From the category archives:

Tabaquismo

¿Y si las adicciones fueran realmente un problema de aprendizaje?

Desde una perspectiva neurocientífica, las adicciones son una conducta compulsiva que persiste sin importar las consecuencias negativas

pijamasurf.com

Las adicciones pueden variar, desde el uso de sustancias psicotrópicas hasta la repetición de patrones que promuevan la adrenalina. Primero llega la sensación eufórica, la excitación y la manía, luego la adaptación del cuerpo a estas sustancias que hacen creer que todo estará bien eternamente, y finalmente la mente se aprisiona en el objeto de la adicción alienando al individuo de su cuerpo y medio ambiente.

De acuerdo con la teoría biopsicosocial de las adicciones, una adicción puede surgir si se permite germinar la semilla mediante la predisposición genética, las experiencias traumáticas o un medio ambiente que la fomente o normalice. No obstante, estas causas aún no logran explicar por qué un adicto sigue siendo un adicto pese a haber tomado conciencia y haber realizado esfuerzos por superarlo.

Desde una perspectiva neurocientífica, las adicciones son una conducta compulsiva que persiste sin importar las consecuencias negativas (en la salud, la familia, la economía, la estabilidad laboral, etc.), las cuales tienen impactos significativos en el proceso cognitivo de aprendizaje. Jane Taylor, investigadora de la Universidad de Yale, explica que una adicción puede relacionarse con cambios en el aprendizaje emocional profundo: “Una parte crítica del aprendizaje emocional cambia las conexiones neuronales que responden al castigo y a la recompensa y a la unión que hay con ciertas acciones y el medio ambiente”.

Por ello, menciona Taylor, la mejor manera de tratar una adicción es viéndola como un desorden de aprendizaje. En otras palabras, esta conducta compulsiva altera la percepción del castigo o de cualquier otra consecuencia negativa, haciéndolas imperceptibles para el individuo. Es más, las adicciones “promueven el aprendizaje positivo y el recuerdo de que una droga facilita una sensación placentera e inhibe los impactos de las consecuencias negativas”.

Este fenómeno fue anteriormente descrito por el psicólogo conductual F. Skinner, quien se dio cuenta de que la ansiedad de recibir una recompensa promueve la repetición compulsiva de ciertos patrones. Esta paradoja de aprendizaje es el corazón de la adicción, brindando una clave sobre lo que está mal en el cerebro.

Contemplando que el sistema cerebral de recompensa motiva a los organismos a realizar las actividades que se deberían hacer para mejorar, en la adicción hay una mala asociación entre la acción y la recompensa inmediata –pese a las consecuencias negativas a largo plazo.

Larry Young, profesor de psiquiatría en la Universidad Emory, utiliza el ejemplo de la pareja. Nuestro sistema básico de motivación nos ayuda a buscar una pareja a pesar del rechazo, las peleas, los miedos y otros retos. Este sistema nos obliga a establecer prioridades, insistir y persistir para sobrevivir mediante rápidas tomas de decisiones calculadas por algoritmos inconscientes. Es este sistema lo que neuroquímicamente se relaciona fuertemente con el vínculo, el apego y la adicción, a través de la oxitocina y la serotonina. Este proceso hormonal, menciona Young, es un tipo de aprendizaje que no sólo altera la reacción del sistema de supervivencia y del estrés; también reduce los niveles de ansiedad, angustia y miedo. Por lo tanto, se realiza una “mala” asociación cognitiva que lleva a la compulsión.

De acuerdo con esta premisa, la adicción es sólo una mala asociación que requiere ser extinguida para el bienestar de la persona; sin embargo, ¿ello será lo suficientemente contundente para reducir la incidencia de adicciones?

{ Comments on this entry are closed }

Tabaquismo acrecenta el desarollo del cáncer

El tabaquismo está relacionado con 1 de cada 3 muertes por cáncer y, por lo tanto, es la principal causa evitable, aseguró el oncólogo Juan Zinser, presidente del Consejo Mexicano contra el Tabaquismo.

elsiglodetorreon.com.mx

Al año, de 2.8 millones de personas diagnosticadas, 1.3 millones pierden la batalla contra la enfermedad. En la mayoría de los casos (52 %) las víctimas tienen 65 años o menos.

Al destacó la importancia de prevenir el cáncer, Zinser aseguró que una medida básica para prevenir el cáncer es no fumar, por tal motivo es importante que se refuercen las campañas para prevenir el tabaquismo”.

Erick Antonio Ochoa, director de Políticas Públicas de la Fundación InterAmericana del Corazón México, advirtió que el impuesto a productos es la política pública más costo-efectiva para reducir los factores de riesgo de las enfermedades no transmisibles, incluido el cáncer.

“Aumentar los impuestos a productos de tabaco generaría recursos necesarios para campañas de prevención, así como para mejorar la infraestructura y los servicios de salud para la atención de enfermedades como el cáncer”, aseguró Ochoa.

Recomendó que en vez de reducir el presupuesto a los institutos nacionales de salud, una parte de los impuestos a cigarros debería etiquetarse para atender los casos de cáncer en el país.

De acuerdo con las organizaciones, el consumo de tabaco en México es responsable de más de 66 mil muertes anuales. No obstante, 10 % de las víctimas nunca ha fumado.

Aseguraron que los costos anuales de atención médica atribuibles al consumo activo de tabaco en México son de 43 mil millones de pesos, de los cuales 12 mil millones son por los distintos tipos de cáncer producidos por el consumo del tabaco.

“Una enfermedad que registra al año 190 mil nuevos casos y que causa cerca de 80 mil decesos en México debe tener la más alta prioridad en la asignación de recursos presupuestales en 2017, a efecto de que pueda ser realidad el Programa Integral de Prevención y Control del Cáncer”, dijo Juan Núñez Guadarrama, coordinador de la Alianza Nacional para el Control del Tabaco (Aliento).

Recordó que México no ha podido alcanzar una mayor esperanza de vida, equiparable al promedio de los países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), por la persistencia de factores de riesgo como la obesidad, la inactividad física, el consumo nocivo de alcohol y, principalmente, el tabaquismo.

La erradicación del tabaquismo, aseguró, tiene que ver con cambios regulatorios y culturales, pero también con una decidida política gubernamental en favor de la salud, “por lo cual esperamos que no se reduzcan los recursos asignados a la atención del cáncer”, agregó.

La doctora Guadalupe Ponciano, directora del Programa de Investigación y Prevención del Tabaquismo de la Facultad de Medicina de la UNAM, señaló que “una de las acciones más importantes para evitar el cáncer es dejar de fumar y evitar exponernos de manera involuntaria al humo de tabaco.

“El humo de un cigarrillo contiene alrededor de 7000 sustancias químicas, de las cuales al menos 250 son altamente tóxicas y más de 70 son productoras de cáncer”, afirmó.

Con esta composición, agregó, es fácil entender que más de 30 % de todos los casos de cáncer en el mundo se podrían prevenir evitando la exposición a este humo.

{ Comments on this entry are closed }

Diabetes y tabaco: una combinación fatal

Los fumadores tienen un riesgo mucho mayor que los no fumadores de fallecer por cualquier causa. Un riesgo que, además, se duplica en caso de padecer diabetes

abc.es

Fumar, no cabe duda, es muy perjudicial para la salud. O como rezan las advertencias recogidas en las cajetillas de cigarrillos, fumar mata. De hecho, el tabaquismo es, como han mostrado infinidad de estudios, el primer factor de riesgo para sufrir una muerte prematura. Un riesgo que resulta incluso mayor en aquellas personas que, como consecuencia de una enfermedad crónica, ya tienen mermada su salud. Es el caso, entre otras patologías, de la infección por VIH, en la que el fumar acorta la esperanza de vida más que el propio virus. Y asimismo, de la diabetes. No en vano, un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Colorado en Denver (EE.UU.) muestra que el riesgo de fallecer por cualquier causa en la población fumadora, ya de por sí muy elevado, llega incluso a duplicarse en el caso de padecer diabetes.

Como explica Kavita Garg, directora de esta investigación que se presentará en la Reunión Anual 2016 de la Sociedad Norteamericana de Radiología (RSNA) que se celebrará el próximo fin de semana en Chicago (EE.UU.), «en nuestro trabajo hemos encontrado una asociación estadísticamente significativa entre la diabetes y la mortalidad por cualquier causa, los decesos por tumores no localizados en el pulmón y los fallecimientos por cáncer de pulmón entre la población femenina».

Combinación fatal

El estudio tuvo por objeto evaluar el posible impacto del tabaco sobre la mortalidad por cualquier causa, por cáncer de pulmón o por cualquier otro tipo de enfermedad oncológica en la población con diabetes. Y para ello, los autores analizaron los historiales médicos de 53.454 adultos, 5.137 de los mismos diagnosticados de diabetes, que habían participado en el Estudio Nacional de Cribado del Pulmón de Estados Unidos (NLST), trabajo realizado para comparar la eficacia de la tomografía computarizada de baja dosis y de la radiografía de tórax en la detección precoz del cáncer de pulmón en la población fumadora y ex fumadora.

Durante el periodo de seguimiento del estudio se registraron un total de 3.963 decesos –680 entre los participantes con diabetes–, de los que 1.021 fueron ocasionados por cáncer de pulmón y 826 por tumores localizados en otros órganos.

Los resultados mostraron que, por sí sola, la diabetes se asocia con un riesgo hasta dos veces mayor de mortalidad por cualquier causa, así como por un tumor no localizado en el pulmón, en la población fumadora. Un aumento del riesgo, además, que resulta independiente de, entre otros factores, la edad, el sexo, el índice de masa corporal (IMC) y el número de cigarrillos fumados por año.

Como indica Kavita Garg, «los resultados muestran que la diabetes duplica el riesgo de fallecimiento por cualquier causa o por un cáncer distinto del de pulmón en la población fumadora. También hallamos que las mujeres con diabetes tienen un mayor riesgo de morir por cáncer de pulmón. Un efecto asociado a la diabetes que, sin embargo, no se observó en el caso de los varones».

Mayor duración y cantidad

En definitiva, parece que el hábito tabáquico supone un mayor perjuicio, si cabe, para la población diabética. Un efecto nocivo, cuando no fatal, que parecían ignorar los participantes en el estudio. No en vano, la cifra promedio de cajetillas fumadas por año fue mayor en los pacientes con diabetes que en aquellos que no padecían esta enfermedad metabólica.

Entonces, y dado que eran más mayores y fumaban más, ¿la mayor mortalidad asociada a la diabetes se explica por un mayor consumo acumulado de cigarrillos por los participantes con la enfermedad? Pues la verdad es que, como reconocen los propios autores, aún no se sabe.

Sea como fuere, concluye Kavita Garg, «es fundamental que los pacientes tomen participen en el control de su diabetes y que se sometan a un cribado pulmonar en el caso de ser fumadores».

{ Comments on this entry are closed }

 

Fumar quizá no solo dañe a sus pulmones, sino también a sus expectativas laborales y a su salario

Las diferencias en los ingresos equivalen a más de 8,000 dólares al año, encuentra un estudio

healthfinder.gov

Hace mucho que pasaron los días en que fumar era señal de éxito laboral. Hoy en día, a los fumadores les resulta más difícil encontrar trabajo, y ganan menos que los no fumadores cuando lo encuentran, sugiere un estudio reciente.

“Cuando estudiamos a una muestra de 251 personas [desempleadas] que buscaban trabajo durante un periodo de 12 meses, en relación con los no fumadores, los fumadores tenían una desventaja grave para volver a encontrar trabajo”, afirmó la autora líder del estudio, Judith Prochaska.

“Cuando hallaron un trabajo, les pagaban significativamente menos que a los no fumadores”, comentó Prochaska, profesora asociada del Centro de Investigación sobre la Prevención de la Universidad de Stanford, en California. La diferencia fue, en promedio, de unos 5 dólares por hora, o de más de 8,300 dólares al año, hallaron los investigadores.

No está claro por qué los fumadores podrían enfrentarse a una castigo laboral, y algunos factores aparte de fumar podrían explicar la diferencia, señalaron los autores del estudio.

Pero fumar se vincula con más costos de atención sanitaria, tiempo de licencia y días libres por enfermedad, según las notas de respaldo del estudio.

Prochaska dijo que investigaciones anteriores han vinculado fumar con el desempleo, pero que el nuevo estudio es inusual porque siguió a las personas desempleadas en el tiempo.

Los autores del estudio siguieron a 251 personas (131 personas que fumaban a diario y 120 no fumadores) que buscaban empleo entre 2013 y 2015. La edad promedio era de 48 años; dos tercios eran hombres, y un 38 por ciento eran mujeres.

Durante un año, los investigadores hallaron que un 56 por ciento de los no fumadores encontraron empleo, frente a solo un 27 por ciento de los fumadores. Entre los que consiguieron trabajo, los fumadores ganaban en promedio 15.10 dólares la hora, en comparación con 20.27 dólares de los ex fumadores.

Aunque los investigadores no pueden probar una relación causal directa, hallaron que incluso tras tomar en cuenta factores como la edad, el nivel educativo y la raza, a los fumadores les iba peor que a los no fumadores.

Prochaska dijo que los fumadores podrían estar dañando sus propias posibilidades. “Los fumadores de nuestra muestra tendían a priorizar el gasto en cigarrillos en lugar de gastos que les ayudarían a encontrar trabajo, como el transporte, un teléfono celular, ropa nueva y el arreglo personal”, comentó Prochaska.

¿Podrían los fumadores tener un estrés adicional, que les lleve a fumar cigarrillos en primer lugar, que afecte a sus perspectivas laborales? “Los fumadores no tienen un estrés inherente adicional. En lugar de eso, experimentan más estrés debido a los efectos de la abstinencia de la nicotina”, explicó Prochaska.

“No se debe ignorar el poder de la adicción a la nicotina. Si uno está ansioso por fumar el próximo cigarrillo y no se puede concentrar en los asuntos pendientes, sin duda eso lo pondrá en desventaja en el proceso de entrevista de trabajo”, planteó.

Además, Prochaska comentó que gerentes de contratación le han dicho que “los candidatos que huelen a tabaco se ponen en una gran desventaja respecto a obtener el trabajo”. Pero, dijo, “es probable que el alcance que esto tenga como factor varíe según el sector o la industria laboral”.

Según los autores del estudio, más de 20 estados permiten a las empresas no contratar a fumadores. Algunas empresas preguntan directamente sobre el tabaquismo, y algunas hacen pruebas de vestigios de nicotina en la orina, dijo Prochaska.

Ronald Bayer, copresidente del Centro de Historia y Ética de Salud Pública de la Facultad de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York, no está de acuerdo con las políticas que disuaden de contratar a fumadores.

“Denegar el empleo a los fumadores es injustamente coercitivo, y un profundo insulto a la dignidad humana”, enfatizó Bayer. “Denegar el empleo a los que ya están en el extremo inferior de la escala social debería considerarse como una forma de discriminación”.

¿Cuál es el siguiente paso para la investigación?

Prochaska dijo que un estudio paralelo está investigando el sesgo contra los fumadores entre los gerentes de contratación. Prochaska está trabajando en otro estudio, que en este momento está reclutando fumadores, que evaluará si ayudar a las personas que buscan trabajo a dejar de fumar hace que encontrar trabajo les resulte más fácil.

El nuevo estudio aparece en la edición del 11 de abril de la revista JAMA Internal Medicine.

{ Comments on this entry are closed }

 

Mujeres, con mayor probabilidad de enfermar y morir por tabaquismo

Debido a enfermedades como el cáncer de mama, las mujeres son más vulnerables a padecer padecimientos relacionados con el tabaquismo

amqueretaro.com.-Francisco Velázquez

Las mujeres fumadoras tienen dos veces más probabilidades de enfermar y morir que los hombres que fuman, debido a enfermedades relacionadas con el tabaquismo como los cánceres de mama, cervicouterino y pulmonar, éste último porque las féminas tienen los pulmones más pequeños, así lo dijo Gisela de Jesús Sánchez Díaz, presidenta de Salud y Género Querétaro A. C.

De acuerdo con estadísticas presentadas por la activista social, basadas en la última Encuesta Nacional de Adicciones, de 17 millones de fumadores, más de 5 millones son mujeres y, aunque la mayoría de los consumidores de productos de tabaco son varones, el 44 por ciento de las defunciones anuales relacionadas con el tabaquismo se registran en las mujeres.

“Un gran número de mujeres enferman y mueren sin ser fumadoras, por el hecho de estar expuestas al humo de tabaco ajeno en sus centros de trabajo o en su casa. Las evidencias sobre los efectos nocivos del consumo de tabaco en las mujeres son incontrovertibles. (…) La industria tabacalera genera estrategias de mercado seductoras y agresivas dirigidas a mujeres y adolescentes”, sostuvo.

Al presentar el folleto “Mujeres y… ¿Tabaco? …Ni de regalo”, que ofrece aspectos que se relacionan con la adicción al tabaco como motivos de inicio y consumo, efectos nocivos y políticas públicas necesarias para disminuir el consumo, Gisela de Jesús Sánchez indicó que las mujeres fumadoras tienen el doble de probabilidades de sufrir un ataque cardiaco que las que no fuman.

Alertan por consecuencias del tabaquismo en las mujeres

Informó que en comparación con los no fumadores, las féminas que fuman tienen un 25 por ciento más de riesgo de desarrollar una enfermedad cardiaca coronaria que los hombres fumadores; asimismo, destacó que México se encuentra entre los 20 países con mayor número de mujeres fumadoras.

“Resulta trascendental que se apruebe una reforma al artículo 27 de la Ley General para el Control de Tabaco para hacer de México un 100 por ciento libre de humo de tabaco y de esta manera proteger la salud de las mujeres de todo el país. Asimismo, es necesario crear campañas de prevención y concientización del grave problema del tabaquismo y los irreversibles daños a las mujeres”, indicó.

En este sentido, el representante de Comunicación, Diálogo y Conciencia A. C. (Códice) en Querétaro, José Luis Yáñez, señaló que las autoridades de salud tienen la responsabilidad de diseñar los tratamientos para la cesación del consumo de tabaco, además de que deben destinar más recursos para campañas de prevención del tabaquismo.

{ Comments on this entry are closed }

 

Libres de la adicción

prensalibre.com.-Rolando de Paz Barrientos

Uno de los problemas que afectan a las familias, y por ende a la sociedad, es la adicción al alcohol o a cualquier estupefaciente por alguno de sus miembros; provoca daño físico y psicológico no solo a sí mismo, sino a los que le rodean.

Es difícil mantener una sana relación con un adicto: pierde el control de sus pensamientos, muestra una conducta violenta, se vuelve irresponsable ante sus obligaciones, e incluso puede llegar a desintegrar su hogar.

Llegar al punto de “necesitar” licor en los tiempos de comida o de no poder compartir en una reunión social sin beber algo, o de ya no recordar compromisos adquiridos, faltar con frecuencia al trabajo o experimentar cambios repentinos de personalidad, son claros síntomas de un problema serio.

Una adicción descalifica a cualquier persona que ejerza un liderazgo en la sociedad: gobernantes, jueces, legisladores, funcionarios públicos, líderes empresariales y religiosos, incluso a los padres de familia. El ejercicio de la autoridad en cualquier nivel demanda que seamos sobrios, tener dominio sobre nuestras acciones y deseos.

¿Cómo superar una adicción o dependencia? El primer paso es reconocer que el problema existe; la negación es el recurso más utilizado; otros saben que necesitan ayuda, pero se avergüenzan de buscarla. Un segundo paso es identificar la causa, que en la mayoría de los casos va más allá del gusto o placer; tiene que ver con necesidades espirituales profundas como la búsqueda de alivio a heridas emocionales, o como respuesta al rechazo o a la presión de grupo, o a la necesidad de aceptación y de autoestima.

Lo más importante es encontrar solución a las causas finales. El principal problema del ser humano es el vacío en su ser interior, que busca llenar con sucedáneos. Cualquier tratamiento que no considere el aspecto espiritual o la naturaleza pecaminosa del hombre, no podrá dar una solución definitiva, solo un alivio temporal.

La fuerza de voluntad no es suficiente; se requiere una transformación del ser interior y se logra cuando el adicto rinde su corazón y su voluntad a Dios, por medio de Cristo; generando en él un carácter transformado que le capacita para dominar sus pasiones o deseos. Muchos exadictos liberados de esta esclavitud lo comprueban.

El sabio Salomón describe un panorama claro y directo de los efectos de las bebidas embriagantes o de cualquier estupefaciente: “Escucha, hijo mío, y sé sabio, y dirige tu corazón por el buen camino. No entres con los bebedores de vino, ni con los comilones de carne, porque el borracho y el glotón se empobrecerán, y la somnolencia se vestirá de harapos. ¿De quién son los ayes? ¿De quién las tristezas? ¿De quién las contiendas? ¿De quién las quejas? ¿De quién las heridas sin causa? ¿De quién los ojos enrojecidos? De los que se demoran mucho con el vino, de los que van en busca de vinos mezclados. No mires al vino cuando rojea, cuando resplandece en la copa; entra suavemente, pero al final como serpiente muerde, y como víbora pica. Tus ojos verán cosas extrañas, y tu corazón proferirá perversidades”.

 

{ Comments on this entry are closed }

 

Los fumadores con neumonía están en riesgo de cáncer de pulmón, según un estudio

Unos escáneres torácicos son una estrategia rentable para evaluar a esta población, afirman los investigadores

healthfinder.gov

Los fumadores diagnosticados con neumonía podrían tener un riesgo más alto de desarrollar un cáncer de pulmón, sugiere un nuevo estudio.

Los investigadores encontraron que el 9 por ciento de los fumadores admitidos al hospital por neumonía desarrollaron un cáncer de pulmón en un plazo de un año, de forma que recomiendan una evaluación temprana de la enfermedad entre los fumadores empedernidos tratados por neumonía.

“El cáncer de pulmón es verdaderamente agresivo. La única oportunidad de recuperación es si se detecta antes de que comience a provocar cualquier síntoma. La idea es hallar el tumor muy pronto”, dijo el líder del estudio, el Dr. Daniel Shepshelovich, de la Facultad de Medicina Sackler de la Universidad de Tel Aviv y el Centro Médico Rabin, en Israel.

“Estudios anteriores han mostrado que una TC de radiación baja anual en los fumadores empedernidos tiene el potencial de reducir las tasas de mortalidad por cáncer de pulmón”, comentó en un comunicado de prensa de la universidad. “Pero esto requiere de unos recursos inmensos, y aún no sabemos cómo funcionará en condiciones del mundo real, más allá de unos ensayos clínicos conducidos de forma estricta”.

Pero evaluar a los fumadores empedernidos mientras están hospitalizados por neumonía puede ayudar a los médicos a diagnosticar el cáncer de pulmón antes, mejorando las probabilidades de supervivencia, añadieron los investigadores.

El cáncer de pulmón es la causa principal de muerte por cáncer en los Estados Unidos. La enfermedad tiene una tasa de supervivencia a cinco años de apenas un 17 por ciento, dijeron los investigadores.

Al llevar a cabo el estudio, Shepshelovich y su equipo buscaban desarrollar una estrategia más rentable para reducir las tasas de mortalidad del cáncer de pulmón, al dirigirse a los que tienen un riesgo particularmente alto de la enfermedad.

Los investigadores analizaron los expedientes de 381 fumadores admitidos al hospital entre 2007 y 2011 con una neumonía adquirida en la comunidad, o una neumonía que se propagara fuera del sistema de atención de la salud.

Las tasas de cáncer de pulmón fueron significativamente más altas en los pacientes admitidos con neumonía de los lóbulos superiores, mostró el estudio, publicado el 7 de enero en la revista American Journal of Medicine. El cáncer de pulmón por lo general se localizaba en el mismo lóbulo afectado por la neumonía. Sucedió así en casi el 76 por ciento de las admisiones.

“Descubrimos que los fumadores hospitalizados con neumonía son diagnosticados con cáncer tras la infección, porque con frecuencia el cáncer se enmascara como una neumonía, al obstruir a nivel físico las vías respiratorias y crear esa infección”, comentó Shepshelovich. “Si se toma en cuenta que apenas entre el 0.5 y el 1 por ciento de los fumadores sin neumonía tienen probabilidades de ser diagnosticados con cáncer de pulmón cada año, el hecho de que el 9 por ciento de nuestro grupo de estudio desarrollara cáncer es alarmante”.

{ Comments on this entry are closed }

 

El tabaquismo activo y pasivo se vincula con la infertilidad y la menopausia precoz, según un estudio

Los investigadores encontraron un vínculo entre ambos tipos de exposición y los problemas de salud de las mujeres

healthfinder.gov

Fumar y ser expuestas al humo de segunda mano podría provocar una menopausia precoz e infertilidad en las mujeres, sugiere un estudio reciente.

Otras investigaciones han vinculado fumar con unas tasas más altas de infertilidad, y quizá con una menopausia más temprana. Pero “se ha investigado menos sobre el humo de segunda mano”, sobre todo en mujeres que nunca han fumado, apuntó el autor del estudio, Andrew Hyland, presidente de conductas de salud del Instituto Oncológico Roswell Park en Buffalo, Nueva York.

En el estudio, Hyland y sus colaboradores evaluaron a las mujeres inscritas en la Iniciativa de Salud de las Mujeres, un estudio de gran tamaño que comenzó en 1991 para observar una variedad de temas de salud en más de 160,000 mujeres postmenopáusicas generalmente sanas.

El equipo de Hyland observó información sobre la edad de la menopausia y la fertilidad, junto con la exposición al tabaco, en algunas de las mujeres inscritas en el estudio. Los investigadores evaluaron información disponible sobre 88,000 mujeres para observar los efectos sobre la fertilidad. También examinaron la información de unas 80,000 para estudiar el inicio de la menopausia natural, o no quirúrgica.

Tanto fumar como la exposición al humo de segunda mano se vincularon con problemas de fertilidad y menopausia precoz (antes de la edad típica de 50 años), hallaron los investigadores.

En comparación con las que nunca habían fumado, las fumadoras actuales o ex fumadoras tenían un 14 por ciento más de probabilidades de ser infértiles y un 26 por ciento más de probabilidades de sufrir una menopausia precoz. La menopausia precoz se ha vinculado con un riesgo más alto de mortalidad por todas las causas, apuntó Hyland.

Entre las que nunca habían fumado, las expuestas al nivel más alto de humo de segunda mano (como vivir con un fumador durante 10 o más años) tenían un 18 por ciento más de probabilidades de sufrir de problemas de fertilidad y de menopausia precoz, encontró el estudio.

Las mujeres que habían fumado en algún momento alcanzaron la menopausia 22 meses antes que las que nunca habían fumado o nunca se habían expuesto al humo. Las expuestas al nivel más alto de tabaquismo pasivo alcanzaron la menopausia 13 meses antes que las que no habían sido expuestas, según los hallazgos.

Pero el estudio no puede probar causalidad, añadió Hyland. “Se trata de un estudio observacional que observa datos ya recolectados”, dijo. “[El vínculo] podría ser algo asociado con el desarrollo temprano y la exposición en la niñez temprana”.

El humo interactúa con las hormonas y también puede tener efectos adversos, añadió.

El estudio aparece en la edición en línea del 15 de diciembre de la revista Tobacco Control.

Los hallazgos son un valioso recordatorio de que siempre hay que evitar el humo, sentenció Patricia Folan, directora del Centro de Control del Tabaco del Sistema de Salud North Shore-LIJ en Great Neck, Nueva York.

“Este estudio ofrece una motivación y unos incentivos adicionales a las mujeres de todas las edades para evitar fumar y la exposición al humo de segunda mano, y también para dejar de fumar”, enfatizó. Ambas cosas se asocian con el parto prematuro, un peso bajo al nacer, la muerte infantil y ciertos defectos congénitos, añadió.

“Esta evidencia, además de los datos del estudio actual, ofrecen a los proveedores de atención sanitaria, sobre todo a los ginecoobstetras, la información necesaria para aconsejar a las mujeres sobre los peligros de fumar y del humo de segunda mano, y para animar al abandono del hábito”, dijo Folan.
 

{ Comments on this entry are closed }

 

Fumar en el embarazo altera el cerebro del bebé

El tabaco contiene múltiples sustancias tóxicas que han mostrado efectos nocivos sobre el desarrollo del cerebro en el feto.

muyinteresante.es

Que fumar es un hábito poco saludable para la salud es algo de sobra conocido. Lo que hay que destacar, además es que, en el caso de que una mujer esté embarazada, fumar puede tener un efecto relevante tanto a corto como a largo plazo en el desarrollo del bebé, concretamente en el de su cerebro. Estas consecuencias negativas las han revisado Mikael Ekblad, del Turku University Hospital en Finlandia y dos colaboradores, en un artículo publicado recientemente en Acta Pediatrica (2015).

El tabaco contiene múltiples sustancias tóxicas que han mostrado efectos nocivos sobre el desarrollo del cerebro en el feto. Según relatan Ekblad y su equipo, los estudios han encontrado que puede afectarse la formación de conexiones entre neuronas e incluso la supervivencia celular. En otros aspectos del desarrollo también hay efectos ya que, al parecer, otros investigadores han encontrado que los bebés con exposición prenatal al tabaco son más excitables, muestran más signos de estrés y demandan más contacto que los que no fueron expuestos a estas sustancias.

Entre los hallazgos descritos en el artículo de Ekblad, destacamos los cambios posibles en el crecimiento de la cabeza, en el volumen del cerebro de los niños tanto recién nacidos como en su infancia, y por último los cambios en el funcionamiento cerebral. De forma más específica, los niños expuestos al tabaco durante el embarazo muestran un crecimiento menor de lo normal en su cabeza, hasta medio centímetro menos en los recién nacidos.

En cuanto al volumen del cerebro, parece que la exposición prenatal al tabaco a lo largo del embarazo puede conllevar menor tamaño del cerebro de los fetos en las últimas etapas de la gestación. Una vez el bebé nace, se ha observado que cuando son prematuros y sus madres han fumado durante el embarazo, éstos niños muestran menor volumen del lóbulo frontal y el cerebelo. Al parecer, este menor volumen cerebral puede mantenerse incluso hasta la adolescencia, tal como revisan los autores de esta publicación.

La pregunta ahora es ¿éstos efectos sobre las estructuras cerebrales se relacionan con cambios en las capacidades de los niños? De los distintos estudios analizados por Ekblad y sus colegas, parece deducirse que sí, al menos cuando los niños son pequeños. Se ha descrito que comparados con niños cuyas madres no fumaron durante el embarazo, el grupo de niños expuestos al tabaco durante la gestación eran cuatro veces más reactivos a los sonidos del entorno cuando fueron evaluados con tan solo dos días de vida, lo que también se ha observado a los 6 meses de edad.

Según los autores, esto puede relacionarse con una mayor dificultad para procesar estímulos auditivos que en momentos posteriores podría asociarse a dificultades en el desarrollo del lenguaje y la lectura. Otros trabajos hechos con adolescentes cuyas madres fumaron durante el embarazo han encontrado que sus cerebros estaban más ‘descoordinados’ a nivel de áreas frontales, temporales, parietales y del cerebelo cuando procesaban información auditiva.

Con toda esta información, sería conveniente plantearse dejar de fumar si la mujer piensa tener un hijo, y en cualquier caso, dejarlo cuanto antes si ya está embarazada. Ello puede favorecer un mejor desarrollo del bebé y unas mejores condiciones futuras. Por otra parte, sería idóneo desarrollar intervenciones específicas para ayudar a los niños afectados a mejorar su rendimiento cognitivo si lo necesitaran.

{ Comments on this entry are closed }

 

El humo de segunda mano en la infancia podría dañar los dientes de los niños

La exposición aumentó el riesgo de caries, según unos investigadores

healthfinder.gov.-Steven Reinberg

¿Quiere que su bebé llegue a ser un niño con una sonrisa sin caries? No fume cerca de él o ella.

Los niños expuestos al humo de segunda mano a los 4 meses de edad podrían estar en riesgo de presentar caries cuando tienen 3 años, según unos investigadores japoneses.

Esos niños tenían aproximadamente el doble de probabilidades de tener caries que los niños cuyos padres no fumaban. El consumo de tabaco de la madre durante el embarazo no fue un factor, añadieron los investigadores.

“El humo de segunda mano es uno de los problemas de salud pública importantes que todavía no se ha resuelto”, dijo el investigador principal, el Dr. Koji Kawakami, catedrático de farmacoepidemiología y gestión de la investigación clínica en la Universidad de Kioto.

La exposición al humo de segunda mano es común, y afecta a 4 de cada 10 niños alrededor del mundo, dijo.

“En nuestro estudio, más de la mitad de los niños tenían familiares que fumaban, y la mayoría de las veces los fumadores eran los padres”, dijo Kawakami.

Hizo hincapié en que este estudio solamente muestra una asociación entre la exposición al humo de segunda mano y las caries, y no que la exposición al humo sea la causa del deterioro dental.

Aun así, los hallazgos respaldan que se hagan más esfuerzos por reducir el humo de segunda mano, señaló.

“Por ejemplo, la educación sobre el daño del humo de segunda mano aumentaría si los dentistas fueran conscientes del riesgo de caries que provoca, y del hecho de que los pacientes fumen tabaco”, dijo Kawakami.

El informe aparece en la edición del 21 de octubre de la revista BMJ.

El Dr. Jonathan Shenkin, profesor clínico asociado de políticas de salud, investigación de servicios de salud y odontología pediátrica en la Universidad de Boston, y vocero de la Asociación Dental Americana (American Dental Association), comentó que las evidencias de un vínculo entre la exposición al humo de segunda mano y un riesgo más alto de caries se han acumulado en la última década.

“Al igual que en la población de este estudio, la exposición al humo de segunda mano sigue siendo un problema en EE. UU., lo que amerita que se realice más investigación”, comentó.

Para hacer este estudio, los investigadores recogieron datos de casi 77,000 niños nacidos entre 2004 y 2010. Se examinó a los niños al nacer, a los 4, 9 y 18 meses y a los 3 años de edad.

Además, sus madres rellenaron formularios sobre el hábito de fumar en casa, junto con la exposición de sus hijos al humo de segunda mano, sus hábitos dietéticos y su atención dental.

Aproximadamente el 55 por ciento de los padres fumaban y casi el 7 por ciento de los niños eran expuestos al humo de segunda mano, hallaron los investigadores.

En total, se detectaron casi 13,000 casos de caries.

La Dr. Rosie Roldan, directora del centro de odontología pediátrica del Hospital Pediátrico Nicklaus de Miami, comentó que el humo del tabaco podría cambiar la saliva y otras sustancias bioquímicas necesarias para limpiar y proteger los dientes.

“El humo de segunda mano pone a los niños en riesgo de enfermedades cardiacas, dificultades respiratorias, y posiblemente de tener caries”, añadió.

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas