From the monthly archives:

Diciembre 2014

.

La pérdida auditiva podría acelerar el declive mental
 
Un estudio halló que los adultos mayores con dificultades del oído tenían problemas más precoces con las habilidades del pensamiento

Los adultos mayores que tienen problemas para oír podrían experimentar un deterioro más rápido de sus habilidades de pensamiento que los demás, sugiere una investigación reciente.

El estudio de adultos mayores de EE. UU. halló que los que sufrían de problemas del oído tenían un 24 por ciento más probabilidades de desarrollar deterioro mental en un periodo de seis años.

Los investigadores de la Johns Hopkins no saben con certeza si la pérdida auditiva provoca directamente el declive mental en algunos casos, o si los audífonos podrían ayudar. Pero planifican estudiar esa posibilidad.

“En este momento, los mecanismos neurales particulares (el ‘por qué’ y el ‘cómo’) que vinculan la pérdida auditiva con la demencia no están claros”, señaló Daniel Polley, del Hospital del Ojo y del Oído de Massachusetts y de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, en Boston.

Lo que está claro es que los adultos mayores deben tomarse los problemas de audición en serio, anotó Polley, quien no participó en el estudio.

“Si esto tiene una moraleja, sería animar a las personas a que un profesional de salud evalúe su oído”, aconsejó Polley.

Los hallazgos, que aparecen en la edición del 21 de enero de la revista JAMA Internal Medicine, se basan en 1,984 adultos de 70 a 89 años de edad que no mostraban señales de problemas con la memoria ni con el pensamiento al inicio del estudio. Pero la mayoría (un total de 1,162) sí mostraban cierta pérdida auditiva.

Durante los seis años siguientes, 609 hombres y mujeres desarrollaron nuevas señales de deterioro mental, según una prueba estándar de la memoria, la concentración y las habilidades de lenguaje. Y ese riesgo fue un 24 por ciento más elevado entre las personas que tenían problemas auditivos.

Los investigadores estiman que un adulto con problemas auditivos tardaría poco menos de ocho años, en promedio, en desarrollar el deterioro, frente a once años entre sus pares con un oído normal.

Nada de esto prueba causalidad. Sin embargo, los investigadores sí tomaron en cuenta una variedad de factores que podrían haber explicado la relación, como los niveles educativos, los hábitos de tabaquismo y las afecciones de salud de las personas, como la diabetes, la hipertensión y un historial de accidente cerebrovascular.

Hay motivos para creer que la pérdida auditiva podría contribuir directamente a los declives en la función cerebral, señaló el investigador líder, el Dr. Frank Lin, otólogo y epidemiólogo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore.

Uno es el hecho de que la pérdida auditiva puede provocar que los adultos mayores se aíslen de la sociedad. Cuando escuchar a los demás se hace más difícil, quizás uno evite salir porque se siente separado de las personas que le rodean, anotó.

“Si no puede escuchar a la persona que se sienta frente a usted en la mesa, no podrá conversar”, planteó Lin.

Esto es importante, dado que varios estudios anteriores han relacionado ese aislamiento social y la “soledad” con un mayor riesgo de demencia.

Lin apuntó que otra posibilidad es que la pérdida auditiva obligue al cerebro a dedicar recursos adicionales al procesamiento de las señales “confusas” que recibe de los oídos.

Lin explicó que “si el cerebro redirige recursos para ayudar a escuchar, probablemente eso conlleve un costo en otra cosa, como la memoria”.

Hay varias maneras de ayudar a manejar la pérdida auditiva, lo que incluye audífonos y dispositivos de asistencia como los amplificadores telefónicos.

Ahora, la “mayor pregunta”, según Lin, es si tratar la pérdida auditiva puede ralentizar los declives en la función cerebral. Lin y colegas planifican un estudio para observar ese planteamiento.

La pérdida auditiva es común, y afecta a hasta dos tercios de los adultos mayores de 70 años. Pero el hecho de que sea común no significa que sea inocua, apuntaron tanto Lin como Polley.

“La pérdida auditiva es más que un inconveniente o una fuente de bochorno”, enfatizó Polley. “El oído representa un portal esencial para la conversación, una conducta que conecta a los humanos socialmente y de la que nuestra salud mental depende en gran medida”.

Los médicos no exploran la pérdida auditiva en los adultos mayores de forma rutinaria, así que notar los síntomas depende de las personas. Algunas señales de advertencia incluyen tener problemas para oír cuando hay ruido de fondo o cuando habla más de una persona, problemas para escuchar por teléfono, y tener que pedir a las personas que repitan lo que dicen con mucha frecuencia.

Pero la pérdida auditiva también puede sucederle a las personas de forma “lenta e insidiosa”, advirtió Lin. Así que quizás sean las personas que le rodean, y no usted mismo, quienes lo noten.

El estudio fue financiado por los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. Lin es asesor de Pfizer, que desarrolla un fármaco potencial para la pérdida auditiva relacionada con la edad, y ha fungido como vocero no pago de Cochlear Europe, que fabrica implantes cocleares para tratar la pérdida auditiva grave.

{ Comments on this entry are closed }

.

Segundos matrimonios: el 73% se vuelve a separar

La tasa de fracaso aumenta cuando las personas enfrentan una segunda unión, sea matrimonio o convivencia, según una investigación del Centro de Microdatos de la U. de Chile. Las explicaciones son variadas, incluyendo lo que aporta la teoría económica.

Claudio Espinosa (ingeniero, 45 años) no acaba de entender las razones del fracaso en su segundo matrimonio. Tras su primera experiencia marital no sólo se consideraba más maduro para enfrentar una relación, sino que estaba convencido de no volver a cometer los mismos errores. Pero a poco andar todo pareció complicarse: “Yo tenía hijos de mi primera relación y aunque ella los aceptaba bien antes del matrimonio, cuando nos casamos comenzó a oponerse a la relación que tenía con la mamá de ellos”, relata. Todo se agravó tras el nacimiento de una nueva hija, Cecilia: su pareja ahora demandaba que debía dedicar menos tiempo a su “antigua familia”, ya que eso perjudicaba la crianza de la bebé. “Cambiaron muchas cosas. Me di cuenta de que había sido un error”, asegura.

Claudio pertenece al 41,3% de chilenos que tras separarse, se embarca en un segundo matrimonio o convivencia. Así lo señala la Encuesta de Protección Social realizada por el Centro de Microdatos del Departamento de Economía de la U. de Chile, la cual estima que este porcentaje equivaldría a unas 178 mil personas en el país. No es todo. Según la interpretación de la entidad a las cifras obtenidas en su encuesta, Claudio también formaría parte del 73% que fracasa en su segundo matrimonio. Apenas el 21,7% de los individuos que tienen una segunda unión se encuentran actualmente con esa persona.

Según explica Sandra Quijada, investigadora y coordinadora de la Unidad de Encuestas del Centro de Microdatos, en Chile -al igual que en otros países, como Estados Unidos- si las personas vuelven a casarse, las probabilidades de éxito de su segundo intento son menores que la del primer matrimonio.

¿Las razones? Los sicólogos hablan de una menor tolerancia, de la mayor complejidad de formar una nueva unión cuando existe una relación familiar previa y de la tendencia a emparejarse rápidamente (en especial de los hombres, porque el 48,9% de ellos vuelve a casarse tras una primera separación, frente a sólo el 36% de las mujeres), al momento de explicar el fenómeno. Pero también existe otra mirada, la que proviene del particular prisma de los economistas. Donde no es el amor o el cariño lo que determinará el éxito del matrimonio, sino que es la “información” la que determina el éxito o fracaso de las uniones.

FALTA DE INFORMACION

En Estados Unidos, según estadísticas oficiales, la mitad de las parejas que se casan terminan separadas. Y el 67% de quienes vuelven a intentarlo, acaba igual: en divorcio. No es todo. Si se analizan los terceros matrimonios, la tasa de fracaso llega al 74%.

Fue en este escenario donde surge la teoría desarrollada por Gary Becker en su libro “Tratado de Familia”. En el texto, este economista -que ganó el premio Nobel en 1992- explica que la información “no esperada” que se obtiene después de casarse al ir conociendo con más detalle a la persona, reduce los beneficios de continuar casado, razón por la cual las personas toman la decisión “racional” de separarse. Y aunque esto es válido tanto para el primer como para el segundo matrimonio, diversos factores inciden en que el segundo intento pueda llegar a ser todavía “más complicado” que el primero.

“Si tu primer matrimonio duró tres o cinco años, nada garantiza que la segunda vez sea para siempre”, explica Sandra Quijada. Es que, a pesar de que en el fenómeno de la renupcialidad influye el hecho de que en la sociedad se vive una mayor flexibilidad y confianza hacia el matrimonio (en especial tras la entrada en vigencia de la ley de divorcio), una vez en la nueva relación se experimenta una menor tolerancia en las parejas.

La teoría enfatiza el hecho de que el matrimonio es una decisión económica, situación que en tiempos pasados, cuando las uniones eran arregladas por las familias, no era objeto de cuestionamiento. No obstante, con el devenir del pensamiento moderno y con la creencia de que es el “amor” el que debe determinar si una pareja debe o no estar junta, numerosa información acerca de la pareja se desconoce hasta el momento en que comienza la convivencia, explican los especialistas.

“Cuando estás en una sociedad conyugal, te das cuenta de que procesaste mal la información y van apareciendo antecedentes que pueden desestimar el valor de mantener esa relación”, afirma Quijada. La teoría de Becker, por ejemplo, dice que el número de hijos y las edades de estos es una variable importante en la determinación de mantenerse o no casado: a mayor cantidad de hijos y a menor edad de los niños (menores de seis años), más baja es la probabilidad de separarse. Datos que fueron corroborados en Chile por el estudio Determinantes Socioeconómicos de la disolución Matrimonial (2006). En este análisis, se muestra que el 39,62% opta por no tener hijos en su segunda relación.

LOS TUYOS, LOS MIOS Y LOS NUESTROS

Pero existen otros factores que también complejizan las segundas relaciones. Claudia Rodríguez, académica de la Escuela de Sicología de la U. Andrés Bello, señala que en la renupcialidad se parte de un punto muy distinto al del primer matrimonio. “Es muy probable que existan hijos de la anterior relación, de parte de uno o ambos miembros. A eso debes sumar los nuevos hijos que puede tener esa pareja”, dice. Todo esto involucra procesos de adaptación que suelen ser muy complejos, tal y como le ocurrió a Claudio con su pareja. “La llegada de mi hija en la nueva relación complicó mucho las cosas, al punto que llegó a ser insostenible”, reconoce.

Para el sicólogo clínico experto en parejas de la Universidad Central, Fernando Urra, también incide el hecho de que, de manera inconsciente, todos tendemos a seguir similares patrones sicológicos a la hora de escoger una pareja. Según explica el sicólogo, el patrón tiene que ver con lo que uno busca en esa persona: que sea alegre, extravertida, segura de si misma, etc. “Lo más frecuente es que se vuelva a elegir a la pareja por los mismos patrones, entonces, se vuelven a repetir los mismos conflictos. Es lo que se ve en la consulta con mayor frecuencia”, dice el especialista. Esta situación explica porque algunas personas se separan y casan tres, cuatro y hasta seis veces.

Los sicólogos coinciden en que un tercer factor que puede afectar es la tendencia a casar de nuevo muy rápidamente, en especial por parte de los hombres. Esta “prisa”, por emprender una nueva relación, evita que las personas vivan el duelo que se necesita para superar traumas y experiencias negativas del pasado, todo lo cual también incide en el éxito de la nueva relación.

latercera.com

Emoticones

.

{ Comments on this entry are closed }

.

La menopausia quirúrgica precoz, ligada a la disminución de la memoria

Las mujeres que se someten a menopausia quirúrgica (la extirpación de ambos ovarios antes de la menopausia natural y, a menudo acompaña a una histerectomía) a una edad temprana pueden tener mayor riesgo de disminución de la memoria y habilidades de pensamiento, según un estudio dado a conocer este lunes y que será presentado en la 65 reunión anual de la Academia Americana de Neurología, que se celebra en San Diego (Estados Unidos), del 16 al 23 de marzo.

“Si bien hemos encontrado una relación entre la menopausia quirúrgica y la disminución de la memoria y el pensamiento, las mujeres con más terapias de reemplazo hormonal tenían descensos más lentos”, explicó el autor del estudio, Riley Bove, de la Escuela de Medicina de Harvard, en Boston (Estados Unidos), y miembro de la Academia Americana de Neurología. Así, los investigadores plantean si estas terapias tienen un efecto protector contra el deterioro cognitivo y si las mujeres que experimentan la menopausia quirúrgica temprana deben tomar después estas hormonas.

El estudio incluyó a 1.837 mujeres participantes en un proyecto sobre memoria y envejecimiento del Centro Médico de la Universidad estadounidense de Chicago, de las cuales el 33 por ciento se había sometido a menopausia quirúrgica. Las mujeres recibieron varios tipos de pruebas que medían las habilidades de pensamiento y memoria y los científicos registró la edad en el inicio de la menstruación, los años de ciclos menstruales y el uso y la duración de terapias de reemplazo hormonal.

La investigación demostró que las mujeres que se sometieron a la menopausia quirúrgica, la edad más temprana del procedimiento se asoció con una disminución más rápida de la memoria a largo plazo en relación con conceptos e ideas, con el tiempo y los lugares y en las capacidades cognitivas generales. Los resultados se mantuvieron igual después de considerar factores como la edad, la educación y el tabaquismo, asociaciones que no se observaron en las mujeres que tuvieron la menopausia natural. También había una asociación significativa entre la edad de la menopausia quirúrgica y las placas relacionadas con la enfermedad de Alzheimer.

 

.

{ Comments on this entry are closed }

.

Relacionan el humo de segunda mano durante el embarazo con los problemas conductuales en los niños

Las mujeres del estudio no eran fumadoras

Los niños cuyas madres fueron expuestas al humo de segunda mano en el embarazo podrían estar en mayor riesgo de problemas conductuales, según un estudio reciente.

Investigadores de la Facultad de Enfermería de la Universidad de Pensilvania hallaron que la exposición prenatal al humo de segunda mano, o humo ambiental de tabaco, se relacionaba con problemas de atención y agresividad. Añadieron que a los niños expuestos al humo de segunda mano en el útero también les iba peor en las pruebas de lenguaje, habla e inteligencia.

“Estos hallazgos podrían informar a los esfuerzos de salud pública por reducir el tabaquismo en público, y subrayan la necesidad de incluir la evitación [del humo ambiental de tabaco] como un componente potencial de la atención prenatal entre las mujeres embarazadas”, aseguró Jianghong-Liu, profesora asociada de la Facultad de Enfermería de la Universidad de Pensilvania, en un comunicado de prensa de la facultad.

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores analizaron información sobre 646 niños y sus madres que vivían en China, un país donde el 70 por ciento de los hombres fuman.

Usando una lista de comprobación común de problemas conductuales y emocionales en los niños, los investigadores hallaron que el 25 por ciento de los niños cuyas madres fueron expuestas al humo de segunda mano tenían problemas conductuales. En cambio, los problemas conductuales afectaban el 16 por ciento de los niños cuyas madres no fueron expuestas al humo pasivo. Los investigadores anotaron que a los niños cuyas madres inhalaron humo de segunda mano también les iba peor en pruebas de trastornos de la conducta.

“Dada la alta prevalencia de la exposición [al humo ambiental de tabaco] entre las mujeres embarazadas en China, y los abarcadores efectos de los trastornos conductuales infantiles sobre los resultados de salud pública, reducir [esa] exposición es esencial para mejorar la salud no solo de las madres y sus hijos, sino de la sociedad en general”, concluyó Liu. “El mensaje clave para las mujeres embarazadas es que protejan a sus fetos en desarrollo de la exposición al humo de segunda mano”.

El estudio tomó en cuenta la educación, el empleo, el estado civil y los problemas psicológicos de los padres. Sin embargo, los investigadores anotaron que se necesita más investigación para confirmar sus hallazgos.

El estudio aparece en una edición reciente en línea de la revista NeuroToxicology.

Aunque el estudio halló una asociación entre las mujeres embarazadas expuestas al humo de segunda mano y los problemas conductuales en sus hijos, no probó causalidad.

.

{ Comments on this entry are closed }

Chistes g´raficos

{ Comments on this entry are closed }

.

Tres horas antes de acostarnos no debemos trabajar

El autor del best seller mundial Duérmete niño, habló ayer sobre el sueño como fuente de vida, las causas del insomnio y la forma de combatirlo en la conferencia inaugural de las jornadas “Veïns i salut” que organiza el Ayuntamiento de San Vicente del Raspeig.

¿Cuáles son las causas del insomnio?

Existen más de cuarenta causas diferentes. Lo sufre desde aquel que se toma cinco cafés y diez coca-colas al día, hasta el que toma estimulantes, gente que consume drogas o quienes se despiertan porque sufren algún tipo de dolor. Pero hay una causa, que cada vez resulta más frecuente: el acúmulo de tensión y de estrés durante el día. Actualmente más del setenta por ciento de las consultas en las unidades del sueño las plantean personas que permanecen muy activas a lo largo de todo el día y por la noche tienen problemas para desconectar.

¿ Y están aumentando tanto estos casos?

Sí. En los últimos años se está notando muchísimo a consecuencia de la crisis económica.

¿Existe un buen tratamiento para el insomnio?

Todas las causas pueden ser tratadas e incluso llegar a ser curadas. Cuando el problema es la ansiedad y el estrés, antes que tomar medicamentos lo importante es saber que el sueño se tiene que ir preparando a lo largo de la jornada y no se puede ir a dormir de golpe. De hecho, tres horas antes de acostarnos no debemos de hacer ninguna actividad que tenga que ver con nuestro trabajo habitual. Además hay que adoptar unas normas higiénicas como no beber alcohol, café, tomar pasta ni tampoco derivados lácteos. Por otra parte, hay cosas que se pueden hacer y que a unos les irá mejor que a otros como leer o escuchar la radio, pero en todo caso hay que desconectar.

Si no hay que trabajar tres horas antes de acostarnos a dormir, supongo que en España habrá más insomnio que en otros países por nuestro peculiar horario laboral.

No hay más insomnio sino que se duerme menos. Si dormimos habitualmente entre cinco y seis horas al día, vamos cortos de sueño. Eso genera un 40 por ciento más de problemas de ansiedad, depresión o gastrointestinales, entre otros. En España se duermen cuarenta y cinco minutos menos de la media y hay que decir que es necesario cambiar los horarios.

Después de haber vendido tres millones de ejemplares de su libro sobre el sueño en la niñez, que se ha traducido a veinte idiomas, ¿cambiaría algo del texto teniendo en cuenta las últimas investigaciones en la materia?

Sí. Vamos a publicar un libro nuevo, actualizado, porque ahora sabemos cómo se debe dormir a los niños desde que toman pecho, incluso desde el mismo día en que nacen.

¿Qué consejo puede dar a los padres?

Sobre todo, que no se preocupen porque seguro que son los mejores padres del mundo. Que tengan en cuenta buenas normas, informándose bien con la lectura de libros escritos por científicos y no por gurús.

¿Se puede prevenir el insomnio durante el embarazo?

Lo estamos estudiando, pero el niño sigue su ritmo y no se deja influir por el de la madre. Por eso a veces la despierta en mitad de la noche o está quieto a las cuatro de la tarde. Sólo podemos enseñarle cuando nace y entonces somos los que les cambiamos los hábitos.

Los consejos que dan programas como “Supernanny”, ¿son apropiados o distorsionan?

Todo lo que está hecho de forma seria y con rigor, consultando a profesionales, es totalmente correcto. Se trata de enseñar a los papás, que son los mejores educadores. Pero actualmente -sobre todo las mamás, que tienen menos tiempo para estar en casa por su incorporación al mercado laboral-, como no están el tiempo que quisieran con los niños tienden a consentirlos y hay muchos maleducados. Pienso que ese tipo de programas pueden ser correctos.

 

.

{ Comments on this entry are closed }

Prevenir la enfermedad renal podría reducir las muertes por diabetes, señala un estudio

La mortalidad a los diez años entre los que sufrían de ambas afecciones fue del 31 por ciento

La clave para que las personas con diabetes tipo 2 vivan una vida larga y saludable podría ser evitar la enfermedad renal, ahora que una investigación reciente halla que la combinación es particularmente letal.

El estudio halló que las tasas de mortalidad a diez años entre las personas con diabetes tipo 2 y enfermedad renal superan el 31 por ciento. Pero para las personas que solo sufrían de diabetes tipo 2, la tasa de mortalidad tras una década fue del doce por ciento. Entre las personas sin ninguna de las dos afecciones, la tasa de mortalidad a los diez años fue de alrededor del ocho por ciento.

“A todos nos han entrenado para pensar que la diabetes tipo 2 es algo malo, pero es particularmente mala cuando también se sufre de enfermedad renal”, advirtió la autora del estudio, la Dra. Maryam Afkarian, especialista renal y profesora asistente de medicina de la Universidad de Washington, en Seattle.

Por otro lado, “hallamos que la diabetes tipo 2 podría no afectar tanto la mortalidad si no se contrae enfermedad renal”, señaló.

Los resultados del estudio aparecen en la edición de febrero de la revista Journal of the American Society of Nephrology.

Las personas con diabetes tipo 2 no producen suficiente insulina ni usan la insulina de forma adecuada. La insulina es una hormona necesaria para transformar la comida en energía. En EE. UU., alrededor de 26 millones de personas tienen diabetes, y ese número está en aumento. Hace mucho que se asocia la diabetes tipo 2 con un mayor riesgo de muerte, sobre todo debido a la enfermedad cardiovascular. Y la enfermedad renal es común entre las personas con diabetes tipo 2.

Para comprender mejor cómo ambas enfermedades se comportan en conjunto, los investigadores revisaron diez años de datos de la Encuesta nacional de salud y nutrición de EE. UU., sobre más de 15,000 personas. Alrededor del 42 por ciento de las personas con diabetes tipo 2 tenían enfermedad renal, hallaron.

Cuando los investigadores controlaron los datos para tomar en cuenta factores como la edad, el sexo y el índice de masa corporal (un cálculo que se basa en el peso y en la estatura) además de la duración de la diabetes, las tasas de mortalidad siguieron siendo altas para las personas con enfermedad renal y diabetes, de alrededor del 23 por ciento. La mortalidad a los diez años entre los que solo tenían diabetes tipo 2 fue de alrededor del 9 por ciento cuando los datos se ajustaron por esos factores, mientras que la tasa de mortalidad entre las personas que no sufrían ni de diabetes ni de enfermedad renal fue de más o menos el tres por ciento.

“Como esperábamos, los que sufrían de diabetes y enfermedad renal tenían un riesgo de mortalidad mucho más elevado”, comentó Afkarian.

“Claramente, no hemos llegado al punto de poder detener la diabetes tipo 2”, planteó, “así que la próxima pregunta es qué sucede si podemos mantener los riñones sanos”.

Apuntó que los esfuerzos de prevención se deben enfocar en las personas que tienen diabetes pero no enfermedad renal. “Hay que intentar controlar los factores de riesgo para prevenir la enfermedad renal”, sugirió. Y el mayor factor de riesgo es la glucemia fuera de control.

Sin embargo, el desarrollo de la enfermedad renal también tiene un componente genético, dijo. Así que si se portan esos genes, quizás se desarrolle enfermedad renal aunque la glucemia esté bien controlada. Pero para la mayoría de personas con diabetes tipo 2, controlar los niveles de glucemia puede ayudar a prevenir la enfermedad renal, o al menos ralentizar su avance, aseguró.

El Dr. Joel Zonszein, director del Centro Clínico de Diabetes del Centro Médico Montefiore de la ciudad de Nueva York, dio su visto bueno al análisis. “Muestra que si alguien está enfermo, se trata de un mal marcador”, comentó.

“Siempre tenemos que enfatizar la prevención mucho más. Hay una correlación firme entre la A1C (una medida a largo plazo del control de la glucemia) y la enfermedad renal. Y a las personas sin hipertensión tiende a irles mejor”, anotó.

Dijo que con frecuencia el problema es que “pasa mucho tiempo antes de que las personas sean diagnosticadas con diabetes tipo 2, y cuando son diagnosticadas, con frecuencia no se les trata lo suficiente, lo que lleva a una diabetes fuera de control”.

Zonszein dijo que muchas personas con diabetes tipo 2 que deberían tomar fármacos contra el colesterol y para la presión arterial no los toman. Afkarian señaló que las personas que tienen tanto diabetes tipo 2 como enfermedad renal deben ser vigiladas más de cerca por sus médicos.

Es importante recordar que es mucho más fácil prevenir la enfermedad renal que detenerla una vez aparece, enfatizó Afkarian.

“Hay mucho tiempo para intervenir antes de que aparezca la enfermedad renal”, comentó. “Puede hacer que las cosas sean muy distintas”.

 

{ Comments on this entry are closed }

Frases para el alma

{ Comments on this entry are closed }

.

Zapallitos rellenos al microondas

Ingredientes para preparar zapallitos rellenos

4 zapallitos tiernos
2 cucharadas de aceite
¼ taza de cebolla picada
50 gramos de jamón cocido y picado
¼ taza de queso rallado
1 cucharada de perejil
1 taza de miga de pan humedecido con dos cucharadas de leche
1 huevo
Sal
Pimienta

Cómo Preparar zapallitos rellenos

Lava y seca bien los zapallitos, corta al medio y retira su pulpa, coloca boca abajo cada una de las partes en un recipiente para microondas y cocina por unos 3 minutos. Deja escurrir.

Rehoga en el aceite la cebolla, luego agrega la pulpa de los zapallitos, el jamón, el queso, el perejil y la taza de pan. Mezcla bien, sazona con el huevo batido, sal y pimienta.

Sala las mitades de los zapallitos y rellénalas con la preparación anterior, ponlos en una fuente adecuada para microondas y cúbrelos con salsa blanca o bechamel, espolvoréalos con queso rallado y cocina tapado por unos 10 minutos al cien por ciento.

Deja reposar 5 minutos antes de consumir.

Porciones / número de personas:4

Dificultad: facil

Tiempo de cocción: 15 min

.

{ Comments on this entry are closed }

Frase memorable

 

.

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas