Aumento de peso, una de las alertas de la llegada de la menopausia 04-08-15

by herbalife on 04/08/2015

in Femenina,Menopausia,Salud

 

Aumento de peso, una de las alertas de la llegada de la menopausia

El cuerpo comienza a presentar cambios en el periodo previo al climaterio, debido al proceso de disminución en la producción de estrógenos y progesterona.

La premenopausia o perimenopausia es la etapa anterior al cese definitivo de la menstruación. Normalmente se da un par de años antes, cuando los periodos comienzan a ser irregulares y los ovarios dejan de cumplir con sus ciclos ovulatorios normales porque los folículos envejecen. Este proceso puede presentarse en cualquier momento después de los cuarenta años. Generalmente ocurre después de los 45. En algunas mujeres puede llegar más tarde.Aunque la posibilidad de quedar embarazada disminuye, todavía es posible embarazarse porque los ovarios siguen produciendo óvulos.

Durante la primera mitad del siglo XX, las mujeres no acudían a tratamientos de reemplazo cuando la menstruación dejaba de venir. No se había descubierto el reemplazo hormonal y el proceso era vivido de manera más natural hasta que en 1965, un médico estadounidense calificó la etapa de la menopausia como una enfermedad que debía ser tratada. El tratamiento consistía en la administración de hormonas a base de estrógenos que ha ido evolucionando con el tiempo. Sin embargo, en todos estos años, no han faltado los debates debido a las contraindicaciones y efectos colaterales que el reemplazo supuso en un grupo sustancial de mujeres en la etapa del climaterio.

En la década del setenta, se relacionó la aparición del cáncer de endometrio uterino con el uso de las hormonas. Posteriormente, al tratamiento de estrógenos conjugados, se sumó la progesterona. Las fórmulas y los tratamientos de reemplazo siguieron evolucionando, pero más tarde se descubrió que el aumento de cáncer de mama y los accidentes cerebrovasculares estaban relacionados con el uso de hormonas femeninas.

Síntomas y cambios:

  • Hemorragias irregulares
  • Resequedad en la vagina
  • Trastornos de sueño
  • Sensación de sofoco
  • Dolor en las mamas
  • Migraña
  • Aumentos de peso
  • Cambios drásticos en los estados de ánimo.
  • Depresión, irritabilidad, ansiedad.
  • Incomodidad y dolor en las relaciones sexuales.

Comments on this entry are closed.

Previous post:

Next post:


Estadisticas