo y que esta importante mejora con respecto a placebo se mantenía durante todo el estudio. Hubo también mejoras significativas en la funcionalidad física y el dolor en los grupos en tratamiento con baricitinib en las semanas 12 y 24, comparado con placebo.

Las diferencias en mejoría según la Evaluación Global de Actividad de la Enfermedad en Pacientes y la evaluación de la discapacidad fueron evidentes ya en la primera semana en el grupo de tratamiento con baricitinib frente a placebo. Para la evaluación del dolor, solo baricitinib 4 mg demostró ser estadísticamente diferente a placebo en la semana 1.

“Además de los síntomas asociados a inflamación, los pacientes con artritis reumatoide a menudo sufren deterioro de la función física y fatiga, lo cual puede impactar significativamente en su calidad de vida”, ha destacado Steven Stein, director médico de Incyte Corporation. “Es alentador ver que las dosis estudiadas de baricitinib mejoran los síntomas debilitantes que experimentan los pacientes con artritis reumatoide”.

{ Comments on this entry are closed }

 

Artritis reumatoide ataca por error tejido sano del organismo

globovision.com

Marcos Rivera, reumatólogo, explicó que la artritis reumatoide es una inflamación de las articulaciones, esto sucede porque el sistema inmunitario del organismo  ataca por error al tejido sano y hacen una inflamación en el sitio.

“Esto se traduce en dolor y sino hay tratamiento puede conllevar a un daño en las articulaciones”, dijo en entrevista concedida a Noticias Globovisión Salud.

Rivera aclaró que el virus del Chikungunya puede acelerar el proceso de padecer esta afección.

El especialista comentó que esto se da porque este estímulo la desencadenó. Agregó que “puede afectar cualquier articulación como rodilla o codos, a personas de 60 años así como a niños”, puntualizó.

Rivera precisó que esta afección puede ser hereditario, sin embargo, no es la norma y se da por factores más genéticos. “El diagnóstico puede tener muchas causas, detectarlo clínicamente es la mejor. Una vez que se hace clínicamente el examen”, expresó.

{ Comments on this entry are closed }

 

Probablemente Miguel Ángel tenía artritis, según unos expertos médicos

Pero su trabajo quizá le permitió seguir usando las manos hasta justo antes de su fallecimiento

healthfinder.gov

Miguel Ángel, el famoso pintor y escultor, sufrió de artritis en las manos, pero es probable que su intenso trabajo le ayudará a seguir usando las manos hasta que murió, según un equipo de médicos.

El hecho de esculpir y dar golpes con el martillo probablemente acelerara la artritis, señalaron los expertos. Pero esa actividad también prolongó su capacidad para usar las manos.

Los médicos examinaron 3 retratos de Miguel Ángel cuando tenía entre 60 y 65 años. Las tres pinturas muestran que las articulaciones pequeñas de su mano izquierda tenían una deformidad relacionada con la artritis. Las pinturas anteriores no muestran tales señales, afirmaron los médicos.

Sus conclusiones fueron publicadas en línea el 2 de febrero en la revista Journal of the Royal Society of Medicine.

“Está claro a partir de la literatura que Miguel Ángel sufría una enfermedad relacionada con las articulaciones. En el pasado, esto se habría atribuido a la gota, pero nuestro análisis muestra que ésta se puede descartar”, dijo en un comunicado de prensa de la revista el autor principal, el Dr. Davide Lazzeri, especialista en cirugía plástica, reconstructiva y estética en la Clínica Villa Salaria de Roma.

No hay señales de inflamación en las manos de Miguel Ángel, indicó Lazzeri. Tampoco hay evidencias de pequeños bultos de cristales de ácido úrico que pueden formarse debajo de la piel de las personas con gota, explicó.

Las cartas que escribió Miguel Ángel revelan que los síntomas de sus manos se desarrollaron en un momento tardío de su vida. En 1552, sentía una gran molestia al escribir. Finalmente ya no era capaz de escribir y solamente firmaba las cartas, afirmó el equipo.

Aun así, siguió creando obras maestras y seguía dando golpes con el martillo hasta 6 días antes de morir en 1564, justo 3 semanas antes de cumplir 89 años, comentaron.

“El diagnóstico de osteoartritis ofrece una explicación plausible de la pérdida de destreza de Miguel Ángel en la vejez y enfatiza su victoria sobre la dolencia gracias a su persistencia en el trabajo hasta sus últimos días. De hecho, el trabajo continuo e intenso podría haber ayudado a Miguel Ángel a seguir usando las manos durante todo el tiempo posible”, dijo Lazzeri.

{ Comments on this entry are closed }

 

Una buena dieta disminuye los problemas de artritis

nosotras.com

La artritis reumatoide es una de las enfermedades que más afectan a mujeres y hombres de toda España. Esta enfermedad que nos provoca rigidez en las articulaciones desde que nos levantamos por la mañana, disminuye nuestra movilidad ya sea para andar, para escribir o para hacer cualquier otro tipo de deporte y que desgasta nuestros huesos haciendo que nuestra salud decaiga a gran velocidad; tiene muchos tratamientos y medicamentos asignados pero, gracias a la tecnología y a los estudios científicos, se ha demostrado que determinadas dietas naturales mejoran tus síntomas.

¿Qué tipo de dietas ayudan a combatir la artritis reumatoide?

Por suerte para todos nosotros y para aquellas personas que sufren la enfermedad de la artritis reumatoide, los científicos encargados de los ensayos, no obligaron a tomar dietas raras.

Dieta mediterránea para luchar contra la artritis reumatoide

Hay varios estudios que destacan los beneficios de llevar a cabo una dieta mediterránea, el más reciente es el llevado a cabo por l. Sköldstam en Suecia, estudio titulado: “Estudio de la dieta mediterránea en pacientes con artritis reumatoide” publicado en el The Eular Journal en 2003.

La dieta mediterránea es rica en frutas, verduras y pescados y baja en grasas y carne y, tras someter a un grupo de pacientes a  tres ricos meses de esta dieta tan sana, descubrieron los siguientes beneficios en los enfermos con artritis reumatoide:

  • La rigidez mañanera era de menor intensidad y duración.
  • Mejoró la movilidad articular de los pacientes.
  • Disminuyó la velocidad de avance de la enfermedad.
  • Mejoró el estado de ánimo del paciente.

Dieta vegetariana para luchar contra la artritis reumatoide

En este caso, el encargado principal de realizar uno de los últimos y más novedosos estudios de este tema fue John McDougall que publicó en el Journal of Alternative and Complementary Medicine su estudio titulado: “Efectos de las dietas vegetarianas en pacientes con artritis reumatoide”.

En este caso, los pacientes no podían ingerir nada de azúcar, café, gluten, pescado, carne, queso, leche y yogures, entre otros productos. La dieta vegetariana era muy estricta.

Pues resultó que, tras las cuatro primeras semanas, los pacientes comenzaron a notar grandes mejorías tales como las descritas anteriormente y, además:

  • Menor dolor.
  • Menos hinchazón en las articulaciones.
  • Incrementaron la fuerza con la que los pacientes podían agarrar y sujetar objetos.

Las conclusiones de estos y de otros ensayos parecen bastante claras y todo se basa en que los alimentos naturales ayudan a limpiar el organismo y a hacer que este funcione mejor.

Adicionalmente, en ambos estudios y en todos los pacientes, se produjo una reducción de peso con mayores y mejores resultados para los pacientes y se mejoró su estado de salud.

{ Comments on this entry are closed }

 

Nutrición: silicio para los huesos

La Asociación de Espondilíticos y Anquilopoyéticos de Valladolid presenta la Guía «Salud ósea, nutrición y cerveza»

abc.es

Recientemente se ha presentado en Valladolid la campaña «Salud Ósea, Nutrición y Cerveza» con el objetivo de explicar a las personas de edad avanzada hábitos de alimentación y estilo de vida correctos para prevenir enfermedades óseas.

Durante la jornada, el doctor Manuel Díaz Curiel aseguró que «es fundamental evitar el sedentarismo y mantener una dieta saludable y equilibrada. En este sentido, conviene incrementar la ingesta de alimentos ricos en vitamina D y silicio. La cerveza es la fuente más importante de silicio en nuestra dieta».

Los polifenoles, fitoestrógenos y el silicio, elementos que contiene la cerveza, pueden contribuir a la regeneración del hueso. Ésta es una de las conclusiones del manual elaborado por la Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas Óseas (Fhoeme) y presentado por su autor, el facultativo Manuel Díaz Curiel, presidente de esta fundación. La jornada, organizada junto la Asociación de Espondilíticos Anquilopoyéticos de Valladolid (Adeava) en Caja España, se enmarca dentro de una campaña informativa que ha contado también con la realización de densitometrías y una conferencia sobre salud ósea.

El objetivo del manual es explicar a las personas de edad avanzada cuáles son los factores de riesgo de la osteoporosis y cómo pueden mejorar sus hábitos de alimentación y estilo de vida para prevenir las enfermedades óseas.

Nutrición y salud ósea

Existen múltiples factores de riesgo no modificables para sufrir osteoporosis, como la edad avanzada, demencia o los antecedentes familiares de fracturas. Sin embargo, otros, como la falta de ejercicio físico, el tabaco o una dieta pobre en calcio y vitamina D pueden solventarse con unos hábitos de alimentación y estilo de vida correctos. La guía «Salud Ósea, Nutrición y Cerveza» recomienda incrementar el consumo de alimentos ricos en calcio, un elemento fundamental en la formación de los huesos, incluir en la dieta alimentos que contengan vitamina D, y aquéllos con silicio (plátano, pan, judías, lentejas, patatas y cerveza). Además, realizar ejercicio suave y disfrutar de paseos diarios al aire libre también es beneficioso para cuidar la salud ósea.

La cerveza es una bebida fermentada de baja graduación alcohólica, elaborada a partir de agua, cebada y lúpulo y con un bajo contenido calórico. De estos ingredientes naturales se desprenden nutrientes de interés para el organismo, como vitaminas del grupo B y minerales. Además, esta bebida contiene polifenoles (antioxidantes naturales), fitoestrógenos y silicio.

Si bien se ha demostrado que el exceso de alcohol es un factor importante de riesgo para sufrir osteoporosis, numerosas evidencias científicas asocian el consumo moderado de cerveza (un máximo de 3 cañas al día para los hombres y 2 para las mujeres, en el caso de la cerveza tradicional) con una mejor salud ósea, según la revisión bibliográfica «Acción de la cerveza sobre el hueso», dirigida por el doctor Manuel Díaz Curiel, y publicada en la revista de Osteoporosis y Metabolismo Mineral, de la Sociedad Española de Investigación Ósea y del Metabolismo Mineral.

Asimismo, según el estudio «Beer and obesity: a cross-sectional study», publicado en European Journal of Clinical Nutrition, cuando se ajusta el IMC de los consumidores moderados de cerveza con otros factores de riesgo, se ha observado que es improbable que la ingesta de cerveza se relacione con el índice de masa corporal. Por otra parte, un proyecto desarrollado por el Hospital St Thomas de Londres concluye que la ingesta dietética de silicio está asociada positivamente con la positivamente con la densidad de la mása ósea a nivel de cadera en los hombres y en las mujeres premenopáusicas, y establece una asociación significativa a nivel de columna lumbar en los hombres.

{ Comments on this entry are closed }

 

La hormona del crecimiento podría reducir las probabilidades de fracturas en las mujeres mayores

Pero los investigadores señalan que el alto costo y la necesidad de ponerse las inyecciones en una clínica hacen que sea un tratamiento poco probable para la osteoporosis

healthfinder.gov.-Amy Norton

Las mujeres mayores con osteoporosis podrían obtener beneficios duraderos de unos cuantos años tomando la hormona del crecimiento, sugiere un nuevo ensayo de tamaño reducido.

Los investigadores encontraron que cuando las mujeres con esta enfermedad, que reduce la masa ósea, tomaban la hormona del crecimiento durante tres años, su riesgo de fractura seguía siendo reducido siete años más tarde. Antes de entrar al estudio, el 56 por ciento de las mujeres habían sufrido una fractura ósea. Durante el periodo de diez años del estudio, el 28 por ciento sufrieron una fractura.

Pero en el estudio, que aparece en la edición en línea del 27 de agosto de la revista Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, solo participaron 55 mujeres que usaron hormona del crecimiento.

Y unos expertos dijeron que es poco probable que se convierta en un tratamiento aprobado para la osteoporosis en un futuro próximo.

Aún así, los resultados son “bastante emocionantes”, dado que muestran un efecto sostenido sobre el riesgo de fractura de las mujeres, comentó el Dr. Jerome Tolbert, endocrinólogo de Mount Sinai Beth Israel, en la ciudad de Nueva York.

“La osteoporosis es un problema grave, y necesitamos hacer un mejor trabajo en su prevención y tratamiento”, dijo Tolbert, que no participó en el estudio.

Pero se necesita más investigación antes de que la hormona del crecimiento pueda convertirse en una opción de tratamiento. “¿Necesitamos más estudios para confirmar la seguridad y efectividad? Sí, los necesitamos”, señaló Tolbert.

En los Estados Unidos, aproximadamente 52 millones de personas tienen una masa ósea baja o una osteoporosis en toda regla, según la National Osteoporosis Foundation. Y entre las mujeres mayores de 50 años, más o menos la mitad sufrirán una fractura debido a la reducción ósea.

Hay varios medicamentos que protegen a los huesos que pueden reducir ese riesgo de fracturas, incluyendo bifosfonatos como Actonel, Boniva y Fosamax, y también genéricos; los fármacos inyectables denosumab (Prolia) y teriparatida (Forteo); y el raloxifeno (Evista), una pastilla que tiene un efecto parecido al estrógeno sobre los huesos.

Una revisión reciente encontró que, en general, los fármacos reducen el riesgo de fracturas de la columna entre un 40 y un 60 por ciento. También aminoran el riesgo de otras fracturas óseas, incluyendo las fracturas de cadera, entre un 20 y un 40 por ciento.

Pero aunque existen muchas opciones, Tolbert dijo que podía prever “un lugar para la hormona del crecimiento”.

Lo “interesante”, añadió, fue que en este ensayo solo se tuvo que tomar por un periodo finito, y no de forma continua. Es una ventaja potencial, dijo.

Ahora mismo, la hormona del crecimiento solo está aprobada para tratar unas pocas afecciones médicas, como la deficiencia de hormona del crecimiento en niños y adultos.

No está aprobada para remediar el declive normal en la hormona del crecimiento que sucede al envejecer. Pero algunas “clínicas de la longevidad” han estado promoviendo la hormona del crecimiento como una fuente de juventud que puede aumentar el músculo, reducir la grasa y mejorar el vigor en los adultos que envejecen, según la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU.

En las mujeres con osteoporosis, la hormona del crecimiento de hecho sí estimula la formación ósea, según la Dra. Emily Krantz, investigadora líder del nuevo estudio.

También puede mejorar la masa muscular y el equilibrio, lo que podría ayudar a las mujeres a evitar las caídas, dijo Krantz, del Hospital Sodra Alvsborgs en Boras, Suecia.

Pero también hay riesgos. Según la FDA, los efectos secundarios de la hormona del crecimiento incluyen la retención de fluidos, el dolor articular y muscular, y un colesterol y un azúcar en sangre elevados. También hay preocupaciones sobre un potencial vínculo con el riesgo de cáncer.

Pero en este ensayo, hubo pocos efectos secundarios, según Krantz. Algunas mujeres tuvieron inflamación en las manos y en los pies, pero no hubo efectos duraderos sobre los niveles de azúcar en sangre o de colesterol.

Los hallazgos se basan en 80 mujeres con osteoporosis que se asignaron al azar a recibir inyecciones diarias de hormona del crecimiento o de un placebo durante 18 meses. Tras ese periodo, el grupo de la hormona continuó con el tratamiento durante 18 meses más. Todas las mujeres tomaron calcio y vitamina D.

El equipo de Krantz también comparó al grupo del estudio con una muestra aleatoria de 223 mujeres de la misma edad que al principio no tenían osteoporosis. Durante diez años, la tasa de fracturas óseas en ese grupo aumentó del 8 al 32 por ciento.

Por el contrario, en las pacientes del estudio la tasa de fractura se redujo a la mitad con el tiempo, del 56 al 28 por ciento.

Tolbert afirmó que ese declive es “bastante notable”.

Pero no está claro qué parte del crédito es para la hormona del crecimiento. No hubo una diferencia significativa en las tasas de fracturas entre las mujeres que usaron la hormona y las que usaron un placebo. Y parte del beneficio, según el equipo de Krantz, podría deberse a una concienciación sobre la prevención de las caídas y otros fármacos que algunas mujeres tomaron durante el seguimiento de siete años.

Y en el “mundo real” hay barreras prácticas contra el uso de la hormona del crecimiento para la osteoporosis, incluyendo su alto costo.

Krantz reconoció que “es poco probable que se use [para la osteoporosis] en un futuro próximo, porque el tratamiento es muy caro y tiene que ser supervisado en una clínica especializada”.

Krantz dijo que su equipo no planifica un ensayo de mayor tamaño, pero que seguirá dando seguimiento a las pacientes que ya han recibido la hormona del crecimiento.

{ Comments on this entry are closed }

 

Investigadores crean un gel contra la artritis que recompone el cartílago

noticias24.com

Un gel inyectable se posiciona como la alternativa más barata y eficaz a los problemas de artritis, la enfermedad reumática más generalizada en España y la que más bajas laborales provoca.

La artritis reumatoide es la inflamación de una o más articulaciones. Se produce por el desgaste del cartílago, tejido que hace de amortiguador al proteger los extremos de los huesos y que favorece el movimiento de las articulaciones.

Investigadores de la Universidad de Iowa han desarrollado un gel que contiene un tipo de células conocidas como precursoras gracias a las cuales el cartílago dañado podría reconstruirse. “Un pinchazo de este gel desencadena el proceso de reparación del tejido lo que podría traducirse en un nuevo tratamiento para la artritis de las rodillas”, explica Roger Dobson en el Daily Mail.

{ Comments on this entry are closed }

 

Consumo excesivo de sal provocaría esclerosis y artritis: estudio

angulo7.com.mx

El sodio que contiene la sal regula la cantidad de líquidos en nuestro cuerpo y coopera en la transmisión de impulsos nerviosos, pero en exceso puede favorecer la aparición de Esclerosis Múltiple (EM) y Artritis Reumatoide (AR).

De acuerdo con estudios de España, enfermedades como Esclerosis Múltiple (EM) y Artritis Reumatoide (AR) se ven favorecidas con la concentración elevada de sal.

El primero de los estudios presentados demostró que, in vitro, una concentración elevada de sal ayuda a la generación de células Th17 que tienen fenotipo patogénico relacionadas con muchas enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple.

Para el experimento, los investigadores alimentaron con una dieta rica en sal a un grupo de ratones modificados genéticamente y, al otro grupo – a los que también se les había inducido Encefalomielitis Experimental Autoinmune (muy parecida a la esclerosis múltiple)—se les dio una dieta cuya comida contenía sólo una cucharada de sal al día.

Los expertos descubrieron que los animales que habían consumido más sal enfermaban antes y sus síntomas de la patología eran más graves.

En tanto, otro estudio realizado por expertos japoneses, reveló que una dieta rica en sal aumenta el riesgo de fractura ósea en las mujeres después de la menopausia, independientemente de cuál sea su densidad ósea.

El estudio japonés observó que las mujeres mayores que consumían las mayores cantidades de sodio tenían un riesgo cuatro veces superior de fractura no vertebral (fractura en cualquier sitio que no sea la columna vertebral).

Esta conclusión se mantuvo incluso después de que los investigadores realizaran algunos ajustes teniendo en cuenta muchas otras características que podrían afectar al riesgo de fractura, señaló el autor principal del estudio, Kiyoko Nawata, quien es profesor de salud y nutrición en la Universidad de Shimane, en Matsue, Japón.

Por lo tanto, expertos en la salud recomiendan reducir el consumo de sal en la dieta diaria.

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas