From the monthly archives:

Marzo 2013

imágenes de autos

{ Comments on this entry are closed }

imagenes de calamares

¿Los calamares escuchan?

Es la pregunta que se han formulado el biólogo marino Aran Mooney, del Instituto Oceanográfico Woods Hole (WHOI) de Massachusetts (EE UU), y sus colegas. Para averiguarlo trabajaron con calamares de la especie Loligo pealei a los que colocaron dentro de tanques de agua,  previamente anestesiados, y les conectaron  electrodos para detectar las señales enviadas al cerebro. Además, en los tanques introdujeron altavoces sumergibles para reproducir sonidos dentro del agua. Los experimentos mostraron que este animal puede escuchar sonidos de baja frecuencia entre 30 y 500 Hz. Esto significa que los calamares son capaces de oír los sonidos de los arrecifes, del viento, de las olas, pero no las señales de ecolocalización de alta frecuencia que emiten los delfines y otros de sus depredadores naturales. Las conclusiones se publicaron en la revista The Journal of Experimental Biology.

El sentido del oído de los calamares no detecta los cambios de presión producidos por las ondas sonoras en el aire, como ocurre en los animales terrestres. Por el contrario, Mooney asegura que el “oído” de estos cefalópodos marinos detecta su propio movimiento dentro de la onda sonora, y lo compara con una fruta suspendida en gelatina. “Si haces que la gelatina tiemble, la fruta también se mueve”, explica. Los calamares cuentan con dos órganos llamados estatocistos, situados en la base del cerebro, que guardan una curiosa similitud con la cóclea del oído humano. Cada estatocisto consiste en un saco hueco lleno de líquido con células pilosas. En la parte exterior del saco, las células pilosas están conectadas con los nervios, que a su vez se comunican con el cerebro.

Mooney quiere también investigar ahora si la creciente cacofonía de los sonidos generados por los humanos en el océano afecta al comportamiento del calamar y amenaza su supervivencia. “El sonido del océano está aumentando” ha dicho Mooney. “La navegación comercial, la exploración de petróleo y gas hacen muchísimo ruido. Y no sabemos cómo puede afectar a los moluscos a menos que sepamos lo que oyen”.

muyinteresante.es

Imágenes y cuidados de gatitos

.

{ Comments on this entry are closed }

fotografías osos Grizzly

El corazón de los osos cambia mientras hibernan

Una investigación publicada en la revista Physiological and Biochemical Zoology revela la compleja serie de cambios que experimenta el corazón de los osos grizzly (Ursus arctos horribilis) mientras hibernan.

Normalmente, un oso grizzly hiberna entre cinco y seis meses al año. Durante ese tiempo, el ritmo de su corazón desciende de 84 latidos por minuto cuando está activo a tan sólo 19. “Si un corazón humano redujera sus pulsaciones de este modo, ocurrirían muchas cosas perjudiciales”, explica Bryan Rourke, coautor del estudio. Para empezar, un latido tan lento hace que la sangre se “encharque” en las cavidades del corazón (aurículas y ventrículos). En un ser humano, el aumento de la presión haría que las cavidades se extendieran, y el músculo dilatado sería más débil y menos eficiente, llevando finalmente a un fallo cardíaco congestivo. “Los osos son capaces de evitarlo, pero hasta ahora no sabíamos cómo”, añade Rourke.

Usando datos obtenidos de osos en cautividad en la Universidad Estatal de Washington con ayuda un ecocardiograma, así como analizando el tejido cardíaco de osos salvajes, los científicos descubrieron que las proteínas del corazón cambian para adecuarse al ritmo de los latidos. Las contracciones del músculo cardíaco están controladas por una proteína llamada miosina con dos variedades, alfa y beta. La versión alfa produce un latido más rápido pero más débil. “Durante la hibernación, el músculo de la aurícula izquierda del corazón de los osos produce más proteína alfa”, explica Rourke. Esto hace que el latido sea más débil y evita daños en el corazón mientras la aurícula empuja al ventrículo izquierdo, una cavidad que se vuelve más rígida para evitar estirarse demasiado cuando la sangre se acumula.

Los científicos esperan que el hallazgo tenga algún día aplicación en humanos para el tratamiento de ciertas enfermedades.

muyinteresante.es

Recetas para Microondas Gratis

.

{ Comments on this entry are closed }

Mariposas monarcas

Mariposas monarca atractivo turístico en México

elnuevoherald.com.- ZITACUARO

Conoció al amor de su vida a 3,200 kilómetros (2,000 millas) de donde vive, en un encuentro casual que le produjo un cosquilleo de mariposas en el estómago, y ella se trasladó de ciudad para estar con él. Desde ya, me dijo Jason Skipton, no había mejor lugar para proponerle matrimonio que un remolino de mariposas anaranjadas y negras que habían migrado miles de kilómetros para reproducirse.

No importó que el maravilloso santuario de mariposas monarca se encontrase en una región del centro de México que se disputan los carteles del narcotráfico. Cuando Samantha Goldberger preparó su cámara y corrió para ubicarse junto a Skipton para sacarse una foto en el Día de los Enamorados, él se arrodilló y le pidió su mano.

“Este lugar es como un milagro. Y lo que sucedió con nosotros es milagroso”, comentó Skipton. “Nadie sabe por qué las monarca viajan tanto o por qué vienen aquí para encontrarse. Es inexplicable”.

Cada año millones de mariposas monarca migran del este de Estados Unidos y Canadá al centro de México, cubriendo un trayecto de 3,200 kilómetros o más, hasta una tierra boscosa donde abunda la tala de árboles y corre la sangre por la violencia del narcotráfico. Las mariposas rayadas llegan a fines de octubre y principios de noviembre para hibernar en abetos y forman ramilletes que parecen hojas en otoño. Despiertan en febrero, al calor del sol, y revolotean alegremente en busca de compañero para comenzar a reproducirse.

Esperé mucho tiempo para poder disfrutar esta escena mágica y escuchar la delicada música que producen las mariposas al agitar sus alas. Al subirme con mi esposo y un amigo al autobús que me llevaría de la Ciudad de México a Michoacán me pregunté qué turistas encontraríamos en un sitio tan hermoso y brutal al mismo tiempo. ¿Habría gente deseosa de viajar al centro de México después de que el gobierno estadounidense recomendara evitar toda visita que no sea esencial al estado de Michoacán?

En el autobús no parecía que hubiese más extranjeros para cubrir el recorrido de dos horas por la carretera de Toluca, por carreteras serpenteantes mientras transmitían la película “Secuestro” con subtítulos en las pantallas del vehículo. Nuestros anfitriones, Pablo y Lisette Span, nos habían dicho que comprásemos pasajes en la parada de taxis de la terminal de buses de Zitacuaro para el viaje de diez minutos hasta el Rancho San Cayetano. Lo hicimos y llegamos sin problemas.

Algunos amigos nos habían dicho que San Cayetano era uno de los sitios más lindos y encantadores para quedarse durante la visita a la región de las mariposas. Es también uno de los más caros, pero tiene jardines bien atendidos y las habitaciones son cómodas, con chimeneas y leños listos para ser encendidos durante la noche. Si bien hay mesas individuales en el comedor, los huéspedes generalmente se entremezclan y conversan, de modo que las cenas y los desayunos son en grupo. Pablo Span comió con nosotros la primera noche y, de la forma más diplomática posible, trató de explicarnos la realidad de la violencia en Michoacán.

.
.

{ Comments on this entry are closed }


Estadisticas