From the category archives:

Tips y trucos

 

Aceite de oliva

  • Guarda el aceite de oliva extra virgen en la nevera y te durará más.

 

{ Comments on this entry are closed }

¿Cómo evitar llorar cuando pica cebolla?

  • Mastique goma de mascar durante el proceso

 

{ Comments on this entry are closed }

 

Repollo

  • El repollo morado mantendrá su color si se cocina con algún acido como vino, jugo de cítricos o vinagre.

{ Comments on this entry are closed }

 

Harina integral

  • La harina integral se mantiene más fresca si la guardas en el congelador. Sólo ponla a temperatura ambiente antes de usarla.

.

{ Comments on this entry are closed }

PREGUNTA DEL MILLÓN: CADA CUANTO LAVAR LAS TOALLAS

Esta es la típica pregunta que siempre nos realizamos, ¿cuando lavar las toallas y la ropa de cama? Sigue leyendo para saber cada cuanto hay que cambiar este tipo de ropa.

¿Cada cuánto hay que lavar las sabanas y toallas? ¿Cada dos semanas? ¿Un mes? ¿Todos los días?

Antes de responder a la pregunta acerca de la frecuencia con que hay que lavar las sábanas y toallas, es necesario que sepas qué los microorganismos se pueden acumular en la ropa de cama o en el baño.

Entre los tejidos es posible acumular:

  • Ácaros
  • Bacterias
  • Piel muerta
  • Suciedad
  • Polvo
  • Secreciones secas (como la saliva y el sudor)
  • Diminutos insectos
  • Restos de maquillaje
  • Polen
  • Hongos
  • Caspa
  • Partículas de plantas y animales

La revista “Salud de la Mujer” llevó a cabo una encuesta donde preguntaba a las mujeres cada cuanto cambiaban o limpiaban ciertas partes de la casa.

La mayoría de las mujeres respondieron que cambiaban las sabanas y toallas una vez a la semana y un tercio de las encuestadas nunca cambiaban las almohadas de la cama. También respondieron que los edredones y mantas las lavaban una vez al año durante los cambios estacionales de invierno, cuando las mantas y la ropa se almacenan en el comienzo del verano.

Algo diferente ocurre, por ejemplo, con los cojines del sofá o el forro del sofá, ¿Por qué?

Sobre este tema, el director de microbiología clínica del Centro Médico Langone, en Nueva York, indicó que como mínimo, habría que lavar estos enseres una vez por semana.

Esta frecuencia de lavado podría ser mayor en el caso de que un miembro de la familia estuviese enfermo, durmiese desnudo o si las temperaturas fueran demasiado altas.

No sólo son las sábanas y las toallas el centro de los virus y las bacterias. Otros objetos que usamos a diario pueden transmitir enfermedades.

Paños de cocina

Terminamos de lavar los platos y los secamos con un paño, el mismo que usamos para limpiar la encimera o mesa de cocina. Esto es algo bastante común, pero no es correcto. ¿Sabes cuántos gérmenes se pueden quedar en tu cubertería si utilizamos el mismo trato para limpiar o secar varias partes de nuestra cocina?

Los paños de cocina son los objetos que están más expuestos a los microorganismos.

Según dicen los expertos, los trapos de cocina deben lavarse después de cada uso con una solución desinfectante. Deben limpiarse en la lavadora una vez a la semana con bicarbonato de sodio en lugar de detergente.

Alfombra de baño

Al salir de la ducha, por lo general caminamos sobre una alfombra para no mojar el suelo. Lo que normalmente hacemos es dejar secar la alfombra para usarla la siguiente vez.

Esto está mal hecho, se recomienda lavar la alfombra una vez a la semana o cada 15 días. Si el baño es demasiado húmedo, es necesario lavar la alfombra dos veces a la semana.

Toalla de baño

Las toallas de baño son muy gruesas y con ellas nos secamos todo el cuerpo, es por eso que a menudo tienen ese olor característico a humedad.

Además de lavarlas una vez a la semana o cada tres usos, es aconsejable hacerlo con vinagre en lugar de jabón, puesto que el detergente reduce la capacidad de absorción de la toalla. Es también buena idea dejarlas secar al sol.

Cortinas

Las cortinas acumulan polvo y están en contacto con los microorganismos que se mueven a través del aire en interiores y exteriores. Si dispones de un conjunto de cortinas para el invierno y otro para el verano, lo mejor es lavarlas cada final de temporada.

{ Comments on this entry are closed }

Mantén el pan fuera del la nevera.

  • Se hace rancio 6 veces mas rápido guardado en la nevera que guardado a temperatura ambiente.

{ Comments on this entry are closed }

MIS ZAPATILLAS ERAN UN ASCO, PERO AHORA PARECEN NUEVAS
by Lurdes

Con este truco que te enseño, tus zapatillas parecerán nuevas de la forma mas sencilla que te puedas imaginar. A todos nos gusta tener las zapatillas blancas e impecables, pero mantenerlas limpias y sin manchas amarillas requiere de ciertos cuidados, así que coge lápiz y papel y toma nota.

Las zapatillas blancas o con suelas blancas tienden a amarillear con el uso diario. Aunque intentemos lavarlas continuamente, a veces el jabón de uso regular no es suficiente para eliminar ese color amarillento.

La aplicación de los blanqueadores comerciales parece ser una opción para limpiarlos y dejarlos como nuevos.

Sin embargo, estos productos no actúan así en los tejidos y, en algunos casos, terminan por darles un tono más amarillento. Además, contienen químicos muy fuertes que pueden afectar nuestra salud a la hora de manipularlos.

Afortunadamente, hay una serie de trucos caseros que nos permiten recuperar el tono blanco sin dañar nuestra salud o dañar el calzado.

Sal gruesa

Entre los varios usos de la sal en nuestro hogar, uno de ellos es el hecho de que es un buen aliado para eliminar las manchas de las zapatillas blancas.

La sal elimina la suciedad adherida y realza los tonos blancos cuando estos comienzan a verse de color opaco.

Ingredientes

1/2 taza de sal de roca
Jabón o detergente (cantidad necesaria)
Un cepillo de dientes

Utiliza el cepillo seco para quitar el exceso de suciedad dentro y fuera de las zapatillas.

Antes de enjuagar, frota con sal gruesa por dentro y fuera de la zapatilla y dejar reposar 1 hora.

Pasado ese tiempo, enjuaga con agua fría y utiliza un detergente de uso habitual.

Deja que se seque a la sombra.

Sal y leche

Para mejorar los efectos decolorantes de la sal, una buena solución es mezclarla con una buena cantidad de leche.

La combinación de estos ingredientes te permite eliminar los restos sucios mientras que eliminas bacterias, hongos y otros microorganismos que se acumulan en tus zapatos.

Ingredientes

1/2 taza de sal de roca
1 litro de leche
1/2 litro de agua
Jabón o detergente

Coloca la leche y el agua en un balde y agrega media taza de sal.

Mete los zapatos y déjalos en remojo durante 3 horas.

Finalmente, frota con un cepillo y enjuaga con agua y jabón.

Pasta de dientes

La pasta de dientes es una buena solución para limpiar la goma blanca de la suela o los zapatos que están hechos de materiales de cuero.

Ingredientes

1 cepillo de dientes
Crema dental blanca
1 paño húmedo

Moja el cepillo de dientes en un poco de agua, añade una buena cantidad de crema dental y frota sobre las áreas que quieres blanquear.

Poco a poco se irá formando una espuma.

Por último, pasa un paño húmedo por la zapatilla y listo.

Bicarbonato de sodio y vinagre blanco

Uno de los blanqueadores naturales por excelencia es la mezcla de bicarbonato de sodio y vinagre blanco.

La combinación de estos ingredientes tiene cualidades antibacterianas, eliminando las bacterias y hongos causantes de los malos olores.

Ingredientes

1/2 taza de vinagre blanco
1/4 taza de bicarbonato
1 cepillo

Mezcla el bicarbonato de sodio con el vinagre blanco, espera a que la espuma vaya desapareciendo y frota el producto en el calzado con la ayuda de un pincel.

Deja reposar unos 30 minutos y enjuaga.

Amoniaco y detergente para lavar los platos

El amoniaco es una sustancia ampliamente utilizada en la industria de productos de limpieza. Sus propiedades eliminan las manchas y dejan los colores blancos mucho más brillantes.

Ingredientes

1 cucharadita de amoniaco
1 cucharada de detergente
2 litros de agua tibia
1 cucharada de bicarbonato de sodio
1 cepillo

En primer lugar, usa un cepillo para quitar el polvo y la suciedad acumulada dentro y fuera de la zapatilla.

Diluye una cucharada de amoniaco en dos litros de agua tibia y agrega el detergente también.

Sumerge los zapatos durante 1 hora y luego enjuaga.

{ Comments on this entry are closed }

 

Si tus hijos(as) no te hacen caso

  • Muchas veces, pareciera como que los niños(as) se vuelven sordos(as) a la voz de sus padres. ¿Has intentado bajar la voz en vez de alzarla? Esta es una forma más sana y amigable de llamar su atención.

 

{ Comments on this entry are closed }

 

Trucos: Cocinar – hortalizas

  • Te gustan las hortalizas (patatas,pimiento, berenjenas,etc..) al horno?.. Es aconsejable cocinarlas con la piel..
  • Si las prefieres hervir, no las peles, y procura trocearlas en grandes porciones para conseguir la menor superficie de contacto con el agua.

 

{ Comments on this entry are closed }

 

Aproveche al máximo la temperatura del horno

  • Asegúrese de que cierre bien, y que la goma que sella la puerta del horno esté en buen estado.

 

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas