From the monthly archives:

febrero 2015

.

Frases Geniales

  • Errar es humano, pero echarle la culpa al otro es mas humano todavia
  • Nacemos desnudos, húmedos y hambrientos, después la cosa empeora
  • Arreglar los problemas economicos es facil, lo unico que se necesita es dinero
  • Mi idea de limpiar la casa es barrer el piso con un vistazo
  • Es hermoso asomarse por la ventana y ver las gaviotas volando sobre el mar; pero deberé dejar el alcohol, porque, en realidad, yo vivo en el microcentro

 

{ Comments on this entry are closed }

 

Vinculan el fluoruro en el agua potable con unas tasas más altas de tiroides hipoactiva

Un estudio británico encontró una asociación, pero no pudo probar causalidad

healthfinder.gov

Un estudio británico encuentra una correlación entre la cantidad de fluoruro en el agua potable pública y un aumento en la incidencia de la tiroides hipoactiva.

Aunque el estudio solo puede establecer una asociación, y no causalidad, los expertos afirman que el vínculo amerita una investigación seria.

“Los profesionales clínicos de Estados Unidos deben enfatizar esta asociación a los pacientes, y evaluar a los pacientes por tiroides hipoactiva”, planteó el Dr. Spyros Mezitis, endocrinólogo del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

“Probablemente se deba aconsejar a los pacientes que beban menos agua fluorada y que consuman menos productos fluorados, como la pasta de dientes [fluorada]”, añadió Mezitis, que no participó en el estudio.

Pero un representante de la Asociación Dental Americana (American Dental Association, ADA) planteó objeciones al informe británico.

“La política de salud pública se basa en una evidencia científica firme, no en un estudio singular”, comentó el Dr. Edmond Hewlett, vocero de la ADA y profesor de la Facultad de Odontología de la UCLA. “Ahora mismo, la mejor evidencia científica disponible indica que el agua óptimamente fluorada no tiene un efecto adverso sobre la glándula tiroides ni su función”.

El nuevo estudio fue liderado por Stephen Peckham, de la Universidad de Kent en Canterbury, Inglaterra. Compararon datos nacionales de 2012 sobre los niveles de fluoruro en el agua potable con las tendencias en el hipotiroidismo (una tiroides poco activa) diagnosticado por los médicos de familia de Inglaterra.

Hallaron que en los lugares donde los niveles de fluoruro en el agua superan los 0.3 miligramos por litro, el riesgo de tener una tiroides hipoactiva aumentó en un 30 por ciento.

El equipo de Peckham también encontró que las tasas de hipotiroidismo casi se duplicaron en las regiones urbanizadas que tenían agua fluorada en el grifo, en comparación con las que no.

“Se debe pensar en reducir la exposición al fluoruro”, escribieron los investigadores. Creen que los esfuerzos públicos por reforzar la salud dental deben prescindir del agua fluorada y en lugar de ello “cambiar a intervenciones tópicas basadas y no basadas en el fluoruro”.

Mezitis se mostró de acuerdo en que aunque “fluorar el agua es importante para la salud dental, los estudios han mostrado que la deficiencia de yodo que podría ser provocada por la ingesta adicional de fluoruro se relaciona con el hipotiroidismo”.

Añadió que “el agua potable es fluorada en Estados Unidos, donde el hipotiroidismo es un trastorno muy común que afecta a más de 15 millones de individuos, sobre todo mujeres mayores de 40 años”.

Otro experto en la tiroides concurrió en que se debe dirigir la atención al fluoruro en el agua potable.

“Este aumento dramático en la disfunción tiroidea asociado con la fluoración del agua amplía estudios anteriores que indicaban que el fluoruro tiene un efecto inhibidor sobre la glándula tiroides”, dijo el Dr. Terry Davies, profesor de medicina de la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

El estudio “respalda el argumento de que el agua debe ser agua pura y nada más”, dijo Davies, que también es endocrinólogo del Hospital Mount Sinai.

Pero Hewlett, de la ADA, replicó que otros estudios no han descubierto un vínculo entre el agua fluorada y los problemas de tiroides.

“Una evaluación sistemática mucho más rigurosa de estudios humanos llevados a cabo por el Comité Científico de Salud y Riesgos Ambientales a solicitud de la Comisión Europea no sugiere un efecto potencial sobre la tiroides con exposiciones realistas al fluoruro”, comentó. “Además, el Informe de 2006 del Consejo Nacional de Investigación de EE. UU. no encontró efectos adversos sobre la tiroides incluso a niveles más de cuatro veces más altos que los usados en la fluoración”.

Y el fluoruro en el agua protege a la salud dental, añadió Hewlett. “Incluso con la amplia disponibilidad de la pasta dental con fluoruro, los estudios muestran que la fluoración del agua comunitaria previene al menos el 25 por ciento de las caries en los niños y en los adultos en el transcurso de sus vidas”, señaló.

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 23 de febrero de la revista Journal of Epidemiology & Community Health.

Según los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU., la tiroides es una glándula con forma de mariposa ubicada cerca de la base del cuello, que produce hormonas. Las hormonas tiroideas controlan el ritmo de muchas actividades corporales, como la velocidad con que se queman las calorías y la rapidez con que late el corazón. Si la glándula tiroides no está suficientemente activa, no produce suficiente hormona tiroidea para satisfacer las necesidades del organismo.
 

{ Comments on this entry are closed }

Citas Memorables

En la sociedad actual, si no puedo comprar no existo

  • Cristina Peri Rossi

El hombre se descubre , cuando se mide con un obstáculo

  • Antoine de Saint-Exupèry

A mi juicio, el mejor gobierno es el que deja a la gente más tiempo en paz

  • Walt Whitman

 

.

{ Comments on this entry are closed }

Frases para el alma

 

{ Comments on this entry are closed }

 

Un estudio vincula la enfermedad mental y la falta de techo con la enfermedad cardiaca

Las tasas altas de tabaquismo también se consideran un factor contribuyente clave

healthfinder.gov

Las personas sin techo con enfermedad mental tienen un riesgo alto de enfermedad cardiaca, sugiere un estudio reciente.

Unos investigadores canadienses encontraron que tienen un riesgo del 24.5 por ciento de ataque cardiaco, de accidente cerebrovascular (ACV) letal o no letal, o de muerte cardiaca súbita en un periodo de 30 años.

El riesgo es de alrededor del 10 por ciento en una persona de la misma edad y sexo que no fuma, no tiene diabetes ni hipertensión, y no tiene sobrepeso, anotaron los investigadores.

El riesgo de enfermedad cardiovascular en las personas sin techo con enfermedad mental fue más alto entre los hombres y entre las que tenían trastornos de abuso de sustancias, según el estudio, que aparece en la edición del 23 de febrero de la revista BMC Public Health.

“Muchos factores que pensábamos que estarían asociados con el riesgo cardiovascular a 30 años entre los adultos sin techo con enfermedad mental en realidad no eran significativos, como no tener un médico de familia, tener un diagnóstico de psicosis o tener una necesidad más acuciante de servicios de salud mental”, señaló Agnes Gozdzik, asociada de investigación en el Centro de Investigación sobre la Salud en los Barrios Marginados del Hospital de St. Michael, en Toronto.

“Pero si alguien no tiene techo y tiene una enfermedad mental, y es hombre o tiene un trastorno por abuso de sustancias, el riesgo a 30 años de enfermedad cardiovascular parece ser mucho más alto aunque no se muestren otros factores típicos de predicción, como [un índice de masa corporal alto o hipertensión], etc.”, añadió en un comunicado de prensa del hospital. “Esto es algo sobre lo que los profesionales clínicos que trabajan con esta población deben estar conscientes”.

El tabaquismo podría ser un motivo de que las personas sin techo con enfermedad mental tengan un riesgo tan alto de enfermedad cardiaca, sugirieron los investigadores. La investigación muestra que tanto las personas sin techo como las mentalmente enfermas tienen unas tasas altas de tabaquismo.

Según algunos estimados, hasta el 90 por ciento de las personas con esquizofrenia y trastorno bipolar fuman, al igual que el 70 por ciento de las personas con un trastorno depresivo mayor. La tasa de tabaquismo en la población general es de alrededor del 20 por ciento, señala el comunicado de prensa.

La enfermedad cardiaca es una importante causa de muerte entre todas las personas sin techo, anotaron los autores.

{ Comments on this entry are closed }

 

El humo de segunda mano provoca una hospitalización más larga en niños con infecciones respiratorias

Los niños con un historial familiar de enfermedad alérgica con infecciones de las vías respiratorias inferiores que están expuestos al humo de segunda mano tienen riesgo de estancias hospitalarias más largas, según concluye un estudio publicado este martes en la edición de junio de la revista ‘Annals of Allergy, Asthma & Immunology’, la revista científica de la Universidad Americana de Alergia, Asma e Inmunología (ACAAI, en sus siglas en inglés).

Se estima que entre el 20 y el 30 por ciento de los niños por lo demás sanos desarrollan anualmente infecciones respiratorias en las vías bajas, como la bronquiolitis, de los cuales, el 3 por ciento es hospitalizado. “Las infecciones respiratorias en los niños son comunes, pero si el niño tiene antecedentes familiares de problemas respiratorios como el asma, están en mayor riesgo de infección y hospitalización”, dijo el especialista en alergias Meghan Lemke, miembro de ACAAI y autor principal del estudio.

“Nuestra investigación encontró que los niños con un historial familiar de enfermedad alérgica que también están expuestos al humo de segunda mano tenían una estancia en el hospital un 23 por ciento más prolongada que aquellos sin exposición al humo de segunda mano”, resalta este experto.

Los investigadores examinaron a 451 madres y niños matriculados en un estudio centrado en el asma infantil y el desarrollo de enfermedades atópicas asociadas a infecciones respiratorias virales. En este grupo, el 57 por ciento de los menores estaban expuestos al humo de segunda mano, mientras que el 36 por ciento tenía una madre con enfermedad atópica y alergia y el 68 por ciento, una relación inmediata con una enfermedad alérgica.

“Los niños que son hospitalizados por bronquiolitis tienen hasta un 30 por ciento de posibilidad de desarrollar sibilancias persistentes o asma en la primera década de vida”, dijo el especialista en alergias James Sublett, presidente de la Comisión de Medio Ambiente Interior ACAAI. “El humo de segunda mano es muy perjudicial para los niños con asma y otras enfermedades respiratorias, y se ha demostrado que contribuye al asma no controlada”, agrega.

7.000 SUSTANCIAS QUÍMICAS

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) norteamericanos, el humo de segunda mano contiene más de 7.000 sustancias químicas, cientos de las cuales son tóxicas y 70 que pueden causar cáncer. “El humo de segunda mano puede provocar ataques de asma en los niños pequeños, que pueden ser potencialmente mortales”, dijo Sublett, quien aconsejó a los adultos no fumar cerca de los niños, jóvenes o viejos, sobre todo en el interior de la casa y el coche.

 

{ Comments on this entry are closed }

 

Nos trasladamos a http://humor-7.blogspot.com/

.

{ Comments on this entry are closed }

.

¿Qué habría pasado si…
 
…hubiera estudiado otra cosa o elegido a otra pareja? Déle rienda suelta a su imaginación. Los expertos dicen que provoca placer tener una nueva oportunidad (mental) y nos puede hacer mejorar. Eso, si no quedamos atrapados en el arrepentimiento.

“Si hubiera dicho lo correcto…”. “Si hubiera estudiado otra cosa…”. “Si hubiera llamado antes…”. Termine cada frase como quiera. Esa es la gracia: le puede poner el final usando la imaginación, porque estas frases hacen referencia a escenarios que contradicen los hechos tal cual están. Usted puede imaginarse tomando taxi y no el metro para llegar a la hora al trabajo o siendo médico en vez de ingeniero o con un presente harto mejor que el que tiene. Porque así es esto de proyectar, un ejercicio inconsciente que pareciera estar ahí sólo para frustrarnos y del cual muchas veces salimos para atrás… O eso es lo que creemos, equivocadamente.

Porque pese a que comúnmente relacionamos estos pensamientos a esas emociones incómodas, los expertos han detectado que generan una serie de beneficios.

Por ejemplo, el solo hecho de imaginarnos un escenario distinto al que estamos nos provoca placer. Es como si tuviéramos la posibilidad de elegir. ¿Otro? Nos entregan una sensación de control: podemos quedarnos pegados o cambiar actitudes. Si optamos por lo último, tenemos el mando. Y, finalmente, le da sentido a lo que ya estamos viviendo (¿Qué tal?).

Los sicólogos llaman a estas frases del “y si hubiera…” pensamiento contrafáctico o, simplemente, contrafactual. Y son la manera que tenemos de evaluar cómo haríamos las cosas si pudiésemos volver atrás en el tiempo. Son inconscientes: están fuera de la observación mental. Son recurrentes: no se disipa uno cuando aparece otro. Son tan cotidianos que, según los expertos, ocupan el 3% de todos los pensamientos que tenemos a diario. Y, ya lo sabemos, son placenteros.

Sí, placenteros. Es que tener otra posibilidad para una situación nos provoca alivio y satisfacción. Si no nos generáramos ese pensamiento hipotético pareciera que todo está sentenciado. “Los contrafactuales son atajos mentales del pensamiento desde el punto de vista sicológico, por tanto, cumplen una función hedonista, de placer, a pesar de que evaluemos emociones negativas complejas como la culpa, el lamento o el autocastigo”, explica a Tendencias Mabel Urrutia, académica de sicología de la U. de La Laguna (España) y autora de estudios sobre el tema. Es una especie de reproche mental que nos provoca satisfacción y que también provoca emociones placenteras de alivio, satisfacción y suerte que ayudan a suavizar una experiencia negativa. Por ejemplo: “Si hubiera subido a ese auto, habría estado en ese accidente”.

Piense en el ámbito de la elección de pareja. Ahí hablamos de un contrafactual de largo plazo, que se refiere a uno de los ámbitos importantes de la vida. El pensamiento puede aparecer mientras estamos en medio de una crisis de matrimonio o si aparece alguien del pasado que nos hace cuestionarnos. “Pero el solo hecho de revisar las alternativas que tuvimos, las que persisten o las nuevas, nos provoca una sensación de bienestar”, dice Mabel Urrutia.
 
El control es mío

Las personas con una mirada más positiva que negativa tienden a generar más contrafactuales ascendentes (“Si hubiera estudiado el fin de semana, habría aprobado el examen”) que descendentes (“Si hubiera estudiado el fin de semana, igual me habría ido mal”) motivando que sus acciones futuras eviten errores del pasado. De esa manera, experimentan una sensación de control. “La gente también piensa en cómo sus acciones en el pasado pueden haber dado lugar a un mejor resultado, lo que puede generar una gran conciencia sobre el control personal o dominio de sí mismos, y esto puede envalentonar a la gente para que se haga cargo de las acciones de su vida”, explica a Tendencias Neal Roese, profesor de Marketing y Sicología en la Escuela de Administración Kellogg de la U. de Northwestern (EE.UU.) y uno de los autores de otro estudio sobre el tema.

En el mismo ámbito de la elección de pareja, esto puede funcionar como una estrategia proactiva que permite anticipar la probabilidad de un resultado negativo y así mitigar el impacto de un efecto negativo (una crisis matrimonial, por ejemplo). Esto, explica Mabel Urrutia, porque una de las emociones que normalmente acompaña este hecho es el arrepentimiento, que se acentúa ante las omisiones más que las acciones a largo plazo. Ejemplo: “Si le hubiera dedicado más tiempo a mi pareja…” o “Si hubiera escuchado más sus cosas…”. Esta reflexión contrafactual puede servir de punto de partida para cambiar conductas en una siguiente oportunidad y es eso lo que genera la sensación de control.

Ahora, una manida frase recuerda que el paso anterior al arrepentimiento por lo que se perdió es valorar lo que se tiene. Y en eso también contribuye el pensamiento contrafactual. Neal Roese participó en un estudio que llegó a esa conclusión. En él se pidió a estudiantes universitarios pensar en la serie de hechos que los llevó a estudiar en la universidad. Otro grupo debía pensar en cómo las cosas pudieron ser diferentes. Luego, ambos grupos debían darles un significado a los hechos.

Los estudiantes dieron calificaciones más altas a los hechos que los llevaron a la universidad. Es decir, pensar en cómo la vida pudo ser diferente les hizo sentir que lo que estaban haciendo tenía más sentido que lo que pudo ser. “Aunque a veces los pensamientos contrafactuales pueden traer una desagradable sensación de pesar, otras veces pueden darnos un sentido de significado, haciendo parecer más especial el camino particular de nuestra vida”, comenta Roese.

La leche derramada

Mabel Urrutia dice que el contrafactual cumple su rol cuando existe la alternativa de un nuevo escenario. Volviendo al ejemplo de la pareja, aun cuando hayamos fracasado en una relación, el pensamiento contrafáctico como: “Si le hubiera dedicado más tiempo…” va a generar resultados si sirve como impulso para modificar conductas en la siguiente relación. Pero puede darse el resultado inverso.

Es el lado oscuro del contrafactual. Cuando ese reproche mental se sostiene en el tiempo y no somos capaces de avanzar en nuestras vidas. “Si te quedas pensando en un escenario que ya ocurrió, el contrafactual no es productivo, es invalidante. Eso ocurre especialmente cuando son temas de largo plazo (pareja, carrera, familia, etc.)”, apunta Mabel Urrutia. En ese caso, estaríamos frente a una estrategia desafortunada e incluso agresiva hacia uno mismo.

La investigadora agrega otro grupo: las personas que tienden a la procrastinación usan el contrafactual para eludir la responsabilidad en algún problema. Ejemplo: “Si me hubiera levantado más temprano, igual hubiera llegado tarde”. Así, prefieren no dedicar esfuerzo para cambiar sus actitudes.

En los dos últimos ejemplos, el contrafactual no funciona como debería. Y, como dice la experta, ahí entra en juego la personalidad de cada quien.

Ahora, hágase la siguiente pregunta: ¿Habría tenido tantos contrafactuales hoy si no hubiera leído esto?

 

{ Comments on this entry are closed }

Las personas ‘sanas pero preocupadas’ con frecuencia no hacen caso a los resultados negativos de las pruebas, según un estudio

Muchos de esos pacientes sufren de hipocondría, y siguen teniendo síntomas de las enfermedades imaginarias

Una de cada seis personas se preocupa de estar enferma aunque sus síntomas no sean señal de una enfermedad, y con frecuencia las pruebas que muestran que no tienen nada malo no las convencen, muestran investigadores escoceses.

Esos pacientes siguen preocupados de estar enfermos, y piden más pruebas o que se les hagan las mismas pruebas de nuevo, apuntaron los investigadores.

“Me sorprendió que muchos médicos de atención primaria tienden a indicar las pruebas, aunque no haya una base firme para hacerlo, con la esperanza de que esto calme a los pacientes y les quite la preocupación”, señaló el Dr. Bryan Bruno, presidente en funciones de psiquiatría del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York.

Muchos pacientes sufren de hipocondría, que es la creencia de que los síntomas físicos son señal de una enfermedad grave aunque no haya evidencia médica que respalde esa convicción, explicó Bruno, quien no participó en el estudio.

“Hay muchos pacientes con tendencias hipocondríacas que tienden a preocuparse mucho, y con frecuencia los resultados negativos en las pruebas no resuelven su preocupación ni muestran ningún tipo de mejora en sus síntomas de hipocondría”, añadió Bruno.

El nuevo informe aparece en la edición en línea del 25 de febrero de la revista JAMA Internal Medicine.

Para el estudio, la Dra. Alexandra Rolfe, de la Universidad de Edimburgo, y el Dr. Christopher Burton, de la Universidad de Aberdeen, recolectaron datos de 14 estudios que incluyeron a casi 4,000 pacientes.

Rolfe y Burton hallaron que las pruebas diagnósticas no tenían ningún efecto sobre la preocupación de los pacientes de estar enfermos, ni sobre su ansiedad. En diez de los estudios, los pacientes siguieron teniendo síntomas de su enfermedad imaginaria, hallaron los investigadores.

“Las pruebas diagnósticas para los síntomas con un bajo riesgo de enfermedad grave hacen poco por calmar a los pacientes, reducir su ansiedad o resolver sus síntomas, aunque las pruebas podrían reducir las visitas posteriores para la atención primaria”, concluyeron los investigadores.

Las consecuencias de este problema son pruebas innecesarias que añaden al costo de la atención médica, y que los médicos se nieguen a administrar nuevas pruebas, lo que podría obligar a los pacientes a buscar atención médica en otro lugar, apuntó un experto.

“No hay garantáis relacionadas con nuestra salud, y en medicina virtualmente no existe la certeza absoluta”, planteó el Dr. David Katz, director del Centro de Investigación en Prevención de la Universidad de Yale.

“Tanto los médicos como los pacientes estamos obligados a manejar probabilidades”, dijo. “Cuando la probabilidad de una enfermedad es muy baja antes de una prueba, una prueba negativa puede hacerla aún más baja”.

Hay una oportunidad para educar al público sobre la forma en que las probabilidades influyen sobre las decisiones médicas, aseguró Katz. “Es una información que médicos y pacientes pueden y deben compartir, para llegar juntos a unas conclusiones firmes y tranquilizadoras”, aconsejó.

“Sin embargo, los médicos solo deben complacer a los pacientes cuando una prueba tenga un valor potencial real”, añadió Katz.

Bruno añadió que los médicos deben usar su juicio al pedir las pruebas, y basarse en la necesidad de hacer la prueba y en si la prueba es rentable.

Bruno señaló que los médicos tienen una mayor presión actualmente para justificar la atención.

“Los médicos realmente tienen que demostrar que están administrando una atención adecuada, recetando los tratamientos adecuados y ordenando las pruebas correctas”, comentó.

Hay pacientes que tienen delirios sobre su salud, y esos pacientes deben buscar tratamiento de salud mental, agregó Bruno.

.

{ Comments on this entry are closed }

 

Se reducen los defectos del tubo neural, como la espina bífida, según los CDC

Los expertos citan la fortificación obligatoria de los productos de granos con ácido fólico, pero demasiadas mujeres no consumen la vitamina B

healthfinder.gov

Unos defectos congénitos graves del cerebro y la espina dorsal conocidos como defectos del tubo neural se han reducido en un 35 por ciento en Estados Unidos desde la introducción de la fortificación obligatoria con ácido fólico de los productos de granos enriquecidos en 1998, reportaron el jueves las autoridades federales.

Esa reducción significa que, cada año, nacen 1,300 bebés menos con defectos del tubo neural como espina bífida, el defecto del tubo neural más común que, en los casos graves, puede provocar una parálisis parcial o completa de las partes del cuerpo por debajo de la cintura.

Pero incluso con la fortificación con ácido fólico, algunas mujeres no ingieren suficiente vitamina B, sobre todo las mujeres hispanas, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

La agencia señaló que todas las mujeres en edad fértil, aunque no estén planificando un embarazo, deben consumir 400 microgramos al día de ácido fólico a partir de alimentos fortificados, complementos, o ambas cosas, y consumir alimentos ricos en ácido fólico.

“Todas las mujeres capaces de tener un bebé deben tomar un multivitamínico que contenga ácido fólico todos los días”, señaló la Dra. Siobhan Dolan, coautora de un libro de March of Dimes, Healthy Mom, Healthy Baby: The Ultimate Pregnancy Guide, en un comunicado de prensa de la organización.

“También es bueno consumir alimentos que contengan folato, la forma natural del ácido fólico, como las lentejas, las verduras de hojas verdes, los frijoles negros y el jugo de naranja, además de alimentos fortificados con ácido fólico, como el pan y la pasta, y los cereales enriquecidos”, añadió.

Otro estudio de los CDC publicado el jueves halló que muchas mujeres estadounidenses que han tenido un embarazo afectado por un defecto del tubo neural y que vuelven a quedar embarazadas no siguen las recomendaciones sobre la complementación con ácido fólico. Los proveedores de atención de la salud deben hacer más por animar a esas mujeres a aumentar su ingesta de ácido fólico, señalaron los autores del estudio.

Entre las mujeres con un defecto del tubo neural en un embarazo anterior, apenas el 35 por ciento de las que tuvieron un defecto del tubo neural en un segundo embarazo tomaron ácido fólico, frente al 80 por ciento de las que tuvieron un embarazo libre de defectos congénitos, halló el estudio.

Las mujeres que han experimentado un defecto del tubo neural están en mayor riesgo de otro, anotaron los investigadores. Se sabe que los complementos de ácido fólico de dosis alta (4 miligramos al día tomados al menos cuatro semanas antes de quedar embarazada y en las primeras 12 semanas del embarazo) reducen el riesgo de defectos del tubo neural, señalaron los CDC.

Las mujeres hispanas tienen alrededor de un 20 por ciento más de probabilidades de tener un hijo con un defecto del tubo neural que las mujeres blancas no hispanas. Un motivo, según March of Dimes, es que la harina de trigo se fortifica con ácido fólico, pero la harina de masa de maíz, que es popular entre los hispanos, no se fortifica.

March of Dimes apunta que le solicitó a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. que fortifique la harina de masa de maíz con ácido fólico con el objetivo de reducir la tasa de defectos del tubo neural entre las mujeres hispanas.

Ambos estudios aparecen en la edición del 16 de enero de la revista Morbidity and Mortality Weekly Report, publicada por los CDC.

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas